Dar una segunda vida a las flores en las bodas: una idea de negocio original

ramo floresComparto contigo un planteamiento de negocio que me ha parecido interesante por cómo se ha enfocado la solución al despilfarro de flores nuevas en las bodas. De hecho, esto da mucho que pensar, porque las flores no son las únicas cosas que se desperdician en este tipo de eventos. Pero primero veamos el problema y la solución.

El despilfarro de flores

Según un estudio reciente, el presupuesto medio de una boda en Estados Unidos se sitúa alrededor de los 20.000 dólares, de los cuales entre 2.000 y 3.000 dólares se dedican a la compra de flores, especialmente los famosos centros de mesa. Pero tras unas pocas horas adornando el evento, esas flores frescas se tiran a la basura, cuando podrían perfectamente durar varios días más.

La solución: compartir flores

Una novia americana se dio cuenta del despilfarro tras ver como sus flores se tiraban. Tras meditar sobre la situación, y hablar con muchas parejas de novios y floristas, ideó una solución: una plataforma para contratar el servicio de flores entre dos bodas que tienen lugar el mismo fin de semana en la misma zona.

Cómo vas a ver, la solución que encontró es bastante inteligente, y beneficia a todos, tanto a los novios como a los floristas. Porque, no es tan básica como podrías imaginar. No se trata de que las dos parejas compren las mismas flores y luego se trasladen sin más de una boda a la otra. Puedes imaginar que en algunos casos, el aspecto de los centros de mesa quedaría un poco perjudicado tras la primera boda, y daría vergüenza a los novios de la segunda.

En realidad ocurre lo siguiente: las dos parejas acuerdan comprar juntas los centros de mesa a un florista, y contratar el resto de las flores necesarias para la boda al mismo florista. La pareja de la primera boda obtiene un descuento de un 10% sobre el precio de los centros de mesa. La segunda pareja obtiene un descuento de alrededor del 50% sobre el precio de los centros de mesa, lo que significa que el florista vende dos veces los mismos centros, aunque con descuento, y además consigue las ventas del resto de las flores. A cambio, los novios de la segunda boda obtienen un servicio de arreglo de los centros de mesa, en caso de que hayan sufrido algún percance en la primera boda.

idea de negocio flores bodaComo ves: todo el mundo gana.

  • La primera pareja obtiene un descuento a pesar de tener las flores totalmente nuevas.
  • La segunda pareja obtiene un descuento muy importante y tiene flores en muy buen estado.
  • El florista gana negocio.
  • Se desperdician menos flores

Una idea que puede aplicarse para más cosas similares

A mí una de las cosas que más me impresiona cada vez que voy a una boda en España, es la cantidad de comida que se desperdicia. Es algo bastante absurdo, que creo que tiene que ver con un elemento cultural de “no parecer menos”. Primero tienes un coctel con un montón de comida y tapeo, y luego pasas al banquete con varios entrantes, entremeses, pescado y luego carne, sin contar los postres. Tengo todavía en mi cabeza una imagen muy clara de una boda a la cual asistí hace años. Cruce la sala del banquete cuando se esperaban los postres. En todas las mesas, en todos los platos, podía ver un solomillo de carne prácticamente intacto. Nadie podía comerlo porque era imposible comer tanto, y todo el mundo le había probado por no quedar mal. Supongo que toda esa comida se tiró después.

No estaría mal idear algo para no servir los platos cuando la gente ya está llena, y darles una segunda vida. Supondría mucho menos desperdicio. ¿Se te ocurre alguna solución?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*