Haz tu “Bucket List” antes de que sea tarde

bucket-listEn los últimos años, pocas películas me han parecido tan inspiradoras como “The Bucket List” (llamada Ahora o Nunca en España). Se trata de la historia de dos hombres maduros que se enfrentan con una enfermedad incurable y optan por experimentar todas las cosas que les faltaron por hacer antes de que les llegue la hora.

Vivimos con la ilusión de ser inmortales

Cada día nos acostamos muy seguros de que nos vamos a levantar el día siguiente, y olvidamos nuestra condición humana, salvo cuando nuestro cuerpo se debilita y nos recuerda nuestra mortalidad. Pero la verdad es que todos vamos a morir tarde o temprano. Quizás nos llegue el final tras cumplir un siglo, o quizás un coche nos atropelle en plena juventud.

El dilema del tiempo

Es muy cómodo decir eso de que habría que vivir cada día como si fuera el último, porque un día será cierto. Cómodo porque mientras tanto hay que comer. Precisamente, para asegurarse un mañana, nos vemos obligados a hacer muchas actividades por obligación, y la primera de todas es trabajar. Claro que se pude disfrutar trabajando, pero casi todos lo hacemos por necesidad.

El dilema del tiempo es que no podemos dejar las cosas que no nos gustan porque son necesarias, pero tampoco podemos olvidarnos de las cosas esenciales para nosotros dando una importancia exagerada a lo que solo es necesario. Suele ser muy difícil encontrar el equilibrio.

Todos tenemos una “Bucket List”

¿Cuáles son tus sueños? Ya sabes, aquello que piensas de vez en cuando y dices: “algún día lo haré”, pero finalmente nunca tienes tiempo, o te falta la motivación. No te hablo de simples aspiraciones, sino de intereses verdaderos. Algo que quieres aprender, un lugar que quieres visitar, un reto que quieres superar. Cada uno de los puntos varía para cada persona, pero todos tenemos unas cosas pendientes.

Haz tu lista y procura hacerla realidad

Pensar en lo que te gustaría hacer es un ejercicio saludable y muy positivo. Pero sobre todo te obliga a reflexionar sobre tus prioridades, algo que sin duda deberíamos hacer regularmente. Es una lista cambiante y que nunca estará totalmente completa. Puedes perder intereses, o descubrir nuevos.

Lo importante es que procures ir cumpliendo cada uno de los puntos que apuntaste. No se trata de que lo hagas todo en un día o en un año, pero sí que te obligues a moverte. No dejes que la comodidad te robe tus sueños, porque el tiempo pasa muy de prisa, y cuando quieras cumplirlo podría ser tarde.

Artículos relacionados:

No confundas el riesgo con tu miedo
Como organizar tu carga de trabajo
5 consejos para motivarte

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS IconSuscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*