Como contratar a un becario: ¿convenio con la universidad o contrato de prácticas?

como contratar becariosSi necesitas mano de obra cualificada, pero todavía tu empresa no tiene los recursos suficientes para contratar empleados, quizás pueda ser interesante para ti valorar la posibilidad de trabajar con becarios. Por eso me ha parecido importante hacer una exposición de la diferencia entre incorporar un becario dentro de su periodo de estudios y la opción de redactar un contrato de prácticas con algún recién titulado.

¿Por qué apostar por becarios?

En introducción hablaba de empresas con pocos recursos económicos, y es verdad que normalmente apostar por becarios es bastante más barato que hacerlo con empleados en condiciones de trabajo normales. Sin embargo el bajo coste no debe ser la única motivación, y quizás ni siquiera la principal.

Contratar a uno o varios becarios puede ser interesante si consigues apostar por ellos tanto como ellos apuestan por ti. Me explico, imagínate que tienes durante unos meses en plantilla a un estudiante que estás pagando poco o nada. Su motivación para trabajar puede ser mínima si no le ofreces algo a cambio. Si tu idea es hacer rotar becarios para ahorrar, no irás a ninguna parte. Si a cambio incorporas a estudiantes o recién titulados con potencial, les involucras en el proyecto y te comprometes con ellos a remunerar su esfuerzo en cuanto la empresa se lo pueda permitir, entonces puede que tengas una apuesta ganadora.

Esto puede funcionar especialmente bien en un entorno de innovación, con startups. Aquellos que hayan estado involucrados desde el principio pueden cosechar grandes beneficios a medio plazo, y en el caso más habitual (estadísticamente) del fracaso, obtienen una experiencia muy valorable para su currículum.

El convenio con la universidad

La opción más económica para incorporar becarios en tu empresa es firmar un convenio con una universidad o centro de estudios. En este caso, la práctica se considera como parte del ciclo formativo del alumno, y ni siquiera es necesario remunerar al estudiante, aunque en general las empresas dan alguna indemnización para cubrir gastos como el desplazamiento (sujeta a una retención de IRPF del 2% para el becario).

El becario no suele hacer jornadas completas. Lo habitual es que esté presente entre 4 y 5 horas diarias en las instalaciones de la empresa. En algunas universidades, se hace diferencia entre periodo lectivo (donde se aplica esta restricción de horario) y periodos no lectivos donde se permite que el estudiante haga jornadas de hasta 7 horas.

La duración de esos convenios suele ser corta, siendo habituales periodos de 3 a 6 meses. Sin embargo, en ocasiones pueden ser más largos, siempre que puedan encajar dentro del programa formativo de la universidad.

El principal problema para la empresa es que cada universidad tiene sus normas, y el reglamento puede poner muchas limitaciones, desde el horario hasta la duración de la práctica pasando incluso por el modo de selección de los candidatos. El otro problema es que muchos estudiantes pueden ver el mundo empresarial como algo aún lejano y no mostrar el mismo grado de compromiso que un recién titulado.

El contrato de prácticas

En la legislación española existe un tipo de contrato específico que se puede usar cuando el candidato ya no está vinculado con un centro de estudios. Se trata del contrato de prácticas, y es un contrato de trabajo como otros, que puede ser de jornada completa, con algunas restricciones como esas:

  • El candidato tiene que haber acabado los estudios en los 5 últimos años (7 para personas discapacitadas).
  • La duración no puede ser inferior a 6 meses ni superior a 2 años.
  • La remuneración no puede ser inferior al salario mínimo, y si hay otros empleados desempeñando funciones similares al becario, este tiene que cobrar al menos un 60% del sueldo de esas personas el primer año y un 75% el segundo.

Si necesitas a alguien con un perfil profesional cualificado, puede ser una forma muy económica de contar con alguien, siempre que después adaptes su remuneración a su perfil, cosas que muchas empresas por desgracia no hacen.

¿Convenio o contrato?

Ahora que has visto la diferencia entre las dos opciones, puedes elegir el formato que más te interese:

  • Para plazos cortos y hacer misiones sencillas, probablemente el convenio con la universidad sea buena opción, ya que además sale muy económico.
  • Para plazos más largos, trabajos de más responsabilidad y si apuestas por contratar a esa persona a largo plazo, probablemente sea mejor un contrato de prácticas, aunque cueste más dinero.

Artículos relacionados

9 pensamientos en “Como contratar a un becario: ¿convenio con la universidad o contrato de prácticas?

  1. Maria

    Hola, hay limite de edad para el contrato de prácticas? el requisito solo es que el estudiante tiene que haber acabado los estudios en los 5 últimos años?

    Responder
    1. Antoine Kerfant Autor

      Entiendo que en teoría una práctica podría tener las mismas horas semanales (40) que un trabajador normal, pero tanto la universidad como el convenio colectivo del sector profesional pueden poner limitaciones. Las universidades suelen diferenciar entre periodos lectivos (donde limitan las horas de práctica) y lo nos lectivos (donde dejan más libertad de horarios).

      Responder
  2. Antonio Requejo

    Cuáles serían las normas (o dificultades) para contratar a becarios extranjeros, bien de la Unión Europea o Estados Unidos?

    Responder
  3. Jolien

    Hola,

    Tenemos a una becaria del extranjero ya en la empresa, solamente no sabemos como enviarle la gratificación, ya que no se arregla via la universad. Habiamos pensado en hacerle un contrato pero resulta ser super complicado para hacerlo porque entonces le tendriamos que pagar más como empresa y a ella le retiene un 20% de IRPF ?? Sobre algo que no es ni un salario…

    Gracias por su ayuda

    Responder
    1. Antoine Kerfant Autor

      Hola, por desgracia no conozco estos temas tan en detalle como una gestoría, así que le recomiendo que hable con su gestor. :-)

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*