Los camiones usados son lo ideal para tu nueva actividad de transporte

Cuando estás pensando en montar una nueva empresa, siempre deberías analizar la posibilidad de realizar parte de tu inversión con maquinaria de segunda mano, que te puede dar muy buenas prestaciones a un precio de compra mucho menor. En el caso de una empresa de transporte, o de un conductor autónomo, optar por un vehículo usado es una excelente idea. Vamos a ver las ventajas y los pasos a seguir.

Las ventajas de comprar un vehículo de segunda mano

  • La inversión inicial es mucho menor. Al igual que los coches, los camiones nuevos se deprecian de forma significativa durante los primeros años. Un vehículo industrial con unos pocos años de uso puede costar entre un 30 a un 50% más barato que su equivalente nuevo. Una inversión menor implica menos gastos financieros, y más disponibilidad de capital para otros usos en la empresa de transporte.
  • Aunque sea un vehículo usado, es perfectamente posible financiar la compra. La gran mayoría de los bancos y de las financieras facilitan esa opción.
  • El precio del seguro es más bajo, especialmente si es a todo riesgo. Como el valor residual del camión es menor, la indemnización a pagar en caso de robo o siniestro total del vehículo también lo es, y eso se repercute en el coste de la póliza.
  • El modelo es más conocido por los mecánicos. Los vehículos nuevos pueden dar problemas técnicos y mecánicos, pero en los primeros meses de comercialización del modelo los talleres todavía no tienen tanto conocimiento del modelo. Con un camión usado de unos pocos años, el conocimiento es mayor y la resolución de incidencias más rápida.
  • La pérdida de valor del vehículo es menor. Los camiones se deprecian más durante los primeros años que en los siguientes.
  • Las prestaciones son prácticamente las mismas que con un vehículo nuevo. Un camión usado que tiene unos pocos años tendrá prácticamente las mismas características que un vehículo nuevo, ya que las mejoras tecnológicas no se implantan tan rápido.

Pasos a dar a la hora de comprar un camión usado para tu actividad

  • Elegir el modelo en función de las necesidades reales del negocio. Es lo más importante. Tanto el tamaño del camión, como la potencia y otras características (equipamiento de la cabina, por ejemplo), se tienen que elegir correctamente. No es lo mismo hacer rutas largas de varios días que trayectos cortos durante la jornada. También influye el tipo de carretera, si hay que entrar en ciudades o no, si los desplazamientos son en plano o en montaña, etc.
  • Una vez que se haya elegido el modelo, se puede ir mirando los mejores vehículos, en concesionarios o en páginas de venta de camiones usados. Normalmente, los grandes fabricantes de camiones tienen modelos muy similares así que más que por modelo, hay que buscar por gama, en las diferentes marcas.
  • Dos factores son muy importantes: la edad del vehículo y el kilometraje. Para camiones pesados (no hablamos de furgonetas, cuyas características son más cercanas a los coches), los expertos del sector recomiendan comprar vehículos entre 3 y 6 años con entre 360 mil y 800 mil kilómetros.
  • Obtener una garantía del vendedor es también buena idea, para cubrir posibles incidencias a corto y medio plazo.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*