El plan de negocio

plan-de-negocio

 

Hace tiempo que no hemos hablado en el blog del plan de negocio, y creo que es un buen momento para recordar algunos conceptos sobre esta herramienta muy valiosa, siempre que se use correctamente (como pasa con cualquier útil).

 

 

¿Para qué sirve?

 

Tu plan de empresa tiene que ayudarte a mejorar tu proyecto. Si lo ves como un formulario que tienes que rellenar porque te lo ha pedido el banco, te estás equivocando. El valor añadido que puedes sacar de una elaboración concienzuda de tu plan de negocio es importante.

 

– Te permite ser exhaustivo sobre las problemáticas de tu negocio, y por lo tanto anticipar problemas.

– Te ayuda a entender los factores más relevantes para la rentabilidad del proyecto, lo que te lleva a optimizar tu inversión.

– Te sirve como carta de presentación para “vender” tu proyecto a inversores.

 

 

¿Cómo se elabora?

 

No existe un formato estándar, porque cada proyecto es diferente, pero aun así suele incluir unos elementos comunes a cualquier planteamiento de inversión:

 

– Una presentación de la idea y del modelo de negocio

– Un estudio de mercado (sector económico, clientes, competidores, etc.)

– Un plan operativo (como se va a organizar la empresa)

– Un estudio económico financiero (ventas estimadas, inversión, costes, gastos, rentabilidad, tesorería, retorno de la inversión, punto muerto, etc.)

– Una presentación del equipo promotor (demostrando su adecuación con el proyecto)

– Informes diversos sobre aspectos relevantes para el negocio (personal, legal, informática, medioambiente, etc.)

 

 

Información interesante para hacer un plan de negocio

 

Como hacer un plan de negocio: un blog que detalla paso a paso como elaborar este informe.

 

Plan de empresa: los artículos publicados sobre este documento en mi blog profesional, entre los cuales destacan un modelo para este tipo de reporte.

 

Plan de negocio: los servicios que ofrece mi consultoría para elaborar Business plans para proyectos pequeños, medianos y grandes.

 

 

 

Algunas ideas a tomar en cuenta

 

 

Adapta tu plan de negocio a tu proyecto. No aporta mucho valor añadido redactar un documento de 50 páginas para un microproyecto. Al contrario, si necesitas cientos de miles de euros o incluso millones para tu idea de negocio, es obvio que no puedes presentarte a los inversores con un documento de dos páginas hecho en media tarde.

 

 

Transmite seguridad. Tus hipótesis tienen que ser razonables y basadas en elementos contrastables. Tanto tu discurso como la presentación del documento deben demostrar profesionalismo y confianza en el proyecto. Mejor hablar en presente y nunca en condicional.

 

Pide ayuda. El plan de negocio bien hecho no es una varita mágica para conseguir financiación, pero ayuda. Para maximizar tus posibilidades, no dudes en pedir que te ayuden.

 

 

 

Artículos relacionados:

La propuesta única de venta: ¡diferénciate!

Aprender a conducir: teoría y práctica para emprendedores

Sobrevivir a la crisis, el ejemplo de las academias para oposiciones

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: plan de negocio

La felicidad de la primera venta

primera-venta

 

Recientemente he estado participando en un nuevo proyecto empresarial, que me ha permitido volver a vivir casi en primera persona uno de los momentos más emocionante del arranque de cualquier negocio: cuando se consigue el primer cliente.

 

 

El objetivo de cualquier empresa

 

El propósito de un proyecto empresarial es vender, y la única forma de llegar a este objetivo es por supuesto convencer a las personas susceptibles de estar interesadas por nuestros productos u servicios que se conviertan en clientes. Todo el plan de negocio van orientado a este objetivo, pero nada asegura que vaya a funcionar.

 

 

El primer cliente puede costar, según los sectores

 

Es evidente que si abrimos una tienda de ropa en algún centro comercial, el mismo día de la apertura haremos una venta. En este caso, lo difícil no será conseguir el primer cliente, sino llegar a un número suficiente de facturación para la rentabilidad de nuestro proyecto.

 

Pero en muchas otras actividades, especialmente la venta de servicios a empresas, se puede tardar mucho más en cerrar el primer trato. Después de campañas de publicidad, de llamadas telefónicas, y de reuniones variadas, en algún momento nuestros argumentos convencen, y un contacto decide convertirse en cliente.

