5 consejos para motivarte

consejos-de-automotivacionAño nuevo, nuevos proyectos. Pero también a veces es complicado volver a motivarse después de las fiestas o simplemente cuando los resultados tardan en manifestarse. Para ello, te voy a dar unos pocos consejos que te pueden ayudar, y sirven tanto si eres emprendedor como si trabajas como empleado o tienes que llevar a cabo un entrenamiento deportivo.

1º- Establece objetivos

La única forma de saber si tienes éxito es tener unas referencias claras. En mi opinión, deberías establecer dos tipos de objetivos:

  • Un objetivo principal. Es tu sueño, tu meta última. Ascender al consejo de administración de la empresa para la cual trabajas, bajar de una marca en la maratón, o en el caso de la temática de este blog, conseguir una empresa floreciente.
  • Los escalones que te permitirán llegar hasta allí. Son objetivos intermedios y consecutivos. Son muchos y cuanto más pequeños, más fácil será tu subida. Tómate las cosas paso a paso. No te quemes queriendo subir las escaleras del éxito corriendo. Si entrenas para correr, querrás primero hacer una vuelta, luego una y media, luego dos, y así sucesivamente. Si montas una empresa tomarás pequeñas decisiones cotidianas integradas en tu visión a largo plazo.

2º- Rodéate de personas positivas

Por mucha autoconfianza que tengamos, las opiniones de terceros pueden influir notablemente sobre nuestro ánimo, y por lo tanto sobre nuestra motivación. Si nos rodeamos todos los días de personas que no creen que lo podemos lograr y nos lo dicen, es posible que nos lo acabemos creyendo. Por eso es importante rodearse de personas positivas, y en la medida de las posibilidades, que comparten ciertos objetivos (como otros emprendedores o deportistas).

3º- Intenta darlo todo

La prudencia a menudo es necesaria, pero no confundas los términos. Para conseguir tus objetivos tendrás que salir de tu zona de comodidad y darlo todo. Tendrás que tomar riesgos (calculados). Al mismo tiempo, cuando te esfuerzas, lo notas y repercute en una mayor motivación. Si has corrido alguna vez darlo todo no es entregarte hasta el desvanecimiento, sino superar este umbral de dificultad que se te resiste gracias a una constancia mental.

4º- Suelta los pesos del pasado

Lo pasado ya pasó. Lo bueno como lo malo. Ahora tienes que centrarte en el próximo paso. Me gusta un proverbio chino que dice que cuando haces una pausa en el camino, te tienes que sentar mirando a lo que queda por recorrer, no mirando lo que ya anduviste. A veces tendrás fracasos, y te costará aceptarlos. Pero si aceptas que lo único que puedes hacer es actuar para el futuro, te ayudará. Además, si lo diste todo como aconsejaba en el punto anterior, no podrás tener remordimientos.

5º- Date un premio

Esforzarse todo el rato no es bueno para tus objetivos a largo plazo. De vez en cuando, párate un rato y regálate algo. A algunas personas este premio significará comprarse alguna cosa, para otros será encontrar un viaje que te haga desconectar, mientras otras buscarán en las últimas tendencias de ropa su regalo particular. Quizás necesites quedar con unos amigos o la familia, y desconectar un rato, por muy difícil que sea.

 

Artículos relacionados:

El camino no tomado
¿Quieres ser un jefe o un líder?
¿Seguro que no estás haciendo tonterías?

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS IconSuscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*