¿Qué es un plan de empresa?

que es un plan de empresaSeguro que alguna vez has escuchado hablar del plan de empresa, plan de negocio, business plan o incluso plan de viabilidad (aunque este último es un concepto ligeramente diferente). Quizás ya tengas claro lo que es, quizás no. Por la dudas, te voy a hablar un poco más de esta herramienta muy útil para cualquier emprendedor o empresario consolidado.

Lo que NO es un plan de negocio

Permíteme empezar esta definición con una negación. Por lo general, no tiene mucho sentido definir las cosas por lo que no son, pero en este caso particular es preciso que lo haga, porque demasiadas personas se equivocan sobre lo que es un plan de empresa.

  • No es un formulario que tienes que rellenar porque el banco te lo ha pedido. Claro que muchos bancos, inversores u organismos te lo van a pedir, pero sería una gran equivocación pensar que la elaboración de un plan de negocio entra en la misma lógica que rellenar el impreso YB592 que te ha pedido la administración de turno la última vez que hiciste un trámite.
  • No describe lo que va a ocurrir, porque hasta ahora, que sepa yo, nadie sabe predecir el futuro.
  • No es un documento contable. De hecho no se limita a aspectos económicos, pero ese no es el punto: la contabilidad registra el pasado, el plan de empresa intenta acercarse lo más posible a lo que podría ocurrir si las circunstancias lo permiten.

Entonces, ¿qué es el plan de empresa?

Es una herramienta de decisión empresarial. Su propósito es ayudar al emprendedor y a sus posibles socios a entender los aspectos más importantes de la decisión de inversión en un proyecto. Puede servir para una empresa nueva, o para un desarrollo de actividad dentro de un negocio ya consolidado.

Para poder ayudar a tomar una decisión, el plan de negocio recopila aspectos sobre el mercado (que al fin y al cabo es lo que definirá el potencial de venta que tendrá el proyecto) y sobre los medios necesarios para llevar a cabo este proyecto, además de analizar los requisitos que puedan existir para esa actividad.

¿Cuánto cuesta tu proyecto?

La parte más sencilla del plan de empresa es sin duda la relacionada con los medios y los requisitos. Se puede saber sin demasiadas dificultades qué normas afectan el proyecto, cuanta maquinaría o cuantos equipos habrá que comprar, de cuanto personal se tendrá que disponer, si será necesario un local, y todos los aspectos similares. Un estudio meticuloso por parte del emprendedor permite conocer cosas tan importantes como los costes y gastos de su actividad, así como la inversión inicial necesaria y su respectiva financiación.

¿Qué ventas puede obtener?

Donde las cosas se complican notablemente es cuando se analiza el mercado para intentar estimar ventas.

  • En negocios tradicionales, estas predicciones son más sencillas, porque existen muchos datos de empresas similares. Sin embargo solo son previsiones. Te pongo un ejemplo. Imagina que vas a montar un restaurante en una calle de mucho paso en una zona con mucha demanda. Has estudiado los precios de la competencia y vas a ofrecer tarifas competitivas. En principio el negocio debería ir bien, pero a la hora de la verdad, es la gestión del negocio la que cuenta. Si eres muy bueno, puede que el restaurante sea un gran éxito, si eres muy malo, quizás tengas que cerrar.
  • En negocios innovadores, es decir cuando no existen datos comparativos, las predicciones todavía son más arriesgadas. Se pueden hacer estimaciones razonables usando datos contrastados y sentido común, pero la probabilidad de equivocarse es mucho mayor, simplemente porque no se sabe cómo los clientes van a acoger la nueva propuesta. Puedes hacerlo muy bien pero que no haya mercado porque lo que identificaste como una necesidad de mercado no era tal.

Sin embargo, aun sabiendo que las predicciones de ventas son muy inciertas, merece la pena hacerlas, porque permite saber si el negocio tiene un potencial de rentabilidad. Calcular el punto muerto (es decir cuántas ventas necesitas hacer para empezar a ganar dinero) es fundamental.

  • Un proyecto con mucha incertidumbre respecto a las ventas puede ser muy interesante si el punto muerto es bajo (en otras palabras el riesgo es grande pero la pérdida es pequeña).
  • Un negocio con un punto muerto relativamente alto puede ser interesante si se trata de un proyecto donde la incertidumbre es menor (como el restaurante del que hablamos antes).
  • Si finalmente tu proyecto tiene mucho riesgo y un punto muerto alto, o lo descartas, o lo ajustas para minimizar el riesgo o el punto de equilibrio (o ambos).

¿Qué hay en un plan de negocio?

Cada plan de empresa puede ser diferente, pero en general contienen esos elementos:

  • Una explicación de la idea (propuesta de valor) y del modelo de negocio
  • Una presentación del equipo promotor y de su adecuación con el proyecto
  • Un análisis del mercado, con enfoque en los clientes y los competidores
  • Un estudio de los principales requisitos normativos y técnicos
  • Una descripción del funcionamiento de la empresa y de sus principales socios
  • Un análisis de las fuerzas y debilidades del proyecto
  • Una estimación financiera con ingresos, gastos, inversión, financiación, proyección de resultados, proyección de tesorería, balances y otros elementos de análisis

¿Para quién se hace el plan de negocio?

El principal destinatario de un buen plan de negocio es el emprendedor, o el empresario que quiere invertir en una nueva actividad. Vuelvo a lo que comentaba al principio. Es un error por parte del emprendedor pensar que tiene que hacer el plan de empresa porque su banco se lo ha pedido. También es un error no hacer un business plan porque no se necesita financiación externa. El plan de empresa es una fuente muy útil de aprendizaje. Permite anticipar problemas y ajustar elementos antes de empezar, además de tener una visión más completa sobre el negocio.

De manera segundaria, el plan se elabora para poder ser mostrado a socios como bancos o inversores. Como es un documento destinado a ser compartido, debe de ser simple de entender. Cuando se redacta, hay que tener en mente que incluso personas sin conocimientos en finanzas o gestión de empresa deben ser capaces de leerlo y llegar a un conclusión sobre el proyecto.

¿Es papel mojado cuando arranca el negocio?

Un plan de empresa es un documento de previsión, y por lo tanto, cuando inicias tu proyecto, la realidad va a ser necesariamente diferente. ¿Significa eso que debes tirar a la basura tu plan de negocio? En mi opinión, si se hizo bien, creo que no deberías. Puede servirte para diversas cosas:

  • Lo puedes usar como herramienta de seguimiento de tus resultados, comparando tus resultados reales con tus previsiones, y aplicando cambios cuando ves desviaciones que se pueden corregir. Es decir: hacer un poco de control de gestión.
  • También puedes actualizarlo con datos reales, y volver a usarlo para nuevos proyectos. De esa manera, formalizas parte del conocimiento adquirido durante tu primera experiencia. Dependiendo de los proyectos, esto puede tener más o menos interés, pero por ejemplo si has montado una tienda y después de un tiempo montas otra, disponer de un plan de negocio actualizado es un tremendo ahorro de tiempo.

Artículos relacionados

2 pensamientos en “¿Qué es un plan de empresa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*