Consejos para negocios basados en servicios a domicilios

entradaHay muchos ejemplos de negocios que funcionan desplazándose al hogar del cliente para ofrecerle unos servicios a medida, pero este artículo no es para dar algunas ideas de negocio en este sector, sino para hacer algunas recomendaciones para las personas que plantean este tipo de servicio. Vamos a repasar algunos consejos sobre seguridad, tarifas, transporte y otros aspectos relevantes cuando hay que desplazarse al domicilio de los clientes.

Seguridad

Puede parecer una tontería hablar de seguridad, pero no lo es. Cuando vas por primera vez a casa de unos desconocidos, no es mala idea tomar algunas precauciones, especialmente cuando la persona que se desplaza es una mujer. Entre las recomendaciones más obvias:

  • Dejar constancia a otra persona de la agenda del día (con las direcciones exactas y datos de contactos).
  • Evitar barrios conocidos como conflictivos.
  • Evitar ciertos horarios.
  • Detectar comportamientos raros antes de las citas.

Pero la seguridad es una temática más amplia, también implica tener cuidado en los desplazamientos. A veces, las prisas por ir de una cita a otra pueden provocar accidentes.

Cálculo de tarifas

Cuando una persona monta un negocio de servicio a domicilio, piensa que puede ofrecer un precio mucho más bajo que la competencia porque no tiene que pagar gastos de alquiler y suministros, entre otras cosas. Sin embargo, no es tan sencillo como eso. En particular, hay que tomar en cuenta el tiempo perdido en desplazamientos. Por poner un ejemplo, en una peluquería clásica, se pueden atender a dos clientes en una hora. Una peluquera a domicilio podrá solo atender a uno, ya que el resto del tiempo se tendrá que desplazar hasta la casa del siguiente cliente.

consejos-servicios-a-domicilioGestión de la informalidad

Me sabe mal decirlo, pero en España hay bastante informalidad respecto a los compromisos con proveedores o servicios. No soy el único profesional que haya tenido problemas con personas que quedan para una cita y luego nunca aparecen, ni contestan al teléfono. Conozco a varias personas que trabajan en domicilios ajenos y que se han desplazado hasta la casa del cliente para escuchar excusas como “no me acordaba pero ahora no me viene bien, vuelve otro día”.

Para evitar las malas sorpresas, lo mejor es tomar medidas preventivas. Lo ideal es cobrar por anticipado al menos parte del servicio, pero en muchos casos eso es muy delicado. Lo segundo mejor es llamar unas horas antes de la cita para confirmarla. Aun así, seguirá habiendo alguna mala sorpresa, pero menos.

Costes de transporte

El transporte puede ser un dilema importante. Desplazarse por transporte público consume muchas horas, lo que se traduce en una pérdida de negocio potencial. Usar taxis es muy caro. Usar un coche propio puede llegar a ser bastante caro también, ya que en muchos barrios no es posible aparcar gratis.

Para minimizar el coste del transporte, es importante planificar muy bien los días de trabajo, agrupando lo más posible a los clientes por zona, o descartando clientes que por ubicación no compensan, para centrarse en los que viven en casas de acceso más fácil.

Herramientas y carga

Algunos negocios proporcionados en el domicilio del cliente requieren de muy pocas herramientas, como pueden ser las clases de idioma. Otros, como por ejemplo los masajes terapéuticos, implican llevarse una camilla plegable. Sí la práctica del negocio requiere muchas herramientas, hay que prestar un interés especial a la gestión de esa carga. Tener que desplazarse con mucho peso puede tener consecuencias malas para la salud.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*