Como aprovechar las ferias y exposiciones

badgeDespués del parón veraniego, vuelven meses con mucho potencial de actividad, y las empresas se preparan para conquistar nuevos clientes o fortalecer su imagen de marca. Una de las formas de conseguir esos objetivos es aprovechando las ferias y exposiciones sectoriales. Vamos a ver cómo se puede sacar partido a tener tu propio stand en un evento de esas características.

Montar un stand en una feria

Hay dos formas de participar en una feria: uno es apuntarse como visitante, y otra es ser expositor. La primera puede ser una forma muy buena de hacer contactos, pero la segunda es la más efectiva para conseguir clientes y hacer imagen de marca.

Por lo general, las empresas que montan exposiciones proponen dos opciones: alquilar un espacio simplemente, o un servicio todo incluido con montaje del stand. Cada opción puede ser interesante, dependiendo de tus objetivos, pero si lo que quieres es destacar, probablemente quieras contratar el montaje por tu cuenta, con alguna empresa que hagas stands de diseño, por ejemplo.

Según el tamaño de la feria, la ubicación, la ciudad, el sector, y obviamente el tamaño del stand, los precios pueden ser muy variables. Sin embargo, es razonable pensar que para tener una visibilidad correcta, hace falta gastarse varios miles de euros.

Conseguir clientes

Para la mayoría de las empresas, tener un stand en ferias y exposiciones es una forma excelente de cerrar ventas. En efecto, este tipo de eventos permite establecer un contacto directo con el cliente y dedicarle tiempo. Asimismo, el cliente tiene la oportunidad de poder comparar en un mismo lugar entre una multitud de opciones, y por lo tanto tomar una decisión de compra informada.

Es más, según este artículo, cinco de cada diez clientes cierran sus operaciones de compra durante las ferias y exposiciones. Es un ratio que sin duda incentiva a plantearse la opción de participar en algún evento sectorial de esas características.

Hacer marca

El otro gran motivo para tener un stand propio en una feria es hacer marca. Esos eventos dan muchísima visibilidad. Delante de tu stand pasarán muchas personas. Algunos serán clientes potenciales, otros proveedores, posibles socios, y por supuesto competidores. Si el trabajo previo  de diseño se hizo correctamente, incluso los que no paren a informarse memorizarán tu nombre, tu marca, tu logotipo, y la notoriedad de tu negocio incrementará significativamente.

Además, al estar presente en persona, das la oportunidad a tus clientes actuales de comentarte sus motivos de satisfacción con tu producto y servicio, y, de forma más productiva, sus motivos de insatisfacción. De esa manera, les puedes responder en el momento, aportar una solución, y reforzar tu imagen de marca.

stand feriaAlgunos consejos para tu stand

  • Elegir correctamente la feria. Parece una obviedad, pero hay muchos eventos donde podrías participar en teoría. Como el presupuesto es limitado, hay que centrarse en aquellos que mejor se adapten a tus objetivos, y donde veas que más opciones de venta puedas tener. Mejor una feria especializada de tu sector que otra más generalista, por ejemplo. También ten cuidado que no haya otras ferias competidoras en las mismas fechas que se lleven a los visitantes que te interesan. Y recuerda que no tienes por qué acudir a IFEMA. Si tu empresa es pequeña, seguro que hay muchas ferias más pequeñas donde puedes conseguir tus propósitos empresariales.
  • Ubicación. Un stand es como una tienda en la ciudad. Su ubicación es algo tremendamente importante para la visibilidad. Evidentemente, esto viene asociado con un mayor coste, pero tienes que sopesar si es mejor pagar más para conseguir muchas más interacciones o si no te merece la pena. Si no vas a tener los recursos físicos (personal, espacio) para atender a mucha gente, quizás tener un emplazamiento de primer nivel no sea tan importante.
  • Cuida los detalles. Ya que vas a invertir una cantidad importante, tienes que asegurarte de tener un diseño atractivo, un stand acogedor, personal formado y amable, etc. Recuerda que tienes que ofrecer la mejor experiencia posible a los visitantes, porque estás poniendo la imagen de tu empresa en primer plano.
  • Define tus objetivos. ¿Con qué perfil de visitantes quieres contactar? ¿Cuántos contactos quieres tener? ¿Cuántas ventas quieres cerrar? Las primeras veces será más difícil determinar esos objetivos, pero con la experiencia, podrás afinarlos, y sacar más provecho de las ferias.
  • Haz un pequeño estudio de coste / beneficio. Mira cuanto te cuesta el espacio y el stand y compáralo con los objetivos que te has marcado. No digo que tenga que salir un beneficio a corto plazo, estar presente en una feria es una inversión a medio plazo, pero sí que tienes que tener una idea clara de cuanto te va a costar exactamente, y cuáles son los posibles beneficios.
  • Has un seguimiento. Mide los contactos que has hecho, las ventas, el número de sugerencias, etc, y haz un balance de cada feria a la que has participado. Te dará mucha información para las próximas, y para hacerlo mejor en cada oportunidad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*