 

 

La felicidad de los logros: grandes y pequeños

 

Una de las grandes diferencias entre emprender y ser empleado es la responsabilidad de los actos. Cuando montas tu propio proyecto, los logros y los fallos son todos tuyos. Por eso, cada vez que consigues algo, por pequeño que sea, lo valoras mucho más, porque sabes todo lo que ha costado, y te das cuenta que han sido tus acciones las que lo han permitido.

 

Conseguir el primer cliente es un momento dulce. No es que te vayas a pasar todo el día regodeándote, pero te produce una sensación de felicidad que sube el ánimo. Algo similar ocurre en otras ocasiones, por ejemplo cuando ya consigues resultados que te permiten vivir de tu proyecto, o cuando puedes contratar a un empleado porque el volumen de actividad ha crecido, etc.

 

 

 

Si quieres conocer de primera mano estas sensaciones, lo tienes fácil: ¡emprende!

 

 

Artículos relacionados:

Canciones para animarse cuando emprender se hace duro

La vida es corta. ¿Y si durase solo un año?

No sé que hacer con mi vida

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

 

 

Tags: primera venta

Canciones para animarse cuando emprender se hace duro

canciones-para-animarse

 

Hace tiempo que había pensado poner una pequeña selección de canciones para animarse. La música a veces tiene este poder de cambiarnos, llenándonos de sentimientos positivos cuando estamos estresados, deprimidos o sencillamente muy cansados. Es una mezcla de títulos en español y en inglés.

 

 

1º- Always look on the bright side of life (mira siempre el lado positivo)

 

Como gran fan de Monty Python que soy no podía hacer otra cosa que poner en primer lugar este título a la vez divertido e inspirador. Todo es relativo.

 

 

 

 

 

2º- Me siento bien

 

Una canción no muy antigua de Hombres G.

 

 

 

 

 

 

3º- I will survive (sobreviviré)

 

Esta versión de Cake es la que más me gusta de esta gran canción.

 

 

 

 

 

 

 

4º- Don’t worry, be happy (no te preocupes, se feliz)

 

Un clásico.

 

 

 

 

 

 

 

5º- Todo irá bien

 

Sí, me atrevo con una canción de Chenoa.

 

 

 

 

 

 

6º- We will rock you (te haremos moverte)

 

Uno de los grandes títulos de Queen.

 

 

 

 

 

 

7º- Three little birds (tres pajaritos)

 

 

Bob Marley te dice que no te preocupes, que todo saldrá bien. ¡Hazle caso!

 

 

 

 

 

 

 

8º- El Run Run

 

En general, las canciones de Estopa siempre levantan el ánimo.

 

 

 

 

 

Evidentemente, se podrían haber elegido otras canciones. Si piensas que alguna merecería estar en la lista no dudes en escribir en la sección de comentarios.

 

 

Artículos relacionados:

La vida es corta. ¿Y si durase solo un año?

No sé que hacer con mi vida

Como motivarse y seguir adelante hasta conseguir los objetivos

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

 

 

Tags: canciones para animarse

La propuesta única de venta: definición y ejemplos

https://crearmiempresa.es/propuesta-unica-de-venta.html

La inmensa mayoría de los negocios que se crean no son innovaciones espectaculares ni conceptos revolucionarios. Afortunadamente, porque si cada nuevo emprendedor montara una empresa tecnológica que rivalizara con Facebook o Apple, a medio plazo nos encontraríamos sin panaderías, bares o tiendas de ropa. Sin embargo, algo tienen en común todos los negocios: la propuesta única de venta. Te voy a dar una definición de un concepto muy importante al nivel comercial, y también algunos ejemplos.

Aprender a conducir: teoría y práctica

aprender-a-conducir

 

Si lo piensas bien, emprender es algo parecido a aprender a conducir. Necesitas mucha práctica para convertirte en un buen conductor y adquirir los reflejos proporcionados por la experiencia, pero si no tienes un mínimo de formación teórica, y no sabes las normas de la circulación, es muy probable que te estrelles.

 

 

La acción es lo que hace la diferencia

 

Indudablemente, todos los que consiguen grandes cosas en la vida lo hacen como resultado de sus acciones. Toman las decisiones más acertadas en los momentos adecuados, no tienen miedo a equivocarse y se arriesgan cuando otros se querían paralizados, recorrer mucho camino cuando la mayoría se cansa enseguida.

