5 consejos para optimizar las entregas de tu tienda online

Si estás pensando en montar un negocio basado en el comercio electrónico, o ya tienes una tienda online, quizás hayas prestado más atención al diseño y a la usabilidad del sitio, para incrementar tu conversión y tus ventas. Pero la estrategia de entregas es también muy importante, y por eso he pensado en darte unas recomendaciones para que puedas optimizar esa faceta de tu negocio en línea.

¿Qué embalaje vas a usar?

Para poder hacer llegar su compra a tus clientes, tienes que protegerla. Eso depende mucho del tipo de producto que vendes, pero tienes que ir pensando en las mejores soluciones de envase para tus artículos. Si vendes libros, lo ideal son los sobres de cartón, si haces artesanías, probablemente prefieras sobres de burbujas, y para otros artículos, tendrás que pensar en cajas, con sus correspondientes sistemas para asegurar la protección del producto durante todo el envío.

Dentro de esa elección de embalaje, tienes que pensar si dejas la posibilidad a tus clientes de envolver el artículo para regalo. Se ha vuelto muy común comprar algo online para obsequiarlo a otra persona, y si el artículo puede ser envuelto en papel regalo, mucho mejor.

Aprovecha el paquete para promocionar tu marca

No deberías considerar el envase de tus envíos solamente desde el punto de vista práctico y técnico. Además de permitir que tus artículos lleguen en perfecto estado, puede convertirse en un arma de comunicación. La idea es que tu marca aparezca claramente en los envíos, usando por ejemplo bolsas de plástico personalizadas o cajas de cartón que llevan impreso tu logotipo. Es una forma muy buena de reforzar tu marca, y salvo para casos muy contados (como las tiendas eróticas online), no tiene ningún inconveniente que el nombre de tu empresa sea visible en el envase.

¿Qué política de precios?

¿Debería pagar el cliente el envío por separado? ¿Es mejor ofrecer una entrega gratuita? Es un tema importante, porque uno de los principales motivos de abandono del proceso de compra online tiene que ver con los gastos de transporte. Está claro que tienes que hacer tus márgenes y que el cliente tiene que pagar por el servicio de logística, pero tienes muchas formas de hacerlo.

  • La más habitual es cobrar a parte una cantidad estándar por la entrega (sobre todo si el tamaño y el peso de los envíos son similares).
  • Otra estrategia es subir un poco el precio de tus productos, pero ofrecer la entrega gratuita.
  • También puedes optar por una estrategia mixta: ofreciendo la entrega gratuita solo a partir de cierto importe de compra, lo que te asegura un margen.

Para decidir qué precios aplicar tienes que estudiar muy bien tus costes logísticos, tus márgenes y por supuesto la política de precios de transporte de tu competencia. Los clientes suelen mirar varias páginas web y comparar.

¿Qué plazos de envío?

Lo ideal para un comprador sería que media hora después de pasar su pedido viniese un repartidor con el paquete, al igual que lo que ocurre con la comida a domicilio. Evidentemente, esos plazos no son posibles para una tienda online, especialmente si es pequeña. Pero ya entiendes lo que quiero decir: tienes que procurar que los plazos sean los más cortos posibles.

Para eso tienes dos elementos claves:

  • Tu propio proceso de aprovisionamiento. Puedes depender de los plazos de entrega de otros proveedores. Para que no te afecte mucho puedes optar por tener existencias de productos o materias primas, pero eso tiene un coste financiero que puede ser importante. Analízalo muy bien.
  • Tu proceso de fabricación y envase. Si tu actividad va más allá de la distribución, y tardas en fabricar un artículo, tienes que tener muy claro cuáles son tus plazos y tomar en cuenta los cuellos de botella que puedan suceder cuando te llegan muchos pedidos a la vez.
  • El tipo de servicio de envío que usas. Normalmente, sale más barato optar por entregas más lejanas que contratar empresas de entrega urgente, pero los plazos dilatados van en contra de tu interés comercial.

¿Qué proveedores de mensajería?

Finalmente, tienes que seleccionar con qué proveedor(es) vas a trabajar. Para pequeños envíos puedes usar los servicios postales normales, pero para otro tipo de artículos, probablemente necesites negociar con empresas de mensajería. Hay varias con coberturas nacionales e internacionales, y si tienes un volumen importante de envíos cada año, quizás puedas conseguir buenas condiciones, tanto respecto a los plazos como a los precios.

 

Si tomas un tiempo para reflexionar sobre cada uno de esos cinco aspectos logísticos, puedes mejorar mucho la rentabilidad y la proyección de tu tienda online. Tenlo en cuenta y empieza desde ya a aportar mejoras. Verás cómo tu negocio se beneficia de esos cambios.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*