Precisión y calidad: como influye la correcta calibración de los equipos en el entorno industrial?

Es cierto que en este blog hablo pocas veces de temáticas industriales, y por una vez voy a dedicar un post a uno de los temas más desconocidos y sin embargo muy importantes: la calibración de los equipos industriales, y su impacto en la empresa. Explicaré brevemente en qué consiste la calibración antes de ver cómo influye en el entorno industrial. Acabaremos con un ejemplo concreto.

Definición

Según la Oficina internacional de pesas y medidas, la calibración es “una operación que, bajo condiciones específicas, establece en una primera etapa una relación entre los valores y las incertidumbres de medida provistas por estándares e indicaciones correspondientes con las incertidumbres de medida asociadas y, en un segundo paso, usa esta información para establecer una relación para obtener un resultado de la medida a partir de una indicación”.

En otras palabras, se trata de medir el buen funcionamiento de unos aparatos de medición usando equipos específicos cuya precisión ha sido a su vez  comprobada.

¿Por qué es importante calibrar los equipos y los equipos de medida?

Hay varias razones para efectuar una calibración de los equipos cuando se tiene una empresa industrial.

  • La primera es el cumplimiento de la normativa. Por ejemplo, a menudo hay reglas muy estrictas sobre contaminación, y para asegurar que se cumplen, primero hay que asegurar que el aparato que mide el impacto lo hace correctamente. Sino, la empresa podría tener un impacto ambiental mayor al que pensaba y arriesgarse a problemas legales.
  • Otro motivo es el cumplimiento de los criterios de calidad, en particular las normas ISO 9000. De nuevo, la correcta calibración asegura respetar los criterios fijados. Las certificaciones de calidad siempre implican auditorías y revisiones periódicas, por lo que hay que asegurarse de que todo está en orden.
  • El rendimiento industrial es otra razón de peso. En muchos procesos industriales, una mínima desviación en un parámetro puede hacer que el producto pierda completamente sus propiedades, y por lo tanto su valor. Con una calibración incorrecta, los consumos de algunas materias primas se podrían incrementar inútilmente, impactando la rentabilidad de la empresa. Es especialmente cierto en sectores muy competitivos, donde los márgenes operativos son bajos.
  • La seguridad también puede ser un motivo, ya que en procesos delicados, unas variaciones fuera de los rangos aceptados podrían representar un riesgo.

Un ejemplo concreto

En el entorno industrial, en muchos casos se trabaja con altas presiones, y por lo tanto, suele ser imprescindible trabajar con un calibrador de presión, para medir tanto la presión manométrica (vacío y positiva) como la presión absoluta. El lector sin duda puede imaginar lo que podría ocurrir en un entorno industrial si se descuidará la medición del buen funcionamiento de los medidores de presión, y los riesgos asociados.

Por eso, existen empresas especializadas, como por ejemplo Beamex, que ofrecen soluciones industriales, fabricando y distribuyendo esos calibradores de presión, que permiten revisar el buen funcionamiento de los equipos de medición, incluso en entornos complicados o peligrosos.

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*