3 ideas de negocios en la calle para los cuales no necesitas local

Montar un negocio a pie de calle tiene muchas ventajas, pero también representa un coste muy notable, cuando sumas la inversión inicial en obras, muebles y equipos, además por supuesto del alquiler mensual. Por eso, he pensado en compartir contigo tres ideas de negocios sin local que sin embargo no se hacen desde casa, sino directamente en la calle. Y no, ninguno es un puesto de vendedor ambulante, que para eso hace falta una licencia.

Escape room en la calle

¿Estás familiarizado con el concepto de habitación de escape, más conocido bajo la denominación inglesa “escape room”? Se trata de una actividad lúdica, durante la cual los participantes se enfrentan en grupo al reto de salir de la habitación, descifrando distintas enigmas y resolviendo rompecabezas. Lo cierto es que en los últimos años, los locales dedicados a este tipo de actividad se han multiplicado.

¿Pero, y si pudieras crear una historia con sus enigmas y sus misterios en las mismas calles de tu ciudad? Es la idea que ha puesto en marcha el creador del concepto “Escape the streets”, aprovechando el mobiliario urbano, la historia y los monumentos de Valencia para crear un relato misterioso que los jugadores pueden intentar resolver de forma cooperativa. Para un negocio de este tipo no necesitas prácticamente nada de inversión inicial, tan solo imaginación para crear unos retos que tus clientes puedan disfrutar sin aburrirse ni quedarse atascados.

Entrenador personal

Montar un gimnasio es una inversión muy significativa. Sin embargo, trabajar como entrenador personal no tiene por qué implicar tener un local, especialmente en un país como España donde el clima en muchas ciudades es templado incluso en invierno. De esa forma, se pueden aprovechar los parques, la playa (cuando la hay), e incluso las instalaciones de fitness en libre servicio para ayudar a tus clientes a entrenar.

De nuevo, estamos hablando de una inversión mínima. Probablemente tengas que comprar algunos elementos para usar en las sesiones, pero por motivos obvios no serán ni voluminosos ni caros. Por ejemplo, puedes comprar unas cintas TRX, tan de moda últimamente, que permiten hacer ejercicios de musculación aprovechando el peso del cuerpo.

Guía “gratis” para turistas

Las visitas guiadas han cambiado mucho en los últimos años, sobre todo con la aparición del concepto de “free tour” (visita gratis), que ha roto el esquema tradicional. En este caso, un guía ofrece sus servicios gratuitamente, o más exactamente a cambio de la voluntad. Cuando termina la visita las personas son libres de no dar nada, si no les ha gustado, o de dar la cantidad que quieran. Unos turistas considerarán que la visita vale 5€, otros 10€, pero por lo general, las personas pagan.

Si vives en una ciudad turística, seguro que este tipo de concepto ya existe. Para no competir frontalmente con otros profesionales o empresas, puedes elegir un punto de encuentro diferente, aunque emblemático. Y si ves que ya hay muchos tours de visita del centro histórico o similar, puedes montar tu propia ruta alternativa, presentando los aspectos más insólitos de la ciudad. De esa forma, los turistas que ya hayan estado en las visitas guiadas tradicionales quizás quieran profundizar con una visión diferente. Y si ofreces algo más que el recorrido habitual, hasta puedes convencer a los propios habitantes de la ciudad. Por ejemplo, aquí en Valencia he visto alguna vez anunciada para Halloween una ruta de los lugares más espeluznantes de la ciudad, es decir sitios que habían sido testigos de crímenes o historias parecidas.

Al igual que las otras dos ideas, no te hace falta invertir casi nada para iniciar este negocio. Bueno, quizás tengas que imprimir algunos folletos explicativos para tus clientes, pero poco más.

¿Cómo darte a conocer?

Uno de los retos de esos negocios es que al no tener local en la calle, no tienen mucha visibilidad. En el caso del entrenador personal, es difícil que alguien te pare a pedirte la tarjeta mientras asistes a uno de tus clientes en el parque. En el caso del “free tour” y del “escape room” en la calle, es más probable que alguna persona se acerque a preguntar, ya que llamarán más la atención. Pero serán casos puntuales.

  • Al principio, vas a necesitar aprovechar al máximo la visibilidad online que puedas tener, sea pagando anuncios en Google o Facebook, sea creándote un blog temático que enlace a tus servicios (o un canal Youtube, o un podcast), o por cualquier otro medio a tu disposición.
  • También puedes ir repartiendo folletos en la calle. Para el negocio de visitas guiadas puede funcionar muy bien si entregas los papelitos solamente a los turistas.
  • Si tienes contactos, deberás contar con ellos para llegar a más gente.

Luego, con muchos de esos negocios podrás contar con la reputación y el boca a boca para conseguir nuevos clientes, si haces las cosas bien y destacas. Es particularmente cierto en el caso del entrenador personal y del negocio de escape en las calles. También vale para las visitas guiadas: a menudo los turistas hablan entre ellos, y se dan consejos, como ¿Vas a Valencia? Prueba el free tour que sale de la plaza de la Virgen.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*