Por qué un empresario debería tomarse unas vacaciones

playaEs un tópico. Para muchos emprendedores parece que tomarse unas vacaciones es imposible. No se puede dejar el negocio desatendido, hay tanto por hacer, y otros muchos motivos. Evidentemente, si acabas de montar tu empresa, no tiene mucho sentido irte de vacaciones. Pero tras unos meses de lanzamiento, deberías planteártelo. Por los motivos que te indico a continuación.

¿Qué son las vacaciones?

Y ya que estamos hablando del tema, vamos a definir qué son las vacaciones. Irse dos semanas al otro lado del mundo pero seguir diariamente pegado al móvil o al ordenador para comprobar cómo van las cosas o directamente trabajar no es estar de vacaciones. Estar una semana en casa haciendo planes y sin tocar nunca el tema del trabajo sí lo es. Se trata de romper con el trabajo.

Necesitas desconectar

Si siempre estás conectado con tu trabajo, no puedes descansar. Y si no descansas, tu productividad baja. No hace mucho en este blog compartí una infografía sobre las horas que se trabajan en diferentes países, y hablé de la correlación con la productividad. Cuando se trabaja demasiado no se es eficiente. Y lo que vale para las horas del día también vale para los días del año. Si no desconectas, acumulas un cansancio mental importante que te va a perjudicar a largo plazo. Piensa en las vacaciones como en una inversión. Tu eres uno de los activos más importantes, sino el más importante. Necesitas cuidado y mantenimiento para no estropearte.

Aprende a delegar

Las vacaciones son un momento que te obligan a delegar. Vas a tener que confiar en tus empleados, si consideramos que llevas un negocio que no cierra en ningún momento del año. Demasiados empresarios se creen imprescindibles, pero si has contratado personas capaces, con un poco de formación podrán llevar a cabo el negocio de forma transitoria, hasta que vuelvas. Esto tiene al menos dos ventajas:

  • Tienes un plan para emergencias. Las vacaciones se planean, las enfermedades, los accidentes y otros imperativos de la vida no. Si te vas de vacaciones y estableces una estructura para paliar tu ausencia, se podrá repetir en caso de emergencia.
  • Podrás hacer más cosas. Si algunos empleados o socios saben encargarte de parte de tus tareas, podrás liberarte de parte de tu carga de trabajo y dedicarte a nuevos asuntos, que pueden llegar a ser muy estratégicos para tu negocio.

vacaciones empresarioLibera tu mente para innovar

Las vacaciones te liberan del estrés de las decisiones del día a día. Te permiten abrir tu mente, dejarla vagar sobre otros asuntos, y muy probablemente, flirtear con ideas nuevas que podrían ser de idea para tu negocio. Si te alejas de la gestión cotidiana, tendrás una visión más global de tu negocio, y es muy posible que a tu vuelta vengas con algunas mejoras en la cabeza.

Muestra el ejemplo

Hablamos antes de aprender a delegar. Es importante para ti, pero también para todos los empleados en tu negocio. Te interesa que todo el mundo sepa hacer un poco de las tareas de los demás, para que el día de mañana puedas resolver bajas. Si no te vas de vacaciones, das un mal ejemplo, y favoreces que cada empleado vea sus atribuciones como algo privado y no transferible.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*