Como empezar una empresa: 10 consejos para encarrilar tu proyecto

como empezar una empresaMe doy cuenta por las preguntas que me llegan vía Facebook o el formulario de contacto de que muchas veces los posibles emprendedores se quedan bloqueados antes de empezar, porque no saben qué pasos dar. En este post no te voy a explicar todos los pasos para crear una empresa, ya que es un tema que ya trate en mi guía completa para montar un negocio, sino que me voy a centrar en los primeros pasos que tienes que dar para encarrilar tu proyecto.

1º- ¿Estás seguro que quieres empezar una empresa?

Soy un gran partidario del emprendimiento, pero eso no significa que crea que montar un negocio sea algo que le convenga a todo el mundo. Por eso para mí el primer paso es que seas consciente de lo que implica emprender, en términos de compromiso, dedicación, impacto sobre las finanzas personales y demás. Creo que si quieres tener éxito tienes que ponerte en serio, eso no es un hobby.

2º- ¿Te apasiona lo que vas a hacer?

La pasión es la mejor forma de motivación. Si te gusta lo que haces, podrás aguantar muchísimo más en los momentos difíciles.

3º- ¿Qué problema resuelves para tus consumidores?

Es la base de cualquier idea de negocio. Tienes que aportar valor añadido real a tus clientes potenciales. En otras palabras, ellos deben estar dispuestos a pagar a cambio de la solución que les ofreces. Cuidado con los falsos problemas o las soluciones para las cuales los clientes no están dispuestos a pagar.

Con estas 3 primeras preguntas generales nos aseguramos que tienes una base para procurar empezar una empresa. Pasemos a preguntas más concretas.

4º- ¿Cuál es tu modelo de negocio?

¿Cómo conviertes la solución al problema de tus clientes en dinero? ¿Qué servicio aportas y cómo lo cobras? ¿A qué precio? Para más información el artículo sobre el modelo de negocio.

5º- ¿Cómo elaboras el producto o servicio?

¿Con que proveedores vas a trabajar? ¿Qué instalaciones vas a usar? ¿Cómo piensas organizar el personal? Todo esto tendrá un impacto sobre tus costes y gastos.

6º-¿Tienes algunas obligaciones legales específicas?

Algunos negocios requieren licencias administrativas específicas, o controles sanitarios, o cualquier tipo de cumplimiento normativo particular. Es importante que busques información al respecto, porque evidentemente impactará la organización de tu negocio y el coste. Las administraciones públicas te pueden ayudar a aclarar dudas: contáctalas.

7º- Proyecciones financieras

¿Cuánto te va a costar arrancar? ¿Durante cuánto tiempo vas a necesitar financiación para compensar las pérdidas iniciales? ¿Cuánta financiación vas a necesitar? ¿Qué rentabilidad puedes esperar a medio y largo plazo? ¿Cómo te financias? Esas preguntas son importantes y las haces gracias al plan de empresa.

Ahora que tienes esto claro, pasamos a dar los primeros pasos en el mundo empresarial.

8º- Busca tus clientes y cierra tus primeras ventas

En el mundo actual, el mejor consejo que se le puede dar a un emprendedor es que antes de realmente poner en marcha una estructura pesada y costosa, se ponga a probar su concepto buscando clientes y cerrando ventas. Este paso es fundamental porque te permite ensayar tu modelo y adaptarlo por un coste mínimo. Si tu idea tiene puntos flacos los podrás rectificar muy rápido y por poco dinero.

ponte a vender

9º- Dale vueltas al nombre de la empresa

En la mayoría de los negocios el nombre de la empresa (o del principal producto vendido) es algo fundamental. Merece la pena que no te lo tomes a la ligera. Piénsalo mucho, pero que eso no se convierta en una excusa para demorar el resto. En muchos casos al principio tendrás muy pocos clientes así que incluso puedes empezar sin un nombre, pero encontrar un nombre bueno te ayudará.

10º- Instálate y regístrate

Empezar una empresa no es registrarla en Hacienda o en el Registro Mercantil. Esos son meros pasos administrativos, necesarios pero no fundamentalmente importantes. Claro que hay decisiones que tomar, como el formato jurídico, que tienen un impacto significativo sobre el futuro de tu empresa, pero no es algo que te deba preocupar. Muchos emprendedores se bloquean en esta fase por desconocimiento, cuando en realidad con un buen gestor esto no es un problema para nada.

Así que instálate buscando la mayor efectividad de la inversión. En otras palabras gasta lo menos posible para reservar tu dinero a la adaptación de tu negocio a lo que realmente quieren los clientes y que aprenderás poco a poco.

De todos estos consejos, en mi opinión el más importante es el octavo: ponerte a vender. Tus clientes son la principal fuente de mejora para tu proyecto. Cuando más temprano estés en contacto real con ellos, mejor.

Artículos relacionados:

¿Externalizar tareas o hacerlas internamente?
21 excusas para no emprender
Sueldo o dividendos: ¿Cómo remunerarte en tu empresa?

Ya que has llegado hasta aquí, te pido un favor: que me ayudes dando un “me gusta”, un retweet o un “+1”, en los botones de abajo. 🙂

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*