¿Por qué usar estrategias de marketing promocional en tu empresa?

marketing promocionalEl mundo empresarial es un entorno muy competitivo, con cambios frecuentes e innovaciones que redistribuyen las cartas. Para triunfar hace falta destacar, conseguir visibilidad y convertirla en ventas. El marketing promocional es una de las herramientas que pueden usar los negocios para crecer. Vamos a ver de qué se trata, y sobre todo cuáles son las ventajas que este tipo de herramienta puede aportar a tu empresa para lograr sus objetivos comerciales.

¿Qué es el marketing promocional?

Se podría definir el marketing promocional como una estrategia dentro del campo del marketing que se enfoca en utilizar diferentes herramientas y técnicas promocionales para impulsar la venta de productos o servicios, así como para fortalecer la relación con los clientes. Más concretamente, sus principales objetivos son incentivar la compra, generar interés por los productos o servicios, aumentar la visibilidad de una marca y fomentar la fidelidad del cliente.

Una agencia de marketing promocional puede usar muchas armas, como descuentos, promociones, concursos, regalos, muestras gratuitas, eventos, patrocinios, entre otros. Con esas herramientas se busca crear un impacto directo y a corto plazo en el comportamiento del consumidor, motivándolo a realizar una compra, o a participar en determinada actividad promocional.

En definitiva, se podría resumir el marketing promocional como una serie de acciones específicas y temporales, que buscan aumentar las ventas y la visibilidad de una marca a través de incentivos y experiencias, las cuales, a su vez, generan interacción y atracción hacia los productos o servicios que se ofrecen.

¿Por qué usar estrategias de marketing promocional?

Aumento de la visibilidad y reconocimiento de marca

Las estrategias de marketing promocional permiten conseguir una visibilidad inmediata en un mercado cada vez más saturado. A través de promociones, descuentos, eventos especiales y regalos, las empresas consiguen llegar a un público más amplio. Lo logran porque ofrecen beneficios tangibles, que el consumidor valora, lo que ayuda a captar su atención y a diferenciarse de la competencia.

Eso sí, no vale ofrecer cualquier cosa. Como explicaba antes, el beneficio tiene que ser tangible. Piensa en el sueldo que ofrece una famosa marca de café, o el juego de Monopoly con miles de premios que organiza una cadena de hamburgueserías. Son incentivos muy atractivos para los compradores.

Generación de interés y engagement

Las promociones no solo atraen a nuevos clientes, sino que también ayudan a mantener a los existentes. Crear esos descuentos exclusivos, regalos o incentivos, fomenta un mayor interés por los productos o servicios de la empresa. Además, esas acciones promocionales en muchas ocasiones generan una interacción directa con el público. Eso permite fortalecer la relación cliente-empresa y aumentar el engagement, es decir que la conexión tenga significado, más allá de una simple transacción.

Incremento de las ventas y del tráfico en puntos de venta

Las estrategias promocionales tienen un impacto directo en las ventas. Ofrecer descuentos temporales, paquetes promocionales o regalos impulsa a los consumidores a tomar decisiones de compra más rápidas. Piensa en esos actos impulsivos en los supermercados cuando hay un producto en oferta en cabecera de góndola y los metes en el carrito sin pensarlo mucho.

Además, esas promociones pueden dirigir la afluencia de clientes hacia los puntos de venta físicos o hacia las plataformas de venta en línea, aumentando la exposición de la marca.

Construcción de fidelidad y lealtad de clientes

Cuando se hacen promociones no solo se trata de vender más, sino de crear relaciones duraderas con los clientes. Como se ofrecen beneficios adicionales y experiencias gratificantes, se fortalece la fidelidad hacia la marca. Los consumidores se sienten valorados, y tienen más probabilidades de regresar y recomendar la empresa a otros. Ese es el mejor caso posible, cuando tus compradores se convierten en embajadores de la marca.

Evaluación de nuevos productos o servicios

Sacar nuevos productos al mercado es muy arriesgado. Cada año las marcas prueban decenas de iteraciones y conceptos nuevos, y muy pocos sobreviven. Para maximizar sus opciones, el marketing promocional es una herramienta útil que permite evaluar la aceptación de esos nuevos productos o servicios. A través de muestras gratuitas, pruebas piloto o descuentos por primera compra, las empresas pueden recopilar información valiosa sobre la recepción de sus nuevas creaciones. Luego pueden adaptar y ajustar sus estrategias, aprovechando los datos recibidos.

Adaptación a diferentes momentos del ciclo de vida del producto

Acabo de citar como el marketing promocional puede ser útil en el lanzamiento de un nuevo concepto. Pero, lo cierto es que esas estrategias se pueden usar durante todo el ciclo de vida del producto, dentro del plan de marketing de tu negocio. Por ejemplo, pueden reavivar el interés y prolongar la relevancia de un producto que ya lleva tiempo en el mercado. O pueden servir para potenciar las ventas en momentos claves, algo especialmente importante cuando la estacionalidad es significativa.

Diferenciación y ventaja competitiva

Son muchas las empresas que usan el marketing promocional, pero es importante reflexionar en profundidad sobre qué estrategias vas a usar. Porque los clientes ya están muy acostumbrados a las promociones y ofertas. Para destacar, tendrás que plantear unas campañas que muestren los valores únicos de la empresa y lo que la hace especial. Si lo logras, conseguirás una ventaja competitiva significativa que te permitirá influir en las decisiones de compra de los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio