Consejos para un buen uso de las tarjetas de presentación

tarjeta-de-visitaPuede que vivamos en una época digital, pero esto no significa que tengas que olvidarte de otros métodos de comunicación más tradicionales. Hoy te hablo de las tarjetas de presentación, y de cómo puedes hacer un buen uso de ellas. Desde su diseño hasta su distribución a tu alrededor.

Una herramienta muy práctica y barata

Las tarjetas de presentación ya se usaban hace más de tres siglos en la aristocracia europea para anunciar una visita. Hoy son una forma rápida y efectiva de presentarse, ya que el interlocutor sabe en un instante nuestro nombre y nuestro cargo, además de disponer de unos datos de contacto. Gracias a servicios de impresión online es fácil, económico y bastante rápido tener a tu disposición un gran número de tarjetas de visitas que podrás usar luego para hacer networking.

Cuida el diseño

Como decía un humorista, “no se tiene dos oportunidades de dar una buena primera impresión”, y la tarjeta de presentación es el primer documento oficial de tu empresa que tu interlocutor va a ver. Por eso tiene que estar muy cuidado, con un aspecto profesional que además encaje con el resto de tu imagen corporativa.

Como diseñar tu tarjeta

Deberías seguir estos consejos básicos:

  • Haz que tu tarjeta sea sencilla, sin demasiada información ni demasiados colores.
  • Incluye tu logo de forma muy visible, es un elemento fundamental
  • Usa fuentes fáciles de leer. Algunas fuentes muy bonitas no facilitan la lectura.
  • Pon tu nombre, tu cargo, tu empresa, la dirección, el email y por supuesto el teléfono. También puedes indicar tu página web.
  • No pongas información en el reverso, salvo que trabajes en varios idiomas, y en este caso, puedes repetir la información de la tarjeta traducida al inglés o al idioma relevante para tu negocio.
  • Ten cuidado con ser demasiado original con el formato. Normalmente las tarjetas son unos rectángulos de 8,5 x 5,5 cm y así es como los clientes las pueden guardar más fácil. Tienes que encontrar un equilibrio entre originalidad y aspecto práctico.

consejos-tarjeta-de-presentacion¿Qué programa usar?

Hay quienes usan Power Point, pero la verdad es que si lo haces, tienes que tener mucho cuidado con los detalles. Otros programas como Photoshop y similares te permiten más opciones para un diseño profesional.

Como usar tus tarjetas de presentación

El consejo es bastante sencillo: no pierdas una oportunidad de distribuir tu tarjeta. Ten siempre unas encima, para poder repartirlas a las personas que vayas conociendo. Adjunta una tarjeta en tus correos profesionales. Incluso, dependiendo del negocio que tengas, puede ser interesante que dejes una pila de tarjetas en algunos sitios específicos (por ejemplo empresas con sinergias con la tuya).

No tengas demasiada prisa en querer entregar tu tarjeta de presentación. Espera  a que el tema venga naturalmente en la conversación. Por ejemplo, si alguien te pregunta concretamente cuál es tu cargo, puede ser un buen momento para ilustrar tu respuesta tendiendo tu tarjeta a la vez que explicas a que te dedicas.

Si alguna información cambia, no te pongas a tachar las tarjetas existentes, queda poco profesional. Mejor vuelves a imprimir unas nuevas, que tampoco cuestan tanto.

Antes de terminar, un último truco, esta vez relacionado con las tarjetas de presentación de tus interlocutores. Cuando estés en una reunión con nuevas personas, en lugar de guardar sus tarjetas, ponlas frente a ti, de esa manera podrás recordar el nombre y el cargo de la persona, lo que puede ser muy útil en el transcurso de una reunión.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*