Como usar un préstamo rápido para financiar tu negocio

Oportunidades de inversión, emergencias, imprevistos, hay momentos en los cuales un negocio necesita dinero urgente, pero no siempre lo tiene en caja. Una opción es entonces buscar un préstamo rápido que cubra la necesidad de efectivo. Vamos a ver cómo y cuando usar crédito a corto plazo.

Las ventajas de los préstamos rápidos

  • El principal beneficio de los créditos de este tipo es que son mucho más fáciles de conseguir que los préstamos tradicionales a medio y largo plazo, que suelen exigir un estudio detallado y unas garantías personales.
  • Otra ventaja importante, explicada en el propio nombre del servicio, es que los plazos son muy cortos, a menudo la aprobación se obtiene en cuestión de minutos, y el dinero en pocas horas.
  • Son préstamos que se caracterizan también por su sencillez de uso y gestión, con plataformas en internet donde se pueden elegir plazos y cantidades con una gran flexibilidad.
  • Además, como hay muchos servicios de créditos rápidos, se puede comparar cual es el más interesante, y para evitar de tener que revisar las páginas una a una, hay comparadores muy útiles, como por ejemplo https://prestameria.es/, que te permite ver en una sola página las principales características de los préstamos ofrecidos por los portales.

Cuando usar un crédito rápido para tu negocio

Para inversiones de pequeño importe y con un retorno interesante. Una de las formas más eficiente de usar un préstamo a corto plazo es para sacar una rentabilidad, y en los negocios hay muchas oportunidades de inversión, a menudo por importes pequeños. A lo mejor necesitas comprar una herramienta que te permitirá producir y facturar más, o quizás tengas que comprar más inventarios para poder satisfacer un pedido importante, o cualquier otro ejemplo que suponga aumentar tus beneficios a corto, medio y largo plazo.

Una emergencia. La vida está llena de imprevistos. Puede que tengas que pagar por la reparación o sustitución de un equipo imprescindible, o que se te haya caído un lote de productos y que tengas que comprarlos de nuevo. Por definición, es difícil imaginar todas las cosas que pueden suceder en un pequeño negocio, pero puede darse del caso de que no tengas el dinero para cubrir esa eventualidad, y entonces el préstamo rápido puede ser una opción.

Recomendaciones de sentido común

Antes de contratar cualquier seguro, tienes que tener las cosas muy claras, y en particular dos cosas:

  • Entiendes perfectamente las condiciones del crédito, como el plazo, el interés aplicado, el vencimiento, y los pagos periódicos que tendrás que efectuar.
  • Tienes un plan para devolver el crédito. Y eso probablemente sea el consejo a la vez más obvio y más importante. Siempre que pidas dinero prestado, tienes que saber exactamente como vas a devolver el principal y pagar los intereses.

Vamos a ver uno de los ejemplos que citaba anteriormente: el caso de un pedido grande por parte de un cliente que te obliga a comprar más productos que lo habitual para poder atender el pedido. Si contratas un crédito para pagar las compras, lo ideal es que elijas un plazo de devolución posterior al pago por parte de tu cliente. Así cuando tengas de devolver el dinero, ya lo habrás cobrado, además del margen de beneficio, lo que cubrirá sin problema los intereses.

Teniendo claras esas dos observaciones, los préstamos rápidos pueden ser una herramienta financiera interesante para el dueño de un pequeño negocio.

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*