¿Ser el primero en el mercado o ser el mejor?

ser el primero o ser el mejor

Pero eso ya lo hay. Es una de las frases que más escuchan los emprendedores cuando comentan su proyecto a otras personas. Viene muy relacionada con la creencia de que el éxito empresarial viene por ser el primero en ofrecer un nuevo producto o servicio. Si seguimos el razonamiento, ya no se deberían abrir nuevos restaurantes, bufetes de abogados o tiendas online, porque claro, ya los hay.

¿De verdad ser el primero en ofrecer un producto es tan ventajoso?

Hagamos un pequeño experimento. Busquemos cuantas personas han accedido a este blog con una búsqueda de palabras claves en The Wanderer. Ya te digo yo que ninguna, porque lo que fue el primer buscador ya no da servicio desde mediados de los noventa.

Bueno, entonces quizás alguna persona haya accedido al artículo desde su perfil en Friends Reunited, considerada por la primera red social. Poco probable aunque no imposible, porque sigue en funcionamiento.

Parece que no tenemos mucha suerte. Tengo una mejor idea: como los dispositivos móviles tienen tanto éxito, probablemente hayan lectores siguiendo esas líneas desde un Tablet PC de Microsoft. Sí. Lo has leído bien. La primera tableta tal las conocemos ahora la puso al mercado Microsoft en 2001… y no fue precisamente un exitazo.

Sin embargo, si me pongo a buscar personas que hayan llegado al artículo gracias a Google (que nació 3 años después del cierre de Wanderer), Facebook (imaginada casi una década después de las primeras redes sociales) o de un iPad (que salió al mercado varios años después del intento infructuoso de Microsoft), voy a encontrar muchas coincidencias.

Ninguno de los productos líderes en esos tres mercados fueron los primeros. Ni mucho menos. ¿Da que pensar, no?

Ofrece la mejor experiencia a tus clientes

Ser el primero da cierta ventaja, pero únicamente si tu producto es muy bueno. Tu preocupación no debería ser tener prisas por ser el primero en lanzar tu idea, sino por sacar el mejor producto posible. Por supuesto, no puedes pecar de perfeccionismo y perder el mercado por querer lanzar una oferta perfecta (nunca lo será). Pero debes pensar en la experiencia de tu cliente, y mejorarla continuamente.

El mundo cambia muy deprisa. Los modelos de negocio también. Pero algunas verdades quedan. Una de ellas es que a la larga, los que triunfan son los buenos productos. Los que se adaptan a las necesidades de sus clientes.

La analogía de los viajes espaciales

En el Universo, las distancias son tan grandes, que incluso yendo a la velocidad de la luz, tardaríamos años en llegar hasta la estrella más cercana de nuestro sistema solar. Como aun estamos muy lejos de alcanzar semejante velocidad, muchos astrónomos han anticipado que los primeros viajes espaciales podrían tardar décadas en alcanzar sus objetivos.

Al ser tan largas las misiones, es muy probable que el desarrollo tecnológico permita idear nuevos avances y que en la práctica, misiones lanzadas muchos años después lleguen a su destino antes que la primera. ¿Ves adonde quiero llegar?
Artículos relacionados:

Los modelos han cambiado
El 30% de las Pymes sigue usando Windows XP
100 personas a seguir en 2014 si eres emprendedor

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*