Pros y contras de los créditos rápidos

Cuando nos surge un imprevisto, menos mal que existe un tipo de financiación que puede ayudarnos a solventarlo rápidamente: los créditos rápidos, productos financieros que se caracterizan por gestionar y conceder un préstamo determinado en un breve período de tiempo.

Los créditos rápidos varían en función del dinero prestado (desde los 500 hasta los 60.000 euros), así como del plazo de tiempo a devolverlo (puede oscilar de un mes a varios años) y de los intereses aplicados según la cuantía de dinero prestado y las políticas de cada entidad financiera.

Para ayudarte a valorar si los créditos rápidos son la solución que estás buscando a hacer frente a tus problemas, a continuación detallamos sus pros y contras, así te facilitamos la decisión personal.

9 ventajas de los créditos rápidos 

Los créditos rápidos tienen numerosos beneficios que conviene considerar:

  • Todo se hace vía online: tanto el análisis previo de diferentes compañías financieras, así como los estudios de avisos legales, condiciones, asesoramiento, y posteriormente, la solicitud y envío de documentación se puede hacer online (desde el PC, tablet, smartphone, etc.) sin moverse de casa.
  • Rapidez en la solicitud: la solicitud se puede enviar en tan solo unos segundos.
  • Rapidez en el estudio: de media, son unos quince minutos lo que tarda la compañía en estudiar tu solvencia y antecedentes en préstamos.
  • Rapidez en el trámite: te enviarán, una vez aprobada tu solicitud, la formalización del contrato para que lo firmes y envíes la documentación escaneada.
  • Rapidez en la concesión y transferencia del dinero prestado: una vez enviada la documentación y el contrato firmado, de inmediato te enviarán el dinero haciendo una transferencia bancaria a tu cuenta.
  • Posibilidad de obtener cuantías de dinero muy diversas: dependiendo de la necesidad, podrás optar desde 500 hasta 60.000 euros.
  • Posibilidad de devolverlo en poco tiempo: puede ser en un sólo un mes o en varios años, dependiendo de la cantidad concertada.
  • No se pagan gastos de gestión o formalización: todas estas compañías que disponen de créditos rápidos, no cobran gastos por hacer la gestión o por formalizar el préstamo. Si alguna te pidiese dinero por adelantado por esto u otro motivo, o hagas nada con ellos, no son legales.
  • Algunos créditos rápidos admiten clientes en ASNEF, RAI, Experia, etc: Eso sí, es importante que estas deudas no sean bancarias y que no superen a los 200 euros, aunque hay algunas compañías que permiten que sean de 100 o 150.

Inconvenientes de los créditos rápidos 

Sin embargo, también tienen algunos inconvenientes: 

  • Cuanto más largo sea el plazo de devolución, más intereses generará: si pedimos cierta cantidad de dinero, cuanto más tardemos en devolverla, más intereses se generarán. Por ejemplo, si hemos pedido 5.000€ a devolver en 6 meses y con un interés del 7%, al final pagaremos unos 102€ de intereses. Pero si hemos pedido la misma cantidad con el mismo tipo de interés pero a devolver en 24 meses, al final tendremos un total de 373 euros de intereses a pagar.
  • Si no se paga el crédito rápido, te incluyen en ficheros de morosos: como en todo préstamo, los créditos rápidos no son una excepción. Si no se paga la deuda, te incluyen en la lista de morosos (ASNEF, RAI, Experia…), por lo que será muy complicado pedir ningún otro tipo de crédito o financiación hasta que no la saldemos.
  • Si no se puede pagar, es otra deuda acumulada.

Condiciones para poder optar por los créditos urgentes 

Una vez que analices el porqué de solicitar el crédito urgente, y hayas estudiado bien cada precaución, deberás valorar si cumples todos los requisitos para poder optar por fin por el préstamo. Para ello, valora si:

  • Tienes capacidad de pago: es decir, si tienes la suficiente solvencia económica para poder hacer frente al pago del dinero prestado en el plazo de tiempo estipulado y con sus intereses concretos. Si no fuera así, caerías en comisiones por impagos, sumando otra deuda a las que ya tenías.
  • Tienes historial de impagos: en ASNEF, RAI, Experia… si es así, aunque algunos préstamos urgentes admitan clientes incluidos en estos ficheros, siempre es aconsejable saldar estas deudas y salir de estos listados. Las probabilidades de que te concedan un préstamo será mucho mayor.
  • Cómo es tu historial crediticio: si tienes más deudas, si las has saldado dentro del plazo o incluso por adelantado, etc. En definitiva, si has sido buen pagador. Cuanta mayor reputación tengas, más puertas abiertas tendrás ante la concesión.
  • Tienes ingresos regulares suficientes: tanto de nóminas como de otra fuente de ingresos.
  • Eres residente en España y mayor de edad: con DNI o NIE en vigor.

Es importante poder analizar los pros y contras de los créditos rápidos para poder acertar con la decisión final. La página web Crediteria te ayuda a escoger el más adecuado para ti, ya que es un comparador de créditos y préstamos que te garantiza la máxima confianza.

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*