Una tienda temporal para comercializar nuevos productos

tienda-temporal

 

La idea de negocio que presentamos hoy ayuda tanto nuevos negocios como tiendas online que quieren iniciar una actividad en el mundo del comercio tradicional. Se trata de un Marketplace que pone en relación los propietarios de espacios comerciales y tiendas con los emprendedores que necesitan un sitio para un corto tiempo. Es un concepto llamado Storefront y que de momento solo funciona en Estados Unidos.

 

 

El coste de una tienda física

 

Cualquier emprendedor cuyo proyecto tenga que ver con la venta de productos a particulares en tiendas tradicionales se encuentra con una inversión muy significativa al inicio de su empresa, cuando tiene que alquilar y arreglar un local antes de siquiera saber si su producto va a interesar al público. Normalmente, se compromete con un contrato de alquiler de al menos un año, sin contar los posibles arreglos y gastos para mejorar la presentación del sitio, lo que puede sumar varias decenas de miles de euros.

 

 

El concepto del “pop up store”

 

Desde hace cierto tiempo se ha desarrollado en grandes ciudades el concepto de “pop up store”, es decir una tienda temporal que permite al emprendedor probar su concepto. Normalmente se trata de espacios dedicados a este tipo de acciones, que alquilan por cortos tiempos a diferentes empresas recientes.

 

 

La idea del Marketplace

 

La diferencia que aporta un concepto como el que comentamos de Storefront es que pone en relación a los propietarios de cualquier espacio disponible con los emprendedores que quieren vender sus productos durante un corto espacio de tiempo. Esto permite conseguir contratos de una semana hasta un mes, en multitud de sitios diferentes. Los dueños de locales vacíos consiguen algunos ingresos (y quizás un inquilino a largo plazo si el concepto funciona) mientras los emprendedores pueden probar su concepto sin arriesgar con una inversión demasiada alta.

 

 

¿Adaptable en España?

 

La cantidad de locales vacíos en España es muy grande, y este tipo de iniciativas podría ser una forma de ayudar a la creación de nuevas empresas al menor coste, al mismo tiempo que se le da utilidad a todos estos establecimientos cerrados. Los dueños de los mismos probablemente tendrían que sacar licencias que les permitan agilizar el alquiler a corto plazo, pero como la mayor parte del tiempo se trata de vender productos, no debería ser un inconveniente mayor.

 

 

Artículos relacionados:

Los negocios rentables en crisis

Blog de seguros de coches

Gestión de patrimonios e inversiones

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

 

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: tienda temporal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*