12 indicadores para tu empresa

indicadores-para-tu-empresaPara mejorar, ya sabes que tienes que medir tus resultados, y la mejor herramienta para ello es tener indicadores de gestión recogidos en un cuadro de mando. Esta vez me voy a centrar en 12 métricas que merece la pena vigilar en cualquier empresa, y por lo tanto en la tuya también.

3 indicadores comerciales y de satisfacción del cliente

Empecemos por el principio: el cliente. La empresa solo existe porque consigue satisfacer una necesidad a cambio de cobrar por ello. El cliente está en el centro de tu estrategia, y por lo tanto es fundamental que algunos de tus indicadores sigan tu eficacia comercial y tu relación con los compradores.

Coste de adquisición de un cliente

Si no sabes cuanto te cuesta conseguir un nuevo cliente, entonces es urgente que calcules el coste de adquisición. Se trata de dividir el gasto total que has hecho en ventas y marketing durante un periodo de tiempo concreto por el número de nuevos clientes conseguidos durante este mismo periodo.

¿Por qué es importante? Porque te permite saber si tu estrategia es viable. Si tu coste de adquisición es superior a los ingresos generados por el cliente, entonces tienes que corregir rápidamente tu estrategia, o te vas directo al fracaso.

Retención de clientes

El cliente más rentable es aquel que repite, precisamente porque no te hace falta volver a gastar mucho dinero en marketing y ventas para captarlo. Por eso es tan importante que tengas claro cual es la proporción de tus clientes que vuelven a comprar. En teoría, cuanta más alta sea esa tasa, más rentable se hará tu negocio.

Satisfacción de compradores

Otra métrica muy interesante para tu empresa es medir la satisfacción de tus clientes, especialmente si tu tasa de retención no mejora. Existen diversas maneras de estimar el grado de satisfacción del comprador, pero si no quieres poner en marcha encuestas y contratar una empresa externa, lo más sencillo será medir el número de quejas y el contenido de las mismas.

Como dijo Bill Gates: “tu clientes más insatisfechos son tu mejor fuente de aprendizaje”. Si te fijas en el contenido de las quejas, podrás mejorar la experiencia del cliente, y probablemente la retención de los mismos.

4 indicadores financieros

Si el cliente es la razón de ser de la empresa, el objetivo principal para el emprendedor es poder vivir de la actividad, y por lo tanto los indicadores económicos son fundamentales.

Facturación

Es el más obvio de todos los indicadores, pero por ello no se puede olvidar en esa lista. Cada emprendedor debería tener claro sus ventas diarias, semanales, mensuales, trimestrales o anuales. La frecuencia de seguimiento dependerá un poco del tipo de actividad, pero como mínimo es necesario tener un seguimiento mensual. En un negocio tipo tienda, bar o restaurante, la caja diaria es un indicador importante.

El objetivo, por supuesto, es vender cada vez más, y por eso hace falta saber de donde se parte.

Margen comercial

Vender mucho está bien, pero de poco sirve si se hace en detrimento del margen. ¿Y que es eso? Simplemente la diferencia entre las ventas y el coste directo de las mismas. Si vendes productos, te basta restar de las ventas el coste de adquisición (y mejora, si da lugar). Si vendes servicios, restarás a las ventas el coste del personal que haya trabajado directamente en hacer este servicio. Por ejemplo, cuando trabajaba en la automoción, el coste de venta de un taller mecánico era la diferencia entre las horas de trabajo facturadas a los clientes y los sueldos de los mecánicos.

Gastos fijos

Los gastos de estructura, o gastos fijos, son otro elemento que deberías vigilar de cerca. Como puedes imaginar, el objetivo es que el margen comercial sea muy superior a los gastos fijos, para que la actividad pueda ser rentable. A medida que vaya creciendo tu actividad, vas a procurar que tus gastos de estructura suban proporcionalmente mucho menos que tus ventas y márgenes.

Cash Flow

Incluso empresas exitosas pueden morir por falta de tesorería. Por este motivo importa tanto medir el cash flow (o flujo de caja). Se trata de la cantidad total de dinero que entra o sale de tu empresa en un periodo dado. Además de tus resultados económicos, lo que más influye sobre este indicador es la variación de tus existencias, de tus saldos de clientes y de tus saldos con proveedores. En otras palabras: el circulante. Es un elemento tan importante que insistí hace poco sobre el tema con el artículo: “¡Es el cash flow, estúpido!“.

3 indicadores de recursos humanos

Una empresa es solo tan buena como las personas que la componen. En mi opinión, sería absurdo no incluir algunos indicadores de seguimiento de recursos humanos en las mediciones estratégicas que haces del funcionamiento de tu negocio. Está claro que si eres el único en trabajar en la empresa no tienen tanto relevancia, pero algún día crecerás y las necesitarás.

Ausentismo

Mide el porcentaje de jornadas de trabajo perdidas por ausencias de los empleados (vacaciones excluidas). Si es lógico que se pierdan algunos días por enfermedad, cuando la tasa de ausentismo aumenta puede ser reveladora de problemas importantes. Puede que haya un problema de seguridad (si aumentan las bajas por accidente de trabajo), o de desmotivación (si aumentan las bajas diversas). Por lo tanto, no es únicamente el tiempo que se pierda, sino también lo que puedan implicar esas bajas.

Rotación de personal

Mide el tiempo medio que se queda un trabajador en tu empresa. Si cada seis meses se te van los empleados, es que algo va mal. Quizás el sueldo no sea suficiente, o el ambiente de trabajo sea muy malo, o no hayas definido correctamente las funciones… Una empresa no puede funcionar de forma óptima si tiene que dedicar mucho tiempo a formar a nuevos empleados porque los anteriores se fueron. Procura comparar tu tasa de rotación con otras empresas similares del sector.

Productividad

Medir la productividad del personal es algo complicado, pero necesario, al menos para algunas funciones. En el departamento comercial, es fundamental que sepas cual es la referencia del volumen de venta (en unidades o en facturación) que tiene que conseguir un vendedor. En una fábrica pasa lo mismo: tienes que tener claro cuantos bienes puede producir un trabajador. De nuevo, un benchmarking externo te puede venir bien para entender si la productividad de tu empresa es buena o tiene que ser mejorada.

2 indicadores estratégicos

Finalmente, cualquier empresa debería tener al menos dos indicadores estratégicos, basados en los objetivos de la compañía. Puede que la meta sea alcanzar una facturación en un cierto plazo, o una cuota de mercado. Quizás se trate de conseguir un número de usuarios únicos mensuales, o a lo mejor un valor de la empresa que supere cierta cantidad.

Esos indicadores estratégicos varían en función de lo que hayas determinado como objetivo, pero es fundamental que entren dentro de tu seguimiento de indicadores, para recordarte como vas respecto a tu meta a largo plazo.

Actualización: he preparado una pequeña infografía a modo de resumen del artículo.

métricas para tu empresa

Artículos relacionados:

Consejos para unas buenas compras
¿Merece la pena usar un plan de empresa ya hecho?
¿Qué sueldo ponerte cuando creas tu empresa?

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

2 pensamientos en “12 indicadores para tu empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*