Los cinco sentidos de la palabra emprender

cinco sentidos emprender¿Qué es emprender? Cada persona puede definir a su manera esa palabra o el todavía más tergiversado término “emprendedor”. No te voy a proponer una definición, sino comentarte lo que para mí son los cinco sentidos principales de la palabra emprender y como seguro que se me quedan cortos, puede que añada alguno más.

Emprender es competir

emprender es competirSi vas a montar un negocio, no importa lo brillante que sea tu idea de negocio, siempre vas a tener que competir. Si te lanzas en un sector ya consolidado, eso sin duda lo tenías claro. Pero si piensas haber descubierto una idea de negocio revolucionaria, no creas que el hecho de ser el primero en el mercado te pondrá a salvo de la competencia. Te puede dar cierta ventaja, pero al final, donde hay mercado, hay competidores. O si prefieres te lo digo de otro modo: si no hay competidores, no hay mercado (y eso obviamente es muy malo).

Emprender es aprender

emprender es aprenderMás allá de que suene bien esta frase por la similitud entre ambas palabras, es una afirmación muy cierta. Emprender te obliga a abrir tu visión a muchos aspectos que en un trabajo más clásico serían desconocidos para ti. Porque cuando montas una empresa necesitas hacer un poco de todo, y saber un  poco de todo. ¿Por qué? Simplemente porque sino no puedes tomar una decisión informada sobre tu negocio. Esto no significa que lo tengas que hacer todo ni que tengas que saberlo todo, pero tienes que aprender mucho.

Además, como las cosas no suelen salir bien a la primera, sueles aprender del fracaso, para corregir y hacerlo mejor la próxima vez.

Emprender es arriesgar

emprender es arriesgarEl riesgo es parte de la vida, pero posiblemente cuando emprendes entiendas mejor la importancia de la toma de riesgo. No te puedes quedar inmóvil porque sabes que tus competidores no lo harán, por lo que tienes que tomar decisiones, y nunca tendrás la información suficiente para saber a ciencia cierta cuál es la mejor opción. Esta incertidumbre, cada vez mayor en un mundo empresarial que evoluciona de prisa, es lo que condiciona este riesgo. Un emprendedor arriesga, pero con cabeza, procurando dar lo máximo con la información que tiene a disposición.

Emprender es innovar

emprender es innovarSea cual sea tu negocio, siempre hay una parte muy importante de innovación cuando tienes una empresa. Porque no puedes ofrecerles a los clientes lo mismo que todo el mundo. Tienes que ofrecer algo más, un valor añadido que no encontrarán en tu competencia, resolver un problema que nadie ha sabido resolver antes. Y no solo tienes que innovar cuando lanzas tu proyecto, sino de forma continuada, a medida que vayan evolucionando tu experiencia y el mercado.

Emprender es esforzarse

emprender es esforzarseNo hay una fórmula mágica. Puedes tener una idea brillante, puedes tener la suerte de lanzarte en el momento preciso en el lugar adecuado. Puede que consigas vender mucho a los pocos días de haber iniciado tu proyecto. No es lo habitual, pero puede ser. Pero incluso si hay tenido un arranque brillante y no has necesitado mucho esfuerzo, no durará, porque como ya dije siempre existe la competencia. Si te va bien, otros van a querer un trozo del pastel. Entonces tendrás que trabajar muy duro para defender lo que has conseguido.

Pero en la mayoría de los casos, los inicios son difíciles o muy difíciles. Por muy bien que hayas preparado tu plan de empresa, te empiezan a salir más costes de lo que habías planificado, y las ventas que quedaban tan bonitas en tu cuenta de resultados previsionales se resisten a convertirse en realidad. El éxito tarda en llegar, la tesorería se agota más rápido de lo que pensabas, pero no puedes rendirte a la primera. A menudo el concepto es bueno y simplemente necesita unas pocas mejoras, un poco de paciencia y mucho trabajo y perseverancia.

Vas a trabajar mucho, pero cuando veas que el trabajo duro se convierte en resultados, cuando tus ventas empiecen a repuntar y recibas retroalimentación positiva de tus clientes, te dará una motivación adicional para seguir el esfuerzo y consolidar tu proyecto.

Más de cinco sentidos

Esos son algunos de los sentidos de la palabra emprender que podría perfectamente haber incluido en la lista. Si tienes más te invito en comentarles en la sección de comentarios.

  • Emprender es colaborar: aunque no tengas socios formales, no puedes tener éxito si lo haces todo solo.
  • Emprender es tener pasión: para tener la motivación necesaria para superar todos los obstáculos que se presentan en un proyecto empresarial, más vale que tengas pasión.
  • Emprender es tener foco: para poder ser eficiente, no puedes querer hacer demasiadas cosas, necesitas centrarte en tu propuesta de valor para el cliente y en las acciones claves para poder entregársela.

Artículos relacionados:

10 pequeños pasos para cambiar el mundo
Cumple tu sueños antes de que sea tarde
No confundas el riesgo con tu miedo

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS IconSuscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*