Consejos para unas buenas compras

consejos-para-unas-buenas-comprasLo importante no es tanto vender bien, sino comprar bien. Esa frase normalmente se escucha mucho en entornos comerciales, especialmente en actividades de compraventa. No hay que tomársela al pie de la letra, pero tiene el mérito de destacar algo importante: gestionar correctamente las compras es algo fundamental en cualquier empresa. Aquí vienen unos consejos.

En busca de la mejor relación calidad / precio

Comprar bien, es antes que nada comprar los productos y servicios que mejor se adapten a las necesidades de tu empresa, al menor precio posible. Por eso, un buen comprador intentará siempre buscar la mejor relación entre calidad y precio.

Esto implica investigar el mercado, y no pararse en la primera opción. En cuestión de elección de proveedores, hay una norma muy importante, la de conseguir al menos 3 presupuestos para poder comparar. No importa si lo que vayas a comprar es un servicio como el acceso a Internet o productos y materiales de oficina. Siempre tienes que comparar. Eso sí, cuanto más estratégico y más significativo el volumen de compra, más tiempo que tendrás que pasar (y viceversa).

Asegurar el aprovisionamiento

De poco te serviría tener comprado un gran producto u servicio a un precio excelente si luego tienes problemas de aprovisionamiento. Imagínate que tu proveedor de alojamiento web tenga el servidor caído durante un día, o que tus materias primas no te lleguen a tiempo porque las mercancías siguen en alta mar o. Asegurar el aprovisionamiento es un aspecto clave para tu negocio.

Buscar el stock mínimo

Tener existencias cuesta mucho dinero. Es uno de los elementos más importantes del Cash Flow. Por eso un buen comprador intenta buscar minimizar el stock pero con una condición inquebrantable: tu producto u servicio siempre tiene que estar disponible para el cliente. Sigamos con el ejemplo, usemos la web de desordena, que vende productos y materiales de oficina. ¿En serio necesitas comprar una caja de 50 bolis bic? O ¿cajas de folios? Es mejor que tengas lo mínimo posible, ya vayas comprando cuando te hace falta, usando por ejemplo la comodidad de Internet.

Para poder ajustar las existencias al mínimo viable, es necesario tener un buen conocimiento de las ventas y de sus ciclos, especialmente la estacionalidad. En las empresas de distribución, que tienen miles de referencias, a menudo este trabajo de optimización se deja a algún programa informático especializado, pero una persona con experiencia también puede gestionar perfectamente los volúmenes de compra.

Implementar la mejora continua

El trabajo de gestión de las compras no tiene fin. Una vez que tienes seleccionado a tus proveedores para cada producto u servicio no puedes descansar y olvidarte del tema. Igual que como particular mirarías cada año qué aseguradora te ofrece el mejor precio para la póliza de tu coche, como responsable de compras tienes que estar siempre al tanto del mercado y actualizar la situación para tener el proveedor que te pueda ofrecer la mejor relación calidad / precio.

En el tema de existencias, es todavía más obvio. Pondrás unos indicadores para medir la rotación de tus stocks y buscarás siempre mejorarla sin caer nunca en ruptura.

Artículos relacionados:

¿Merece la pena usar un plan de empresa ya hecho?
¿Qué sueldo ponerte cuando creas tu empresa?
Visita a La Bamba Coworking

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*