No cometas este error cuando estés contratando

noEncontrar a la persona adecuada para un puesto de trabajo es difícil. El formato de la selección de personal tiene sus limitaciones. Cuentas con un currículum y unas pocas entrevistas para intentar determinar si una persona puede encajar, y hasta cierto punto es una apuesta personal. Pero hoy te voy a hablar de un error evitable, y que afecta tu negocio más de lo que podrías imaginar.

Una situación que todos hemos vivido

Supongo que la inmensa mayoría de los lectores del blog habrá tenido que lidiar en algún momento u otro de su vida como candidato en un proceso de selección de personal. Es algo que pone a prueba diversos sentimientos, desde la ilusión hasta la frustración pasando por el estrés y la alegría de superar pasos. Y normalmente, antes de conseguir un puesto de trabajo, hay que pasar por el mal trago de no ser contratado por algunas empresas.

Racionalmente, todo el mundo acepta que puede no ser seleccionado. Incluso cuando cumples todos los requisitos para un puesto, es posible que haya alguna otra persona aún más capacitada. Después de todo no conoces a los otros candidatos.

Pero hay algo que seguramente has vivido tú también, y que a mí personalmente me ha cabreado cuando ocurrió. Es cuando pasas por un proceso de selección, llegas a pasar entrevistas, a veces varias, y después no te dicen nada. Es más, a veces tienes que insistir y llamar varias veces, solo para escuchar que por desgracia no te han seleccionado, si es que te contestan. No voy a dar nombres, pero en mi caso aún tengo una mala opinión sobre un par de empresas que nunca me dijeron nada, y eso que pasaron ya muchos años.

error en la contratacion de personalUn error incomprensible y perjudicial para la empresa

Si alguna vez abres un proceso de selección, asegúrate de no cometer el mismo error. Cuando descartes candidatos, avísales personalmente. Evidentemente, me refiero solo a los candidatos que llamaste para una entrevista. No te vas a poner a escribir a los cientos (o miles) de personas que mandaron su currículum. Se entiende que si no les llamaste para una entrevista es que su candidatura no fue seleccionada. Sin embargo, y ya que hoy en día la mayoría de los procesos de contratación se inician con herramientas informáticas, puedes poner un mensaje por defecto agradeciendo que te hayan mandado su candidatura.

¿Por qué digo que es un error incomprensible?

  • Porque no cuesta nada avisar a los pocos candidatos que acudieron a las entrevistas de que no han sido seleccionados para el puesto (o para el resto del proceso de selección).
  • Porque la cortesía más elemental nos debería obligar a entender que una persona que ha iniciado un proceso necesita saber lo antes posible si pasó o no, porque tiene que seguir con su vida, cerrar un capitulo y hacer otra cosa. No avisar demuestra mucho egoísmo y poca empatía.

Si estos argumentos no te convencen, deberías leer este último:

  • Los candidatos también son clientes potenciales. Es más, muchas veces las personas que se presentan a una entrevista de trabajo son fans de la empresa en cuestión. ¿Qué pasa si les tratas con tan poco respeto y no les avisas que no han sido seleccionados? Se decepcionan. Se enfadan. Hablan mal de tu empresa. Dejan de comprarte. Puede que consideres que el impacto es menor, pero cuando lo único que necesitas para evitarlo es una llamada de cinco minutos, no te compensa asumir este riesgo. Lo ves, este error puede ser bastante perjudicial para tu empresa, especialmente si los procesos de contratación son habituales en tu compañía.

Sin embargo, este error es muy frecuente

Hace tiempo que no participo en un proceso de selección de personal, pero tengo muchas personas a mi alrededor que han vivido experiencias recientes, y puedo afirmar que tanto en Francia como en España, es muy habitual que las empresas no se molesten en avisar a un candidato que ha sido descartado después de las entrevistas.

Como he trabajado muchos años en grandes empresas, me imagino que solamente es dejadez. Cuando se necesita a una persona para cubrir un puesto de trabajo, se hace mucho esfuerzo para conseguirlo. Pero, una vez que se encontró al candidato, y que la persona aceptó, entonces ya no se siente tanta urgencia para avisar a las otras personas de que no fueron seleccionadas. Hay otros asuntos más urgentes que hacer, y la cosa se queda pendiente, hasta que se considera que sería peor llamarles que no hacer nada, porque pasó demasiado tiempo.

Pero tú no vas a cometer este error, ¿verdad?

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*