Tienda de vestidos de novia de segunda mano

tienda-de-vestidos-de-novia-de-segunda-mano

 

Hoy planteamos permitir a la novia estar muy guapa en su vestido el día del enlace con un vestido de segunda mano.

La crisis está afectando hasta los mercados más tradicionales, como el negocio de las bodas. Tanto el número de nuevos matrimonios como el gasto medio del evento están decreciendo año tras año, lo que nos puede llevar a pensar en nuevas ideas de negocio para el sector.

 

En concreto, hoy vamos a hablar de los vestidos de novia. Por mucho que sea un momento único en la vida de una persona, hay algo profundamente irracional en gastarse una fortuna en un vestido que solo se usará una vez. Eso podía ser posible antes de la crisis, pero ahora no tiene mucho sentido.

 

Puede ser el momento de enfocar nuevos negocios, aprovechando una opción que hasta ahora existía de forma marginal en el mercado: la venta de vestidos de novia de segunda mano.

 

 

Tienda de vestidos de novia usados

 

A pesar de que exista una fuerte demanda, parece que todavía no hay mucha oferta de tiendas especializadas. La mayoría de la oferta está en anuncios de particulares en portales de clasificados o en tiendas tradicionales que amplían su oferta de trajes nuevos con algunos modelos de segunda mano. Creo que habría mercado para un negocio especializado de compraventa de vestidos.

 

Una forma de enfocar el negocio sería montar una tienda online. Las novias que vendan su vestido podrían venir con las mejores fotos de su boda (eso no suele faltar), que se incorporarían a la web para mostrar el producto (borrando las caras). Los vestidos se registrarían con medidas bastantes precisas, que servirían para que las interesadas pudiesen comprar.

 

Una vez elegido el vestido, se podría mandar a cualquier parte de España, y el servicio incluiría el porte y el retoque por parte de una costurera, gracias a acuerdos locales con profesionales independientes o tiendas de arreglos.

 

 

¿Qué os parece este concepto?

 

 

 

Antes de lanzar tu proyecto, no olvides elaborar tu plan de empresa.

 

 

 

Artículos relacionados:

Ideas de negocio originales para San Valentín

Ideas y nuevas oportunidades de negocio basadas en la televisión

Negocios rentables por Internet: ideas de tiendas online especializadas

 


 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: tienda de vestidos de novia de segunda mano, trajes de novia usados, idea de negocio, montar empresa, emprender

2 pensamientos en “Tienda de vestidos de novia de segunda mano

  1. Ana García

    Hola Antoine, esta idea me parece estupenda. Hace unos días he acudido a una boda y la verdad es que me parece alarmante la cantidad de dinero que se pueden gastar los novios sólo en lucir guapos ese día.
    Yo me casé el año pasado y aunque finalmente fui con un vestido de calle (era en el juzgado), mi primer impulso fue mirar muchos vestidos de novio, en internet y en los escaparates de las tiendas, pero me horrorizaba el precio, me parecía increíble pagar esa barbaridad para algo que sólo usarás un día, y pensé en que una gran idea sería comprar uno de segunda mano siempre que tuviese varios entro los que elegir, de distintos precios .
    Ahora que busco montar un negocio, esta idea vuelve a mi cabeza, pero no sabría cómo desarrollarla. Por ejemplo:
    -¿Dónde consigo los vestidos?
    – Una vez que los tenga, ¿los pago directamente, o cuándo yo les de salida?
    – en principio no podría montar una tienda física, pero entonces, si alguien está interesado, como es algo que necesitará probarse, ¿cómo soluciono esto?
    Son muchas preguntas las que me surgen, espero que puedas orientarme un poco. Muchísimas gracias.

    Responder
    1. Antoine Kerfant

      Los vestidos se pueden conseguir de las novias directamente, el problema es que muchísimas personas no se quieren separar de su vestido, porque hace parte de un momento muy especial en su vida. Y las que sí lo quieran vender probablemente querrán el dinero en el momento. Lo ideal sería hacer como algunas tiendas de segunda mano que funcionan como un depósito: si no se vende el vestido no se paga a la persona.
      Necesitará un local para probar, pero como de todos modos hacen falta unos retoques, lo mejor sería plantear un acuerdo con alguna costurera o modista que cobraría por los arreglos y pondría su sitio para hacer las pruebas. Espero que esas sugerencias puedan ayudarle a plantearse su negocio.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*