¿Qué negocio me aconsejas que monte?

que negocio me aconsejasHe decidido escribir este artículo para responder una de las preguntas más frecuentes que me hacen. Detrás de esta interrogación se puede entrever una idea preconcebida que a mi juicio es errónea, según la cual existirían negocios rentables que cualquiera podría llevar a cabo. Voy a procurar explicar porque opino que es un error.

Las oportunidades de negocio se acaban saturando

Es cierto que hay momentos en los cuales algunos negocios parecen funcionar, sea quien sea la persona que los inicie. Son fases que recuerdan la fiebre del oro, y que se suelen saldar por una burbuja de oferta que acaba explotando.

  • En la época de la burbuja inmobiliaria, muchas personas se dedicaron a la compraventa de terrenos (y cualquier activo inmobiliario), sin necesitar casi experiencia previa ni contactos. Cualquiera podía ganar mucho dinero, pero el mercado era en gran parte ficticio. Cuando reventó la burbuja, las primeras empresas en cerrar fueron la de las personas menos preparadas para este negocio.
  • Ha habido muchos ejemplos de este tipo. Las políticas favorables a las energías renovables favorecieron la creación de miles de empresas dedicadas a la producción eléctrica por paneles solares. En este caso, no solo se saturó la oferta, sino que el Gobierno cambió drásticamente las reglas del juego, llevando fuera del negocio a muchísimas de esas empresas.
  • También podríamos citar como en espacio de pocos meses aparecieron y desaparecieron tiendas con la actividad de “compro oro”, o más recientemente, de venta de cigarrillos electrónicos.

Todo eso viene de una regla muy sencilla de mercado. Si de repente hay un mercado nuevo donde se puede ganar dinero, sin barreras de entrada, muchas empresas van a intentar participar en él. Al principio sobra demanda, luego sobra oferta, y luego las cosas se estabilizan: las empresas que lo hacen bien se quedan y las que no cierran.

No todo el mundo vale para todo

Aunque existiera un negocio cuya rentabilidad se pudiese garantizar (y no lo hay), el problema es que no todo el mundo podría llevarlo. Hay personas que directamente no están hechas para llevar un negocio (de cualquier tipo). Luego, dentro de las que tienen el perfil necesario, cada una tiene unas condiciones que la hace más apta para un negocio que para otro. Muchos factores entran en cuenta, pero especialmente dos: las aptitudes personales y la experiencia profesional.

Una persona con un perfil muy comercial y un gran conocimiento de los coches probablemente podría ganar mucho dinero en una actividad de compraventa de vehículos usados. Una persona con perfil comercial pero sin conocimiento del automóvil podría formarse y lograrlo después de un tiempo. Una persona con conocimientos pero que no sabe vender también podría aprender las artes comerciales y acabar teniendo éxito. Sin embargo, una persona que no tiene ni lo uno ni lo otro, lo mejor es que se dedique a otra cosa. Seguro que hay una actividad más adecuada para su perfil.

No te preguntes que negocio es bueno, pregúntate lo que sabes hacer y conviértelo en un buen negocio

No vayas buscando ideas de negocio rentables por allí, al menos no de forma genérica. Empieza por analizar lo que sabes hacer y lo que te gusta. Haz una lista de actividades y sectores donde crees que podrías hacerlo bien, y solamente después ponte a buscar ideas relacionadas con estas pistas. Y acabo con una frase que no me canso de repetir: lo importante no es la idea de negocio, es su ejecución. Como la ejecución depende de la adecuación entre el negocio y el equipo que lo lleva a cabo, suelo resumir el concepto en “no es la idea, es el equipo”.

Artículos relacionados:

Como identificar una buena idea de negocio
¿A qué esperas para construir tu red de contactos?
¿Emprender solo o con socios? Resultados de la encuesta

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*