Cultura de una empresa: el experimento de los monos y los plátanos

cultura de una empresa

La cultura de una organización puede a veces tener una normas extrañas. Hoy he querido profundizar en el tema de la cultura de una empresa mediante un cuento interesante. Se trata de un experimento con monos y plátanos que llevó a condicionar algunos comportamientos. Tras una serie de sucesos, los monos actuaron de una forma diferente a la inicial. El experimento modificó el equivalente para ese grupo de estudio a la cultura corporativa. Es un cuento que puede ser muy interesante para cualquier empresario.

El experimento de los monos y los plátanos

Unos científicos decidieron probar el comportamiento de un grupo y diseñaron una serie de experimentos con monos para valorar sus reacciones frente a premios y castigos. Para eso agruparon a 5 animales en una habitación especial. Colocaron una cesta con comida colgada del techo así como una escalera que permitía alcanzarla.

Como era previsible, en cuanto se percataron de la presencia de suculentos manjares, los monos intentaron subir por la escalera. Pero, cada vez que alguno de ellos lo intentaba, los científicos accionaban una ducha con agua helada que mojaba a todos los simios. Al poco rato, cesaron los intentos.

Entonces los científicos sustituyeron a uno de los monos por uno que no había presenciado el experimento anterior. En cuanto vio la cesta, quiso trepar hacia ella, pero enseguida los otros 4 monos, temerosos de recibir otra ducha fría, le apalearon antes de que pudiera siquiera pisar el primer escalón.

Luego, los científicos remplazaron cada uno de los cuatro monos originales. Cada vez que entraba un simio nuevo, notaban como sus compañeros le pegaban en cuanto quería subir hasta la cesta. Incluso pudieron apreciar como los que más fuerte pegaban eran aquellos que desconocían la existencia de la ducha fría.

Al final del experimento, no quedo ningún mono de los 5 originales, y a pesar de eso, ninguno se atrevía a subir por la escalera. Al contrario, si se introducía un nuevo mono que quisiera hacerlo, se lo impedían y le daban una paliza.

Moralejas:

  1. Los prejuicios son muy poderosos, pero suelen ser totalmente desconectados de la realidad. Un comportamiento que podía ser justificado y racional en su tiempo puede perfectamente perdurar a pesar de que los motivos que le dieron lugar hayan desaparecido.
  2. Cuestionar las normas del grupo te expone a enfrentamientos. La mayoría de las personas se sienten cómodas cumpliendo con un código, aunque sea absurdo. Si quieres hacer las cosas de otra forma les obligas a salir de su zona de comodidad y provocas reacciones negativas.
  3. Si quieres conseguir el premio, tienes que cuestionar las normas. La locura es seguir haciendo lo mismo pensando que vamos a conseguir resultados diferentes.
  4. Una mirada externa suele ver las cosas más claras. Escucha opiniones de terceros. Los monos de fuera ven el premio donde tú solo vez problemas.

Es importante que tomes en cuenta esas reflexiones, por la cultura de una empresa suele incorporar algunas creencias y prácticas un poco extrañas. Puedes por ejemplo recordar el post que hicimos hace tiempo sobre la oficina inútil de un banco francés. Trabajaban para nada, simplemente porque “siempre se había hecho así”.

Artículos relacionados:

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *