Los modelos han cambiado

los-modelos-han-cambiadoDurante estas vacaciones, me han llamado la atención tres hechos aislados pero que en realidad tienen un punto en común: ilustran muy bien los profundos cambios que las posibilidades de Internet están aportando a los modelos de negocios tradicionales. Como suele ocurrir, la primera reacción de los perjudicados es buscar formas de parar esos nuevos modelos, en lugar de innovar, igual que pasó con las discográficas en su tiempo, con el resultado que conocemos.

El éxito del coche compartido

Ya hace algún tiempo que me he hecho adepto de una plataforma para ofrecer plazas de coche y compartir gastos que se llama Blablacar. Pero estas vacaciones me han sorprendido dos cosas: que prácticamente todo el mundo ya lo conoce (cosa que no ocurría hace un par de años), y que si en España empieza a tener éxito, en Francia está arrasando.

Entre París y la ciudad donde vive mi familia, salen 100 coches compartidos al día, una competencia ya notable para el monopolio de la SNCF. Hay que precisar que en Francia, no existe alternativa al tren. No hay líneas de autobuses porque para abrir una, es necesaria una autorización del Ministerio, que nunca se obtiene cuando ya hay una línea de tren.

Como el tren está tan caro (estas navidades, para un trayecto de 300 kilómetros y comprando con anticipación costaba 70€ por trayecto) y que el coche compartido cuesta para el mismo recorrido entre 19 y 29€ euros, no es ninguna sorpresa que tenga mucho éxito. Pero frente a tal éxito, ya se está rumoreando que el Gobierno busca hacer una ley para frenar este movimiento, que perjudica al tren. Obviamente no se plantean bajar los precios de los billetes.

Amazon y las librerías

También durante las vacaciones, me sorprendió que uno de mis ex compañeros de la universidad colgara en Facebook un cartel que básicamente decía “Amazon acaba con las librerías. Estás Navidades acaba con Amazon y compra en tu librería de siempre”, además de mencionar los problemas de estrategia fiscal del gigante americano.

Si comparto la opinión de que hay que revisar la estrategia al nivel europeo para evitar la competencia fiscal desleal y luchar contra los paraísos fiscales, el intento de boicot a Amazon para favorecer a las librerías me parece una estrategia desesperada y vana. Es como si los criadores de caballos protestasen contra el automóvil (probablemente lo hayan hecho en su tiempo).

Si lo recuerdas, en este blog publiqué la historia de la mejor empresa de locomotora de vapor, que desapareció rápidamente cuando despreció el cambio tecnológico. Lo mismo pasa con las librerías. Si quieren luchar contra Amazon, probablemente no lo pueden hacer con el modelo tradicional. O se especializan, o crean una plataforma propia de venta online. Es un tema que ya trate cuando analicé la posibilidad de montar una librería.

El alquiler vacacional

Cuando se viaja en coche compartido, se conoce a muchas personas de todos los ámbitos. En uno de mis viajes conocí a una persona que está alquilando un piso a turistas, y se mostraba muy crítica respecto a los cambios normativos que ocurrieron hace unos meses.

En concreto, esa persona usaba una plataforma llamada Airbnb, que permite a los particulares alquilar sus viviendas o una habitación por días a personas de todo el mundo. El éxito de estas plataformas es tal que el sector hotelero ha presionado el Gobierno para que las leyes sean mucho más restrictivas, y ha conseguido su objetivo.

El resultado es que se han dejado fuera de la ley no solo a las personas que usaban a Airbnb, sino también a muchas personas que estaban alquilando sus casas en verano desde hace muchos años. Y como no parece un asunto muy fácil de perseguir, es muy probable que esos alquileres se sigan haciendo bajo cuerda, con lo cual nadie gana nada.

Los cambios de modelo son inevitables

La tecnología y otros factores influyen de forma muy notable en los modelos de negocio. Si un cliente puede conseguir un mejor servicio a un mejor precio con un nuevo modelo, no hay duda que cambiará su forma de comprar. La mayoría de las veces, quejarse e intentar poner trabas a la nueva competencia es inútil y contraproducente. Hay que aceptar que las cosas van cambiado, y prepararse para adaptarse.
Artículos relacionados:

El 30% de las Pymes sigue usando Windows XP

100 personas a seguir en 2014 si eres emprendedor

5 ventajas de utilizar un directorio de empresas

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*