¿Qué trabajos van a ser automatizados en un futuro próximo?

conductor busLa automatización de procesos es una de las grandes tendencias de la economía moderna. Desde la primera revolución industrial hasta la actual revolución digital, las formas de trabajar han cambiado drásticamente. Se han creado nuevos tipos de empleos mientras se han destruido muchos otros. Vamos a ver cuáles son los trabajos más amenazados en el futuro cercano.

Conductores de vehículos de todo tipo

Los coches que conducen solo ya no son ciencia ficción. Las pruebas efectuadas por las distintas empresas que trabajan en esos modelos son concluyentes. Esos vehículos tienen menos accidentes que los conducidos por humanos. Quizás el cambio no se dé de un día para otro, pero se ven seriamente amenazados los trabajos como conductor de autobús, taxistas o camioneros.

Pero que el cambio tecnológico sea posible no necesariamente significa que vaya a ocurrir. Por ejemplo, en muchos países hay trenes totalmente automatizados sin conductor desde varias décadas, pero no se han generalizado a todas las líneas, posiblemente por la presión de los colectivos de trabajadores. Habrá que ver qué ocurre con el sector transporte.

Cajeros en supermercados

Ya hace unos años que existe la opción en varias cadenas de pasar uno mismo los artículos comprados por el lector de barras y pagar con tarjeta en una máquina. De momento no se ha generalizado el sistema, seguramente porque todavía las empresas no confían mucho en la honestidad de los compradores, y tienen que poner a un empleado para vigilar qué está pasando.

Pero podemos imaginar un futuro cercano en el cual los productos llevarán un chip y el cálculo de la cuenta se hará de forma automática, sin que el cliente pueda hacer trampa. Si esa tecnología se pusiese en marcha, los cajeros desaparecerían muy rápidamente, al menos en los hipermercados.

que trabajos van a ser automatizados en el futuroCamareros en restaurantes

Desde hace unos años, muchos restaurantes usan unas tabletas para hacer los pedidos. Esos aparatos mandan las órdenes a la cocina, evitando que el camarero tenga que ir y volver. Se pierde menos tiempo, por lo que se necesita menos personal.

Pero se puede imaginar que la modernización vaya más allá. Por ejemplo, que los propios clientes sean los que hagan sus pedidos desde la mesa (con una pantalla), y que un robot se encargue de llevar los platos a las mesas. Es algo muy factible, y como los robots no tienen horarios de trabajo ni sueldos, a la larga la inversión tecnológica compensaría a los propietarios de los establecimientos.

Analistas financieros

Hoy en día, mucha gente en el sector finanzas se dedica a hacer cuadros de seguimiento, informes, etc. Aportan valor analizando las tendencias y ofreciendo explicaciones sobre las variaciones. Pero, la verdad es que este tipo de trabajo lo podría hacer perfectamente un buen software. Quizás no al 100%, pero se podría automatizar una gran parte de los procesos, lo que significa menos necesidad de personal.

Periodistas

Ya hay una tendencia de fondo importante con la utilización cada vez más masiva de las noticias de agencias, que permiten a las publicaciones tener contenido sin tener que redactar mucho. Pero quizás solo sea el principio. No es difícil imaginar que un software pueda escribir un artículo con la previsión del tiempo, la evolución de la bolsa del día anterior o los resultados económicos del país. Todo lo que proceda de datos objetivos cuyas fuentes están identificadas podría hacerse con un programa.

Albañiles

Incluso trabajo que en principio parecían escapar a la automatización se pueden ver amenazados. Hoy ya hay una máquina capaz de poner ladrillos más rápido que un albañil. Esa máquina puede sustituir a tres trabajadores, aunque de momento necesita ser pilotada y completada por un humano, para las partes más delicadas donde la máquina no puede trabajar.

Gestores de inventarios

Los programas de gestión de inventarios se están perfeccionando, y con los datos de venta del negocio, son capaces de estimar que volumen de compra es necesario para tener un nivel de stock optimizado pero sin ruptura de inventario. De momento requieren supervisión, pero una vez que se identifiquen los fallos más habituales, se harán versiones más precisas y se prescindirá de la persona que gestiona el inventario.

Teleoperadores

Los programas de voz artificial están mejorando mucho, de la misma forma que los softwares de reconocimiento de voz son cada vez más óptimos. Eso significa que dentro de no mucho, todo el trabajo de un teleoperador podrá ser sustituido por un programa.

Médicos

La medicina es en gran parte una ciencia de probabilidades y de gestión de datos. Lo que hace un médico cuando un paciente le explica sus síntomas es relacionar esos elementos con la enfermedad más probable. Va preguntando algunos datos y al final opta por el diagnóstico más probable y el tratamiento correspondiente. Si no hay resultados, pasa al segundo diagnóstico más probable, y así sucesivamente.

Por lo tanto, no es tan difícil imaginar un software capaz de gestionar todas esas probabilidades. Con dos limitaciones.

  • La primera es conseguir que el paciente exprese la información de una forma fiable. Por ejemplo, no es raro que un médico le pida precisiones al paciente sobre el tipo de dolor que siente (localizado, agudo, difuso, intermitente, etc). El programa tendría que ser capaz de comprobar los síntomas preguntando cosas adicionales.
  • La segunda limitación es la exploración física del paciente, que suele ser parte fundamental para establecer cualquier diagnóstico. Diseñar máquinas automáticas para este propósito parece aun difícil y caro.

Sin embargo, se podría imaginar una introducción progresiva de softwares médicos en la profesión.

¿Qué otros trabajos crees que van a ser automatizados en un futuro cercano? Atrévete a comentar y volveremos a leer este post en unos años.

Artículos relacionados:

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*