Teyoland: un Ikea con productos fabricados en España

Teyoland-Ikea-espanol

Hace unas semanas abrió en Valencia Teyoland, un nuevo actor en el mercado de la distribución de muebles. Se trata de un concepto interesante, que a diferencia de sus competidores ha establecido colaboraciones con fabricantes españoles en su mayoría, apostando por un ecosistema que permita crear riqueza y mantener el tejido productivo.

Un concepto muy similar al modelo de Ikea

Como resido en Valencia, en cuanto he tenido conocimiento del concepto de Teyoland, no he podido resistirme al impulso de ir a conocer la tienda. Se trata de un espacio enorme (20.000 metros cuadrados), instalado dentro de la estructura de la Feria de Valencia (una decisión que tuvo cierta polémica). Pese a su gran tamaño es significativamente más pequeño que el primer Ikea que abrirá pronto sus puertas en Valencia (un gigante de 37.000 metros cuadrados en Alfafar).

La comparación con la marca sueca creada por Ingvar Kamprad es obligatoria cuando se habla de grandes superficies del mueble. Y en este caso hay que reconocer que la presentación se parece mucho. En la planta alta tienes que hacer un recorrido completo por todos los espacios de hogar (dormitorio, baño, cocina, salón, despacho) para llegar a lo que te pueda interesar. Abajo encontrarás una parte de jardinería y bricolaje, que se parece más al concepto de Leroy Merlin.

Al nivel de precios, me han parecido competitivos, muy en la línea de otras cadenas del sector.

Desde el punto de vista estético, han cuidado mucho los detalles, y la experiencia de compra (o de simple visita de curiosidad) es agradable.

Apuesta por los proveedores locales

El factor diferenciador de Teyoland, y lo que más me ha gustado es la apuesta por la fabricación local. En su página web, te detallan departamento por departamento la procedencia de los productos, y como podrás comprobar, la gran mayoría están fabricados en España. Incluso en algunos sectores (por ejemplo el salón) se enorgullecen de vender un producto 100% local (fabricado en Valencia).

España tenía antes de la crisis una potentísima industria del mueble, que como muchos otros sectores se ha visto arrastrada por el estallido de la burbuja inmobiliaria. En general se trataba de empresas de tamaño medio, que además de la crisis se tienen que enfrentar con la competencia directa de grandes superficies, Ikea en cabeza, que se suministran a menudo muy lejos de nuestras fronteras e incluso lejos de la Unión Europea.

Hace un par de año propuse en este mismo blog como ideas de negocio los conceptos basados en la fabricación nacional. El año siguiente redacté otro post advirtiendo de los peligros a medio y largo plazo de comprar en China (o países emergentes en general). Creo que buena parte de la crisis que conocemos en Occidente viene de habernos olvidado de la industria, de haber creído que podríamos producir mucho más barato lejos de nuestras fronteras sin consecuencias para nuestra economía. En este sentido, se agradecen iniciativa como la de Teyoland, que pueden beneficiar a todos, porque para luchar contra Ikea y similares, hacen falta conceptos que puedan rivalizar.

Unos principios difíciles

Lo que si tengo que lamentar respecto a Teyoland es que creo que no han apostado lo suficiente en comunicación. Están cerca de la autopista de Ademuz pero no es fácil verles desde la vía, ni he visto grandes carteles anunciando la tienda (como hacen todos los competidores). Cuando hablo con personas que viven en Valencia, muchos me dicen que han escuchado hablar de aquel “Ikea español”, pero nadie ha visto publicidad alguna.

Personalmente, como es un concepto que me gusta y no se encuentra muy lejos de donde vivo, me he acercado varias veces, y me ha parecido triste ver que la afluencia no es la que se esperaría para una tienda de esas características. Incluso estuve algún sábado, y aunque había gente, tampoco era nada de otro mundo.

De hecho según he podido leer en la página web de la empresa, después de algunas semanas que funcionamiento ya han tenido que ajustar un poco la plantilla.

Me parecería una pena que un concepto tan interesante no funcionase como debería por una falta de comunicación, y ha sido uno de los motivos por los cuales decidí escribir este artículo. Sé que mi audiencia es pequeña, pero confío en que al menos unos pocos valencianos conocerán el concepto por el artículo y se animarán a ir a curiosear.

Actualización: desde finales de año Teyoland ha cerrado de forma provisional, y preve volver a abrir en septiembre con una nueva estrategia y precios más bajos.

Segunda actualización: en julio de 2014 se anunció que Teyoland entraba en concurso de acreedores. Me parece una pena que un concepto que apostaba por el producto local no haya cuajado. En parte creo que la política de comunicación no fue adecuada, porque muchísimas personas nunca llegaron a saber que existía esta tienda (a cambio todos sabían cuando y donde iba a abrir Ikea en Valencia).

Artículos relacionados:

El éxito del concepto del drive en los hipermercados franceses
Proteger los ojos de los daños de las pantallas LED
Facilitador de negocios

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*