Dejar el trabajo para emprender: unos consejos

corbata¡Cuántas personas escuchamos afirmar que su sueño es montar su empresa y dejar ese trabajo que no les gusta por un motivo u otro! Pero muy pocas son las que realmente dan el paso. Algunas porque no están realmente dispuestas a hacer este cambio, y otras muchas porque se quedan ancladas en su zona de comodidad y certidumbres. Para todos aquellos que se plantean dejar el trabajo para emprender, he preparado unos consejos.

Ten una estrategia

Montar un negocio es algo que requiere planificación. No puedes dejar tu trabajo a la primera de cambio porque tu jefe te habló mal por enésima vez. Tu timing tiene que ser el correcto. No merece la pena precipitarse, es mejor que primero hagas un poco de investigación sobre el negocio que podrías montar, a la vez que te vas preparando en todos los aspectos para el cambio. Pero, que prepararte no sea tu excusa para no moverte. En algún momento tendrás que dar el paso.

Ahorra y ajusta tu estilo de vida

Raros son los negocios que dan sus frutos en los primeros meses, y raros son los negocios que no requieren una inversión, por mínima que sea. Para eso es importante que aproveches tu trabajo actual para ahorrar. Para ir más rápido en la constitución de tu colchón y acostumbrarte a la época de penuria de la fase de arranque de tu futuro negocio, es buena idea que vayas recortando un poco en tu nivel de vida, reduciendo tus gastos.

Vence tu miedo

Un trabajo nunca está asegurado. Hemos vivido recientemente épocas de recortes que han afectado hasta los ingresos de los funcionarios, una categoría de trabajadores que por lo general se consideraba muy segura. Y los EREs en grandes empresas son muy habituales. Por lo que debes dejar de pensar que montar un negocio es arriesgarse demasiado. Como trabajador te pueden despedir casi de un día para otro. No confundas miedo y riesgo. Este miedo suele ser una excusa para no cambiar.

dejar el trabajo para emprenderAprende todo lo que puedas en tu trabajo actual

¿Te ofrecen formación en idiomas? ¿En informática? ¿En gestión? ¿Un compañero está dispuesto a explicarte en que consiste su trabajo? No desperdicies oportunidades de aprender sobre tu empresa o en general. Esos conocimientos y experiencias pueden llegar a ser muy útiles en tu futura andadura como empresario. Obviamente, si ya tienes claro a qué te vas a dedicar, puedes orientar tu aprendizaje hacia los conocimientos específicos que necesites adquirir.

Haz contactos

El trabajo es también un lugar privilegiado para hacer contactos, que quizás el día de mañana puedan ser útiles en tu proyecto empresarial. Pueden llegar a ser posibles clientes, o proveedores, o socios. Quizás tengas buena relación con un gestor o un abogado que luego te pueda asesorar a buen precio cuando lo necesites. Todo cuenta, y las aventuras empresariales son primero aventuras humanas, así que no dudes en desarrollar tus contactos.

Una decisión familiar

Evidentemente, si eres soltero la decisión de dejar tu trabajo para montar un negocio solo te afecta a ti, y por lo tanto la tomas por tu cuenta. Pero si vives en pareja, o tienes familia, es una decisión que puede impactar a más personas. En este caso, es primordial que tengas el apoyo incondicional de tu pareja. Emprender puede llegar a ser muy complicado, especialmente al principio, y no quieres tener que enfrentarte con los reproches de tu pareja una vez vuelves a casa tras una dura jornada de labor.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

2 pensamientos en “Dejar el trabajo para emprender: unos consejos

  1. daniel morales

    Estoy cansado de vivir cheque a cheque, Se que dentro de mis virtudes o gracias, está el que tengo la facilidad de negociar, el don de gente, me es facil entablar conversaciones, llegarle a las gentes, etc.. No soy timido, al contrario: esforzado, trabajador,dispuesto, y se que tengo la capacidad de dirigir un negocio, tanto por que reconozco mis virtudes como mis deficencias,pero siempre ha exisitdo esa tendencia o esa necesidad de poder manejar o adminsitrar mi propio negocio. A parte de que la mayoria del que me conoce me lo dice, se que tengo el potencial. El problema es que no se, en que pudiera invertir para desarollar mi propia empresa. Me pudiera ayudar??

    Responder
    1. Antoine Kerfant Autor

      Hola, lo más razonable es partir de un área de conocimiento y experiencia que tiene muy controlado, por ejemplo un sector de actividad en el cual ya trabajo. Como dice que tiene fibra comercial, obviamente le recomendaría una empresa donde esa característica sea importante, como por ejemplo la distribución de un producto…

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*