Pónselo fácil al usuario de tu tienda online

comercio electronicoSi quieres montar una tienda online, o si ya tienes una, debes pensar en una de las grandes máximas del comercio electrónico: poner las cosas muy fáciles a tu usuario, porque es muy habitual que se vaya sin finalizar la compra. Te voy a poner algunos ejemplos para que entiendas a qué me refiero, y te pongas a reflexionar sobre estrategias para simplificar procesos u ofrecer más servicios a tus clientes.

Que pague como le dé la gana

Es cierto que la mayoría de los compradores habituales usan una tarjeta para sus adquisiciones online, pero que sea el método de pago más común no lo convierte en la única opción. Tienes que pensar en todos tus clientes. Aquellos que no tienen tarjeta de crédito (los hay), aquellos que prefieren no usarla por preocupaciones de seguridad, aquellos que no se pueden permitir pagar todo de golpe y buscan financiación online para sus compras, aquellos que preferirían mandar una transferencia bancaria, etc.

Volvamos al tema de la financiación. Hoy en día hay soluciones financieras para comercios online, que permiten por ejemplo que tu cliente pueda pagar su compra en varias mensualidades, a través de un servicio que colabora con tu página y te garantiza el cobro integral de la operación. En este caso, se lo pones fácil al cliente (puede pagar a plazos), sin que a ti te afecte para nada (cobras todo en el momento de la venta).

ponerlo facil al usuario de tienda onlineMinimiza los clics

Otro elemento que tienes que tener en mente es que tiene que haber un mínimo de clics entre el momento en el que el cliente ve un producto que le gusta y el momento en el qué hace la compra efectivo de dicho artículo. Eso es simplemente porque cada vez que tu usuario tiene que hacer clic, le das la oportunidad de abandonar el proceso, y en una proporción significativa de los casos, es lo que ocurre.

Quita las distracciones

El botón de comprar tiene que ser muy visible, y no debe aparecer nada más en tu página que le pueda llevar a abandonar la compra. Es el motivo por el cuál, en muchas páginas muy conocidas, cuando estás en un proceso de compra solo puedes ir hacia adelante. O al menos eso parece cuando ves que no hay botón para volver (siempre puedes usar la flecha del navegador).

Quita cualquier banner que pueda distraer a tu cliente cuando lo que le pides es que compre algo haciendo clic en un botón. Con menos distracciones se lo pones muy fácil para gastar el dinero e adquirir tu producto. Incluso va más allá de ponérselo fácil, es como si le estuvieras guiando cogiéndole de la mano, digitalmente hablando, pero de una forma muy sutil.

*

Ahora piensa en otras cosas que puedes simplificar en tu página web, y verás cómo puedes conseguir más ventas. Un tema que no he citado son los productos recomendados. Si tienes un buen algoritmo, es muy posible que aciertes en proponerle al cliente algo que le gusta pero que no tenía pensado comprar en ese momento, y quizás hagas una nueva venta.

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

2 pensamientos en “Pónselo fácil al usuario de tu tienda online

  1. Adela

    Otro aspecto importante, es mostrar los gastos de envío desde el primer momento, no tiene sentido no informar absolutamente de nada a ese respecto hasta el último paso, y encontrarse con que la compra no merece la pena por los portes. Si no se conoce la dirección de entrega se puede ofrecer una estimación por zonas(península/islas) o por tipo de producto(libros/pequeños aparatos electrónicos/electrodomésticos).

    Responder
    1. Antoine Kerfant Autor

      Hola Adela, gracias por el comentario. Estoy de acuerdo. Mostrar el coste de porte desde el inicio es algo similar a mostrar el precio de un billete de avión con todos los gastos de gestión, para el comprador esa transparencia es fundamental. En el caso de una tienda online, es más importante aún que para unos billetes, porque el precio del transporte puede ser proporcionalmente mayor. Si compro un vuelo por 150€ y los gastos de gestión son de 10€, probablemente no me importará tanto. Si compro un artículo por 10€ y los gastos envío son de 5€, seguramente me lo vaya a pensar mucho más.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*