La era de los comparadores

era de los comparadoresSi eres seguidor del blog desde hace algún tiempo, habrás visto como muchas veces hemos hablado aquí de los comparadores como buenas opciones para ideas de negocio. Y es que Internet es el sitio ideal para poder recopilar información y compartirla en cuestión de segundos. Por eso creo que estamos en la “era de los comparadores” y que eso va a ir a más.

Todo empezó por los buscadores

Los motores de búsqueda son algo así como los abuelos de los comparadores modernos. Ellos no tenían como objetivo realmente comparar productos y servicios, pero se dedicaron a organizar la información disponible en Internet. No era fácil, pero poco a poco mejoraron sus algoritmos, y hoy en día cuando uno busca un producto o servicio, normalmente encuentra en la página de resultados una lista de empresas que lo venden. Claro que no es una información muy fácil de usar. Hay que ir página por página para poder comparar, y además puede que por motivos de SEO, alguna compañía relevante ni siquiera aparezca. Pero abrieron el camino.

Los comparadores generalistas

Luego llegaron las primeras páginas de comparadores, que intentaban ayudar a los internautas a elegir entre distintos productos, comparando la información de distintas tiendas online. Lo que pasa es que esos comparadores eran muy generales, y se limitaban a comparar precios. No se incluían elementos importantes como las características técnicas de los productos, algo muy relevante para poder escoger.

Los comparadores especializados

Desde hace unos años, estamos en una fase donde los comparadores se han especializado por sectores, y así pueden ofrecer un servicio mucho más ajustado a las necesidades del usuario. El ejemplo quizás más famoso es el sector del seguro de coche, donde existen muchos parámetros, pero si el usuario rellena sus datos personales y de vehículo, luego accede a una verdadera comparativa de los productos de las aseguradoras, con las especificaciones principales de las pólizas.

Un comparador nuevo: Mister Comparador

Hablando de especializarse, hace unos días he tenido conocimiento de un nuevo comparador llamado Mister Comparador, que te permite elegir entre distintas ofertas de Internet, telefonía y televisión. Lo interesante del planteamiento es que no solo compara precios y características técnicas, sino que incluye la opinión de los usuarios. Se trata de un elemento más subjetivo pero muy relevante a la hora de elegir. Si muchas personas recomiendan o critican a un servicio, puede ser una información a tomar en cuenta.

Todos los sectores son potencialmente un mercado

Creo que la era de los comparadores va a seguir estando vigente. Poco a poco se crearán portales más especializados, adaptados a todos los mercados. Quizás un día exista uno que compare los servicios de elaboración de un plan de negocio por profesionales. No lo descarto. En teoría, no veo motivos para que cualquier producto o servicio pueda ser comparado, siempre que se haga en base a criterios razonados. Hay muchas ideas de negocio posibles.

Artículos relacionados:

FingerReader: la mayor innovación desde la invención del Braille.
Compra colectiva directa al fabricante
Servicio de mantenimiento de acuarios

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

2 pensamientos en “La era de los comparadores

  1. Carlos

    Hola,lo primero quería decirte que me ha resultado muy interesante tu artículo además de útil.
    Hace tiempo que tengo una idea que se que puede tener éxito y está relacionado con los comparadores y el mundo de la bici. El problema es que no se bien como empezar a darle forma a mi idea, debido a que mi formación es mecánica y trabajo en eólica.
    Se que éste no es el mejor canal para asesorarme,pero cualquier idea podrá ayudarme.
    Saludos!

    Carlos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*