Como conseguir la experiencia para lanzar tu negocio

Si eres un lector habitual del blog, sabes que muchas veces hablo de lo fundamental que es  tener a un promotor empresarial con el perfil adecuado para la idea de negocio. Lo mejor es disponer de la formación académica, de la experiencia profesional y de las habilidades personales las más compatibles con el proyecto que se puedan. Hoy me voy a centrar en la parte de la experiencia.

Busca trabajo en una empresa del sector que te interesa

Ya lo sé, te gustaría montar tu negocio ya mismo, pero si no dispones de la experiencia adecuada, la estrategia más inteligente es invertir tiempo formándote en los aspectos prácticos, adquiriendo conocimientos mediante un trabajo en el sector que te interesa para emprender. En otras palabras, vas mirando el tablón de anuncios de empresas para encontrar las ofertas de empleo que mejor pueden encajar con tu proyecto.

Digamos que tu sueño es montar tu propia tienda de óptica. Eres recién graduado, no tienes experiencia previa, y vives en la ciudad condal. Pues lo que haces es buscar ofertas de empleo en Barcelona para trabajos de tu gremio, idealmente en empresas líderes del sector. De esa forma aprenderás las mejores prácticas, la relación con los clientes, y muchos más aspectos, como hacer contactos o usar software especializado.

¿Cuánto tiempo quedarse en la empresa?

Eso es muy variable. Depende de lo complejo que es el sector y de lo rápido que aprendas. Pero ya sabes cómo son las curvas de aprendizaje con los nuevos trabajos. Los primeros días todo te suena a chino, luego te enteras pero tardas muchísimo más que tus compañeros experimentados, y finalmente, después de algunas semanas, incluso meses, empiezas a ser más productivo e incluso a aportar ideas de mejora.

Saber cuánto tiempo te deberías quedar depende de ti, de tu percepción, y también de la cantidad de ahorros que quieres tener para montar tu proyecto. Porque esa es otra de las grandes ventajas de adquirir experiencia mediante un trabajo asalariado: mientras trabajas tienes un sueldo fijo y puedes ir acumulando capital para tu proyecto empresarial.

Personalmente, creo que quedarse menos de seis meses en un puesto de trabajo no permite acumular la experiencia necesaria, y estar más de 3 años realmente no aporta muchos más conocimientos. Entre año y medio y dos años suele ser una duración bastante adecuada para la mayoría de los casos. Pero como dije, es muy variable.

Cuidado con las cláusulas de no competencia

Una cosa es trabajar en una empresa para conseguir experiencia y buenas prácticas, y otra muy diferente es aprovechar el trabajo para estrategias poco éticas, como intentar llevarse a algunos clientes para tu nueva empresa cuando la hayas creado. De todos modos, en muchos trabajos, especialmente los comerciales, hay cláusulas de no competencia o de confidencialidad que limitan bastante lo que puedes hacer. Lo menciono porque es algo relevante en algunos ámbitos muy competitivos y no se puede hacer cualquier cosa.

Lo ves, si quieres emprender, a veces es recomendable empezar siendo empleado. ¿Lo habías considerado?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*