Como hacer crecer tu negocio: ¿expansión propia o formato de franquicia?

dudaCuando tu empresa tiene ya unos años y se ha consolidado, te planteas varias preguntas. Una de ellas es elegir entre seguir como estás o expandir el negocio con otros emplazamientos. Y si optas por crecer, entonces la duda habitual es si te conviene hacerlo con tus propios recursos o si optas por la franquicia, eligiendo a otros emprendedores para que vayan expandiendo tu negocio, a cambio de compartir los beneficios con ellos.

Ventajas de implementar un sistema de franquicia

  • Es mucho más económico. Si quieres abrir un nuevo centro con recursos propios, tendrás que desembolsar grandes cantidades para adecuar el local, comprar mobiliario, adquirir herramientas y equipos, etc. Normalmente, en un sistema de franquicia, esta inversión recae en el franquiciado. Tu empresa también tendrá algunos costes iniciales, como por ejemplo la formación de los nuevos miembros, pero son muy asumibles.
  • Puedes cobrar un canon de entrada. Muchas franquicias exigen a sus nuevos franquiciados que paguen un derecho de entrada en el sistema, por lo que consigues ingresos incluso antes de que haya empezado la actividad.
  • pones las normas. Quieres que tu negocio siga creciendo, quieres resultados y quieres una buena imagen de marca, por eso puedes exigir a los franquiciados que cumplan con una serie de requisitos, tanto en organización, procedimientos, imagen como en cualquier otro aspecto relevante para ti.
  • Recibes ingresos independientemente de la rentabilidad del nuevo franquiciado. Obviamente, a ti te interesa que les vaya muy bien a todos los miembros de tu red de franquiciados, pero como normalmente en estos esquemas se cobran unas royalties basadas en la facturación (y no en los beneficios), cobras les vaya mal o les vaya bien.
  • Puedes crecer muy rápido y a gran escala. Como no estás limitado por el presupuesto (el dinero lo aportan los nuevos franquiciados), puedes abrir muchos establecimientos en poco tiempo. El único límite será tu capacidad para seleccionar, formar los candidatos y seguir la buena marcha de sus aperturas y de su funcionamiento. Concretamente, si abres tus propios establecimientos, puedes tardar años en tener 3 o 4 implantaciones. Con una franquicia, fácilmente podrías abrir 10 veces más en el mismo tiempo.

crecimiento interno o por franquiciaInconvenientes del sistema de franquicia

  • Dependes mucho de las candidaturas para crecer. No hay duda de que si tienes una franquicia ya muy exitosa, puedes seleccionar entre muchas propuestas y optar por el candidato que veas más capacitado para llevar el negocio. Pero cuando empiezas a franquiciar tu negocio, lo más normal es que no sea muy conocido, y entonces puede que te cueste encontrar candidatos válidos para llevar el negocio. Y como quieres que la franquicia sea un éxito, puede llegar a ser una limitación importante.
  • Tienes menos poder de decisión. De acuerdo, es tu negocio, y pones las normas de la franquicia. Pero los miembros de tu red no son tus empleados. Son los dueños de sus propios negocios, y tienen sus propios objetivos. No es raro por ejemplo el caso de franquiciados que acaban saliendo de la red y montando empresas competidoras, aprovechando el conocimiento adquirido. Eso es un caso extremo, pero incluso en casos más normales, tendrás que escuchar la voz de tus franquiciados y eso limitará un poco tu margen de maniobra.
  • Si el negocio es exitoso, ganas mucho menos que si fuera tuyo. No se puede ganar en todo. Si no te cuesta casi nada la apertura de un negocio y encima cobras un porcentaje de las ventas, evidentemente no vas a ganar tanto dinero como si el negocio fuera propio. El franquiciado tiene que ganar dinero también, y si le aprietas demasiado, cerrará o se convertirá en competencia en cuanto tenga la oportunidad.
  • La imagen de tu negocio está en manos ajenas. Por mucho que los franquiciados tengan que cumplir normas estrictas, no puedes controlarlo todo. Si uno o varios de los miembros de tu red no hacen bien su trabajo, no podrás echarles, a no ser que incumplan claramente una condición del contrato de franquicia. Por lo tanto, podrías sufrir durante años de los efectos de una mala gestión por parte del franquiciado.

¿Y tú cómo lo ves? ¿Harías crecer tu negocio con un sistema de franquicia o prefieres el crecimiento interno?

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*