Como encontrar el mejor personal para tu tienda

¿Estás pensando en montar tu propia tienda o pequeño comercio? ¿Tienes ya claro el planteamiento, el local, el diseño, la política de precios y muchos más aspectos? ¿Has pensado en el tema del personal? Mi consejo es que no lo dejes para el último momento. Es importante que tengas una estrategia para reclutar a los mejores perfiles para tu tienda. Porque, no lo olvides, aunque tenga los mejores productos, una empresa es solo tan buena como su equipo humano.

Generar un vivero de talento

En la distribución, a menudo se requiere contratar a personal temporal por cubrir algunas campañas (Navidad, rebajas). Es importante conservar el contacto de las personas con potencial, para luego llamarlas cuando se necesiten contrataciones de duración indefinidas. Aunque la situación del empleo haya mejorado mucho en los últimos años, buscar trabajo sigue siendo la prioridad de muchas personas, lo que para una tienda representa una oportunidad para poder seleccionar buenos perfiles y tener un vivero de talento.

¿Cómo encontrar ese talento?

Está claro que puedes colgar un cartel en la vitrina de tu local con la frase “se busca dependiente de tienda”, y sin duda recibirás unas cuantas visitas de personas que vendrán a depositar su currículum. Pero si quieres tener la oportunidad de tener más alcance y poder filtrar los perfiles en función de criterios específicos, lo ideal es que publiques un anuncio en un portal de empleo. Te permitirá seleccionar mucho mejor las candidaturas, y no perder tiempo entrevistando a personas que no dan el perfil.

¿Qué aspectos son particularmente importantes en la selección de empleados de tienda?

Simplificando mucho, yo diría que hay dos elementos en los que te deberías fijar a la hora de evaluar las candidaturas para los empleados de tu tienda.

  • La experiencia previa en el sector es fundamental, especialmente para los puestos de trabajo con mayor responsabilidad, como encargado de tienda. Para funciones más “junior” no es tan imprescindible.
  • El saber gestionar la relación con un cliente es un punto fundamental en el comercio. Y eso se puede valorar muy fácilmente poniendo al candidato en situación, es decir haciendo una simulación de venta, durante la cual se valorarán aspectos fundamentales como la acogida, entender la necesidad del cliente, la capacidad en recomendar los productos adecuados, saber contestar a objeciones, cerrar la venta, conseguir ventas adicionales (por ejemplo de productos complementarios) y por supuesto despedirse.

Las principales funciones en una tienda

Los diferentes perfiles de puestos que voy a detallar a continuación son orientativos. Evidentemente, cuanto mayor sea la tienda, más factible es que exista una mayor jerarquía, mientras en tiendas pequeñas los roles tienden a confundirse mucho más.

  • Director de tienda. Es la persona que dirige la gestión del negocio. Supervisa el trabajo del encargado, fija y controla el cumplimiento de los objetivos, decide sobre la contratación de personal o los despidos, la compra de stock, y bastante más. En caso de mucha actividad, se pone a vender o a organizar el género como cualquier otro empleado, pero su papel principal es la supervisión. A menudo, en pequeños negocios el emprendedor es el director de tienda. Su perfil típico es de una persona con mucha experiencia en comercio, que ha ido ascendiendo pasando por diversos puestos.
  • Encargado. Como el nombre indica, está a cargo del negocio. A veces, su responsabilidad es la misma que la del director de tienda, pero también puede que existan las dos funciones. En este último caso, el encargado es quien lleva la parte más operacional del negocio, mientras el director supervisa y dar las grandes orientaciones. En concreto, el encargado gestiona y motiva al equipo en tiempo real, dando instrucciones sobre lo que tiene que hacer y estableciendo prioridades. Dedica un tiempo importante de su tiempo a la venta y a otras funciones que comparte con los otros empleados. Su perfil es de una persona con experiencia de varios años como dependiente, que hay ido aprendiendo a gestionar un equipo.
  • Dependiente / Vendedor. Se dedica a la venta, y también a la colocación del género cuando hace falta. Sigue las instrucciones del encargado. Su perfil es de un comercial con al menos un par de años de experiencia de venta en tienda.
  • Asistente. Se trata de un perfil de nuevo empleado, que cumple con las mismas responsabilidades que un dependiente, pero que todavía está aprendiendo a mejorar sus técnicas de venta. A menudo solo trabaja a tiempo parcial. Puede ser un candidato sin experiencia previa, pero con aptitudes para la venta y la relación cliente.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*