Recoger el metano producido por las vacas para producir un biocombustible y luchar contra el efecto invernadero

vacasHace unos meses habíamos hablado en este blog de una idea de negocio un tanto extraña, pero que tiene un gran potencial comercial, la del traductor para perros. Hoy la idea que vamos a ver es también sorprendente, pero responde a dos problemas relacionados con la energía y la contaminación. Se trata de recoger el metano producido por las vacas para convertirlo en biocombustible.

Un problema medioambiental

Cuando se habla de los gases a efectos invernaderos, la verdad es que se suele centrar el debate en torno al CO2, hablando de los coches de gasolina o diesel, o de los aviones, y dejando de lado otros gases como el metano producido por los animales domésticos como vacas y cerdos. Se estima que la digestión de los animales de ganado produce un 17% del metano. Es un gas cuyo efecto invernadero es sensiblemente mayor que el CO2, pero como la concentración en el aire es sensiblemente menor, tiene menos impacto.

Soluciones imaginativas

A veces, las soluciones más básicas pueden ser las más eficientes. Hace unos meses salió en la prensa que los científicos habían diseñado un aditivo para la comida que tenía como efecto reducir un 30% el metano producido por los animales. Pero antes de eso, en Argentina ofrecieron una solución mucho más simple, y que es el objeto de este artículo: recoger los gases emitidos por los animales vía una especie de mochila plástica.

Cada día una vaca puede emitir hasta 1200 litros de diferentes gases, entre los cuales unos 300 litros de metano. Esos gases se recogen en la mochila, con un dispositivo que según los científicos no hace daño al animal, y cada día se procesan los gases para separar el metano.

User comments

Fuente de combustible

El metano es un gas altamente combustible, y que puede servir de carburante para diferentes aplicaciones, incluyendo hacer funcionar una nevera, alumbrar o mover un coche. El metano recogido se comprime y se almacena en tanques para posteriores usos. Es un biocarburante que cuesta relativamente poco producir (implica usar otros productos en el proceso de separación de gases), y que se pensó en su origen como fuente de energía para zonas agrícolas sin acceso al servicio de gas natural. Según los científicos, la emisión diaria de metano de una vaca es suficiente para el funcionamiento diario de una nevera de 100 litros.

¿Triunfará la idea? ¿Veremos en el futuro a todas las vacas cargando mochilas? La verdad es que es difícil de imaginar, pero la idea es a la vez tan original, tan simple y tan eficiente (resuelve dos problemas), que merecía la pena ser citada.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*