Instalar certificado SSL en tu web: ¿merece la pena? (y como hacerlo)

Te voy a contar mis tribulaciones con la instalación de certificados SSL en mis sitios. Si ya tienes un blog o una página web, te interesará saber las ventajas de cambiar a una URL que empiece por https en lugar de http. Y si aún no tienes web, te vendrá bien tenerlo en cuenta, para ponerlo en marcha desde el inicio, por ejemplo en plan de hosting de 1 And 1 y evitar algunas de las incidencias que te voy a contar.

¿Para qué sirven los certificados SSL?

No voy a entrar en tecnicismos. Yo no soy programador, y mi entendimiento de la informática es el de un usuario avanzado, nada más. Pero, básicamente, instalar certificados SSL en tu web permite encriptar (o más bien se diría cifrar) el intercambio de información entre el ordenador del usuario que visita tu página y tu sitio, de tal forma que sea muy difícil para un hacker hacer cosas malas.

Es especialmente importante cuando tienes formularios, tanto de contacto como para comprar productos o cosas similares. Los certificados SSL ayudan a proteger la información compartida por tus usuarios.

La otra ventaja de instalar SSL: el SEO

Ya sabes que a Google le gusta todo lo que pueda mejorar la experiencia del usuario. Premia las páginas que tienen un buen contenido, una estructura optimizada, que cargan rápido, etc. Es evidente que, puestos a elegir, una página más segura es mejor que una página sin seguridad, y es por eso que en los últimos años, Google ha ido incrementando la importancia de tener certificados SSL en su algoritmo.

 ¿Cuál es la pega entonces?

Todo eso es muy bonito, pero no siempre es muy fácil instalar los certificados SSL, y además si lo haces mal puedes tener algunas consecuencias.

Tu proveedor de alojamiento

En el momento de escribir este artículo, podrás ver que este blog sigue con una URL “no segura”. Si lo lees dentro de unos meses espero haber resuelto el problema. De momento el tema es que estoy con GoDaddy, y por lo visto no tienen la solución gratuita Let’s Encrypt, y cuando miro en mi cuenta me quieren cobrar 70 euros al año por tener un certificado SSL. Me parece una locura porque ni mi otro proveedor, Pickaweb, ni otras empresas del sector, como 1 And 1 (que ya mencioné antes) te cobran por el SSL.

Si ya tienes una web, pregúntale a tu proveedor si se puede instalar SSL. Y si no es posible o si te pide dinero por hacerlo, mírate la opción de cambiarte. Obviamente, si aún no tienes alojamiento, tenlo en cuenta en tu decisión.

La configuración del SSL

Pero incluso si tu proveedor te instala los certificados, o si te deja hacerlo tú mismo, tienes que hacer algo de configuración. Por ejemplo, que todos los enlaces http sean redirigidos a https, porque no quieres que tu contenido aparezca como duplicado en Google.

Como ya te dije antes, no soy informático, así que opté por una opción sencilla (nunca mejor dicho), Really Simple SSL, un plugin de WordPress que hace toda la configuración solito, y que encuentra los certificados instalados.

Después, es recomendable que añadas tus webs (con la dirección https) a tu consola de Google Webmaster Tools, además de hacer el cambio en Google Analytics para no perder las estadísticas de tu sitio. En la wel de Really Simple SSL lo explican bien (en inglés).

El impacto sobre el SEO a corto plazo

Aunque hagas todas las cosas bien y no queden duplicados, muchos usuarios dicen que a corto plazo han visto bajar sus rankings en Google y por lo tanto el tráfico orgánico. Eso se debería al impacto de las redirecciones, y debería ser temporal. Yo de momento lo hice para algunos de mis sitios, y es demasiado temprano para sacar conclusiones. La verdad es que hice el cambio para mejorar mis páginas, así que espero que se note positivamente a medio y largo plazo, pero ya veremos.

Conclusión: merece la pena de todas formas

A la larga, este tipo de cambios son necesarios. Creo que a medida que vaya pasando el tiempo, cada vez habrá menos páginas con el protocolo http, y puede ser que llegue un punto en el que sean marginadas por ser poco seguras. Es mejor ir adaptándose a los cambios, aunque puedan suponer algunos problemas transitorios.

Si no tienes ni idea de informática, puedes apoyarte en tutoriales en la red, o, si quieres más seguridad y no equivocarte, contratar los servicios de un profesional. De todos modos, normalmente, en tu empresa de alojamiento web te pueden aconsejar gratis, al menos hasta cierto punto.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*