¡Se puede ser honesto y triunfar! El ejemplo de Miroslav Klose

se puede ser honesto y triunfarEs muy frecuente escuchar comentarios por parte de la gente diciendo que es imposible triunfar sin hacer trampa. Llamadme idealista pero sigo pensando que se puede, y especialmente en los negocios. Hace unos meses te hable de Dov Charney, un norteamericano que triunfó en el sector de la confección fabricando la ropa en Los Ángeles porque se negaba a aprovecharse de las deslocalizaciones competitivas. Pero hoy el ejemplo viene del fútbol, del máximo goleador de las fases finales del Mundial, Klose.

Un goleador nato

Miroslav Klose es uno de los futbolistas más longevos de la historia.  A los 36 años, sigue jugando para la selección alemana y anotando goles. Al nivel de clubes lleva más de 500 partidos y más de 200 goles, y con su selección es el máximo goleador de la historia, con 71 goles (en 136 partidos jugados). Pero la estadística por la cual seguramente se le recordará es sus 16 goles en las 4 fases finales de mundiales a la que participó, un récord que estableció anotando contra Brasil y que tendrá la oportunidad de ampliar en la final.

A contra corriente

A mí francamente Klose no me caía especialmente bien (tampoco mal). Ronaldo (el brasileño) me parecía un jugador más espectacular, y hasta me dio un poco de pena ver como Klose primero empataba con su récord (en la fase de grupos del mundial creo) antes de superarlo en la semifinal contra Brasil.

Pero entonces cambió mi opinión cuando descubrí más sobre la personalidad de ese jugador. Resulta que ha sido el protagonista de dos eventos que han demostrado su honestidad y que en el fútbol de la picaresca y del chanchullo son tristemente tan escasos que llaman la atención.

  • En 2005, cuando jugaba en el Werder Bremen, se enfrentó con el Arminia  Bielefeld. En un momento del partido, chocó contra el portero en el área y el árbitro decidió que había sido penalti, amonestando el portero. Klose inmediatamente informó al colegiado de que no había sido así, y que no había falta. El árbitro rectificó y no hubo penalti.
  • En 2012, jugando por el Lazio, equipo en el cual creo que sigue militando, fue el protagonista de otra acción memorable. En una lucha por marcar de cabeza, le dio con la mano al balón que entró en portería. El árbitro validó el gol. Los jugadores del equipo opuesto (el Nápoles), protestaron y el colegiado le acabó preguntando a Klose que había pasado. Este respondió que efectivamente, había anotado con la mano y que el gol no era válido. El gol no subió al marcador, y en estos momentos había empate a cero. El Lazio acabó perdiendo por 3 goles a cero.

Se puede ganar sin hacer trampa

Como explicaba en el artículo 10 pequeños pasos para cambiar el mundo, si quieres un mundo más honesto tienes que empezar por ti mismo. Y no creas que por respetar las reglas y ser honesto no puedes ganar. Quizás sea más duro, pero es posible. Y cuando dudes, siempre puedes pensar en que Klose lo logró.

Artículos relacionados:

Las preguntas que plantea el caso Blablacar
¿Es Internet un sitio natural para monopolios?
Cuarto aniversario del blog

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*