Como ahorrar en alojamiento para tus viajes de empresa

habitacionA menudo los empresarios o sus empleados tienen que desplazarse por motivos de trabajo. En ocasiones, las distancias y el número de compromisos laborales obligan a pernoctar, y por lo tanto, encontrar un alojamiento. Es una partida que puede llegar a ser importante en el presupuesto de gastos, por lo que vamos a ver algunas opciones para ahorrar en este concepto.

Comparar la oferta

Para ahorrar, una de las claves es comparar las opciones. Hoy en día, muchas de las compras relacionadas con los desplazamientos se hacen por Internet, y no solo hay diferencias entre hoteles, sino que la misma habitación de hotel puede costar más o menos según con que buscador se esté mirando. Para eso, lo más acertado es usar un comparador, como www.hundredrooms.com, que repasa cientos de páginas web diferentes para encontrar el mejor precio.

Negociar un precio cerrado cuando se repite establecimiento

En muchas empresas, la ciudad del desplazamiento se repite a menudo, porque allí está una delegación comercial, o un cliente importante, o un proveedor, etc. En este caso, lo mejor que se puede hacer es elegir un hotel y negociar un descuento a cambio de siempre quedarse en el mismo sitio. La mayoría de los hoteles están encantados de poder ofrecer un mejor precio a cambio de la fidelidad de su cliente.

ahorrar-con-el-hotelPrograma de fidelización

Ya que hablamos de descuento por ser cliente habitual, también hay que considerar apuntarse a los programas de puntos de las cadenas hoteleras. De esa manera se puede seguir acumulando descuentos o derechos para poder alojarse gratis en el futuro. Muchos programas de millas de las aerolíneas también son compatibles con las principales cadenas de hoteles, y se puede aprovechar esa oportunidad.

¿Qué está incluido?

A la hora de elegir un hotel, hay que también tener cuidado en repasar en detalle la oferta. El elemento que muchas veces puede hacer la diferencia es la inclusión o no del desayuno. En ciertos establecimientos, la cantidad que se cobra por este servicio es muy significativa, y aunque es cierto que la cantidad de platos y bebidas disponibles puede ser muy grande, no suele compensar pagar tan caro. A menudo es mejor reservar una habitación sin desayuno e irse al bar de la esquina.

También hay que tener cuidado con otros servicios, como por ejemplo el acceso a Internet. Hoy en día la mayoría de los establecimientos lo ofrecen de una forma gratuita, pero si no fuera el caso, podría suponer un gasto adicional. Es frecuente que durante un viaje de negocio uno tenga que trabajar desde la habitación.

Packs de desplazamientos

Otra posible forma de ahorrar es viendo si compensa comprar un pack de viaje. Muchas veces, al comprar un billete de avión o de tren, al final de la compra salen ofertas para hoteles. En ocasiones los descuentos ofrecidos pueden ser muy interesantes, en otras muchas no tanto. De nuevo, la clave está en comparar si contratar el pack sale más económico que comprar desplazamiento y alojamiento por separado.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*