Empezar de cero: ¡nunca es tarde!

empezar de ceroQuizás tú también te hayas encontrado con personas que se quejan de su situación actual (personal o profesional) y se sienten atrapadas. O con esas otras que acaban de tener un cambio traumático (despido o ruptura) y piensan que lo han perdido todo. Hoy vamos hablar de cómo empezar de cero,  más enfocado al área profesional, pero con consejos que son a veces adaptables a la vida personal.

¿Te sientes atrapado?

¿Llevas muchos años en el mismo trabajo y ya estás muy aburrido? (Perdona que ponga las cosas en masculino pero es solo para simplificar, obviamente me dirijo a hombres y mujeres). Quisieras cambiar, pero no puedes, o al menos eso piensas, porque la situación económica es muy mala, porque el sueldo que cobras ahora es más o menos seguro, porque tienes responsabilidades familiares, porque crees que irte sería traicionar a tu empresa, o cualquier motivo más.

Solo te puedo decir una cosa: nunca estás atrapado. Siempre tienes el poder de cambiar. Cada decisión tiene sus pros y sus contras, claro, pero al actuar estás decidiendo. Si no te mueves no es porque no tienes otra opción, sino porque has decidido que era la mejor opción. Así que no te quejes: quédate o empieza de cero,  pero asume tu decisión.

Puede sonar un poco moralista, pero en realidad solo quiero que sea una llamada de atención, que te des cuenta que en realidad siempre tienes el poder de hacer otra cosa.

¿Ha sucedido un cambio imprevisto en tu vida y estás perdido?

Hasta hace poco a lo mejor eras una persona de las de antes (de las que se sienten atrapadas en una posición), o quizás disfrutabas de una situación que era la más adecuada para ti. Estabas feliz porque estabas exactamente donde querías estar. Sin embargo, algo paso, algo que no decidiste tú, y perdiste esta situación anterior, por ejemplo tu empleo.

Lógicamente, al principio te sientes algo perdido. Las cosas que tenías claras ya no están, y el futuro es muy incierto. Si has perdido un puesto que te gustaba, es posible que estés imaginando que nunca encontrarás algo semejante.

La buena noticia es que hay muchas formas de ser feliz. No solo hay un empleo ideal para ti, al igual que no solo tienes a una pareja potencial. De acuerdo, has vuelto a la casilla de salida y tienes que empezar de cero, pero eso también tiene potencial para ilusionarte.

Como empezar de cero

1º- Vuelve a lo importante: ¿qué quieres?

No te pongas enseguida a buscar ideas de negocio o a perseguir un nuevo puesto de trabajo. Tómate un poco de tiempo para reflexionar. Hay algunas preguntas importantes que te tendrías que hacer como:

  • ¿Qué me apasiona?
  • ¿Qué sé hacer?
  • ¿Dinero o tiempo libre?
  • ¿Aquí o en otro lugar?

Esas son solo unas pocas. En realidad tienes que plantearte muy seriamente los objetivos principales en tu vida. En este caso hablo de objetivos profesionales pero es evidente que también tienen un fuerte impacto sobre tu vida personal y por lo tanto tienes que ampliar el espectro para definirte como persona y saber a dónde quieres llegar.

2º- Créate una red

Tener contactos es una de las cosas más importantes en la vida. En el terreno profesional, es vital. Sean cuales sean tus objetivos, los vas a conseguir mucho más fácilmente si conoces a las personas adecuadas.

Por eso no te cortes. Sal de tu zona de comodidad y entra en relación con la gente. Si quieres saber más sobre este asunto te aconsejo que leas el artículo que dediqué al networking.

Tus contactos te pueden enseñar, informar, conseguir entrevistas de trabajo, hablarte de proveedores o clientes si tienes un proyecto de empresa… A cuantas más personas conozcas, mejor, siempre que sean relevantes respecto a tus objetivos profesionales.

3º- Empieza paso a paso

Empezar de cero podría ser terrorífico si comparásemos solo el punto de partida y el punto de llegada deseado. Pero, por suerte, en la vida no se trata de subir al Everest corriendo un sprint, sino de dar pasos firmes y progresivos para coger altura.

¡Cuidado! Que no he dicho que te lo tomes despacio. Obviamente vas a tener que dedicar una cantidad importante de esfuerzo. Por ejemplo si cambias de empleo, vas a tener que ser constante y proactivo para conseguir entrevistas de trabajo y superarlas, y sobre todo, cuando ya estés en el puesto, vas a pasar unas semanas o meses donde parecerá que te superan los acontecimientos, simplemente porque todos tenemos una curva de aprendizaje cuando empezamos algo nuevo.

Si tu idea para empezar de cero es montar un negocio, probablemente el esfuerzo que tengas que hacer al principio sea aún mayor. Pero no olvides que hace poco te di unas recomendaciones para empezar una empresa, así que no dudes en leer el artículo y aclarar tus dudas. También te vendrá bien mi guía para emprender (un artículo muy completo sobre el asunto).

Nunca es demasiado tarde

nunca es demasiado tardeAunque tengas 60 años, si tu sueño era ser médico, que nadie te impida apuntarte a la universidad e intentarlo. Los límites a nuestros sueños muchas veces los ponemos nosotros mismos. Ya bastante tenemos que las barreras reales para inventarnos más complicaciones.

Así que recuerda: nunca es demasiado tarde. Lo hayas elegido tú o haya sido un golpe del destino, puedes empezar de cero y conseguir lo que te propongas. De hecho, la historia no acaba cuando lo consigas. La vida es cambio. Después de lograr una cosa, posiblemente tengas otros retos para superar. Y si ya has empezado de cero una vez, podrás hacerlo de nuevo.

Artículos relacionados:

¿Te ha gustado este artículo? No dudes en compartirlo con los botones de aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*