 

Todos actuamos, todos aprendemos a conducir pero unos pocos son los que se convierten en los grandes pilotos de Formula 1. Unos escogerán el camino muy respetable de ser conductores ejemplares, con conducción responsable, ningún accidente, y bonificaciones de seguros máximas. Otros cometerán la estupidez de creer que son pilotos y conducirán como locos en las carreteras normales, exponiendo inútilmente sus vidas propias y las de los demás.

 

De los que elijan ser pilotos de verdad, muy pocos conseguirán llegar a lo más alto. Entre el trabajo, el esfuerzo, el riesgo y el talento está la combinación secreta del éxito, que cada uno tiene que buscar por separado.

 

 

Es necesario conocer las reglas del juego

 

Aunque los pilotos de Formula 1 no tienen que aplicar las normas habituales de circulación, se mueven en una reglamentación cambiante y extensa, cuyo perfecto conocimiento es imprescindible para ganar.

 

Lo mismo sucede con el emprendedor. Dependiendo de su desempeño, le servirá una formación sectorial o un Master en Business Administración, pero lo que está claro, es que lanzarse sin tener conocimientos es asumir un riesgo innecesario, especialmente en proyectos de envergadura. Los conocimientos de gestión suelen ser muy relevantes, aunque al final, la diferencia las harán las acciones que tome el emprendedor.

 

Por eso, si crees que necesitas más formación en un área u otra, no dudes en buscar en Google términos como “mba madrid”, “mba barcelona” o la combinación más adecuada entre la formación que buscas y tu ubicación geográfica. Hay mucha oferta disponible, probablemente más cerca de lo que pienses.

 

 

 

Artículos relacionados:

Sobrevivir a la crisis, el ejemplo de las academias para oposiciones

Profesiones con futuro gracias al crecimiento del uso de Internet

Gestión del riesgo: diversificar las opciones

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: aprender a conducir

El cuento del caballero y el escudero

cuento del caballero y el escudero

Espero que os guste el cuento del caballero y el escudero, creación 100% personal y artículo nº400 del blog. En la sección de historias y fábulas para emprendedores, tengo la costumbre de alternar cuentos conocidos con creaciones propias. Mi propósito es procurar ilustrar algunos consejos importantes relacionados con la creación de empresa. Hoy toca hablar de la relación con los empleados.

Abrir un restaurante sin servicio de mesa: idea de negocio

abrir un restaurante sin servicio de mesa

La idea de abrir un restaurante puede en un principio no parecer muy acertada. Es una actividad bastante cíclica, y que sufrió bajadas de facturación muy notables durante los años posteriores a la crisis financiera, o por supuesto, durante la pandemia. Sin embargo, mirando más de cerca, la evolución de los establecimientos sin servicio de mesa ha sido muy distinta al resto del sector, con un crecimiento muy sostenido a lo largo de los años. De allí que abrir un restaurante sin servicio de mesa pueda ser una idea de negocio interesante. Vamos a profundizar un poco el tema en este post.

¿Qué es un restaurante sin servicio de mesa?

Como el nombre indica, se trata de establecimientos que no atienden al cliente en la mesa, sino en el mostrador, o incluso a domicilio. En algunos casos, se puede consumir la comida en el local, y en otros solo se puede comprar para llevar. Los mayores actores del sector son las cadenas de comida rápida, en especial hamburgueserías como McDonald’s o pizzerías como Telepizza, pero los nuevos hábitos de consumo, quizás influenciados por la cultura norteamericana, también incluyen otros conceptos. Se pueden elegir opciones más sanas como el Poke, además de los tradicionales restaurantes chinos o japoneses. Y no olvidemos la multiplicación de los conceptos de hamburgueserías, generalmente de conceptos más Premium.

Datos estadísticos

Los restaurantes de comida rápida representaban en 2012 un mercado de unos 2.700 millones de euros, según DBK. Una década más tarde, su mercado casi se había duplicado, con una facturación de 4.700 millones de euros para 2022. Pocos sectores crecieron tanto durante los últimos dos lustros.

Ventajas de abrir un restaurante sin servicio de mesa

Normalmente, se trata de un formato muy estandarizado, que ofrece precios económicos y un servicio rápido al cliente. Hace falta menos personal para atender el mismo número de clientes que en un restaurante tradicional, lo que permite precios competitivos. Por otra parte, la estandarización facilita una reducción de costes y una mayor rentabilidad.

Conceptos interesantes

Quizás montar una pizzería, una hamburguesería o un concepto entorno a bocadillos no sea lo más apropiado, por la tremenda oferta y la alta competitividad de marcas ya muy conocidas. Pero hay sitio para muchos conceptos, entorno a la comida del mundo o a productos típicos españoles.

