Hazlo hoy

hazlo hoy¿A qué esperas? ¿Tienes que madurar más la idea? ¿Fulanito aun no te ha confirmado tal cosa? ¿Sientes que esto no está listo? ¡Cuidado! Muchas de esos motivos pueden en realidad ser excusas. No lo demores más. Hazlo hoy.

Fracasa pronto

El temor al fracaso es sin duda uno de los principales frenos a la hora de poner en marcha cualquier cosa. Pero no es la primera vez que te cuento que el fracaso, si no es definitivo, puede ser una cosa excelente, porque es una fuente de aprendizaje. Si actúas hoy, es probable que algunas cosas no vayan exactamente como tenías planeado. Pero eso es buena noticia, porque por fin sabes lo que tienes que cambiar, y ya no te quedas en la teoría.

La adaptación siempre ha sido algo fundamental para los negocios, pero en esos tiempos donde todo cambia tan rápido, el modelo de ensayo y error, o el modelo “lean” son herramientas perfectas para implementar, aprender, y corregir.

Pues eso. Fracaso pronto, pero aprende de ello. No te quedes parado.

Enfócate

Ya me imagino algún lector diciéndome que está muy bien afirmar que hay que actuar hoy, pero él tiene muchas cosas en la cabeza, y muchas cosas en marcha, y evidentemente no las puede implementar todas hoy.

Por supuesto. Pero me gustaría preguntar a este lector si de verdad tiene claro las prioridades en su negocio. Todas las ideas que tenemos, todas las acciones que tenemos en marcha no tienen ni la misma urgencia ni la misma prioridad. Por eso es fundamental que te centres. Piensa un poco, pero que no sea tu excusa para quedarte paralizado por la decisión. Escoge tus prioridades, y pon en marcha la número uno. Si no funciona, mejórala. Si te das cuenta que era una mala idea, pasa a la siguiente.

Paso a paso

Otro freno habitual para hacer las cosas es que nos parecen obstáculos demasiado grandes para superarlos a la primera. Por suerte para ti (y para todos nosotros), casi siempre lo que parece algo insuperable se puede dividir en tareas pequeñas muy fáciles de sortear. A veces es tan sencillo como empezar. Da el primer paso. Si te equivocas de enfoque, ataca el problema por otro lado (volvemos al ensayo error), pero verás qué bien se resuelven los temas aparentemente complejos cuando les divides en pasos sencillos.

Has llegado al final del artículo, ¡ponte en marcha!

¿Qué vas a hacer os? ¿Ponerte a vender? ¿Contactar con un proveedor para ver la viabilidad de este nuevo producto? ¿Reorganizar las atribuciones de tu equipo? ¿Lanzar una campaña de marketing? ¿Abrir tu blog profesional? ¿Validar tu modelo de negocio con algunos clientes? Sea lo que sea, ¡ánimo! ¡Hazlo!

Artículos relacionados:

Los 5 sentidos de la palabra emprender
10 pequeños pasos para cambiar el mundo
Cumple tu sueños antes de que sea tarde

¿Has visto esos botones de redes sociales aquí abajo? Si te ha gustado este post, te agradecería que me ayudarás dando un “me gusta”, un retweet o un “+1”, lo que más te guste. 🙂

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*