He tenido la oportunidad de asesorar por ejemplo a Frangus, hace muchos años (la primer versión de este artículo es antigua). Era un concepto de comida portuguesa para llevar, que abrió varios restaurantes en Madrid, y funcionó muy bien durante años, hasta que llegó la pandemia.

Hay muchas oportunidades de restaurantes sin servicios de mesa, con todo tipo de especialidades.

  • con las tapas (algo que hicieron en su tiempo 100 Montaditos y otros)
  • con especialidades francesas (crepes)
  • con la comida Tex Mex (ejemplo que ya citamos)
  • con la comida latina
  • con especialidades regionales

Es decir, que no es necesario vender hamburguesas, aunque es también una opción.

El reto es conseguir poner en marcha un concepto que se acabe convirtiendo en una referencia del sector.

 

 

Artículos relacionados:

 

 

Sobrevivir a la crisis, el ejemplo de las academias para oposiciones

sobrevivir-a-la-crisis

 

Cuando casi todos los sectores están en retroceso, no es fácil para un negocio sobrevivir a la crisis. En este artículo vamos a hablar de las academias, unas empresas antes muy rentables pero que han sufrido mucho últimamente. Daremos algunas pistas para sortear las dificultades y mantener el negocio.

 

 

Un sector muy rentable

 

Hasta hace muy poco, en España tener una academia de preparación a las oposiciones era un negocio a la vez muy habitual y muy prospero. Las administraciones (especialmente las locales) tenían mucha oferta de plazas cada año, mientras era todavía mayor el número de personas que por vocación o deseo de tener un puesto seguro querían presentarse.

 

Incluso, en los primeros años de la crisis el número de empleos públicos siguió creciendo, a pesar de la tremenda pérdida de empleo en el sector privado. Mientras las empresas mandaban a la calle más de un millón de personas, las administraciones contrataban 200.000.

 

 

La crisis destapó la sobrecapacidad del sector

 

Sin embargo, el alargamiento de la crisis y el desequilibrio de las cuentas públicas llevo al gobierno a tomar medidas, tanto de reducción de sueldos a funcionarios como de disminución drástica de oferta de plazas. Con un cierto plazo el número de búsquedas en Google sobre términos como “Oposiciones Barcelona” se redujo, síntoma de una menor demanda de cursos. En consecuencia, muchas academias perdieron clientes y un buen número de ellas cerraron.

 

Han sido muchos los sectores económicos en España que han estado sobredimensionados, debido al crecimiento artificial de la actividad generado en la burbuja de crédito (y especialmente la inmobiliaria). Pero que un sector tenga sobrecapacidad no significa que tenga que desaparecer: tan solo se tiene que adaptar a los nuevos tiempos.

 

 

Como reorientar el negocio

 

Sigue habiendo sitio para algunas academias. Quizás no tantas como antes, pero algunas pueden seguir dando beneficios, por ejemplo siguiendo estos consejos:

 

– Especialista en lugar de generalista

 

Ya no tiene sentido ofrecer todo tipo de carreras. Hay que centrarse en las que siguen ofreciendo oportunidades de contratación. Basta con analizar el Real Decreto de medidas urgentes de diciembre para ver los sectores públicos que van a seguir ofreciendo plazas y centrarse en uno o varios de ellos, ofreciendo la mejor preparación posible.

 

– Nuevos mercados

 

¿Sabías que en la ONU trabajan 1.500 españoles? Las instituciones internacionales como Naciones Unidas, la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional, y otros pueden ofrecer buenas oportunidades de trabajo a ciudadanos españoles cualificados. Una academia especializada en preparar candidatos para estos empleos públicos podría ser una buena idea.

 

– Reducir capacidad y esperar tiempos mejores

 

Las crisis siempre se acaban. Esta es particularmente larga, y viendo las estrategias de recortes empleadas por los gobiernos, es probable que se vaya alargando más, pero terminará. Y como la preparación de oposiciones puede representar varios años de estudio, no sería mala estrategia seguir ofreciendo servicio, aunque con menos densidad de cursos, para las personas que quieran volver a presentarse cuando reaparezcan las oportunidades. Eso sí, con una estructura muy reducida y unos servicios optimizados.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Profesiones con futuro gracias al crecimiento del uso de Internet

Gestión del riesgo: diversificar las opciones

Hundimiento del Titanic: los pequeños detalles hacen la diferencia

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: sobrevivir a la crisis

Scroll al inicio