Test de autoestima: ¿tienes confianza en ti mismo?

 

test-de-autoestima

La vida nos enfrenta con numerosas situaciones difíciles y estresantes. Tu autoestima puede ser una gran aliada para superar estas pruebas. Te proponemos un pequeño test para comprobar como andas al respecto. En función de tus respuestas te plantearemos unos consejos que quizás te sean útiles para reforzar tu autoestima y tu autoconfianza. Cualquiera puede leer este artículo, pero cobra aun más relevancia para los emprendedores, porque la naturaleza de su ocupación les plantea más retos que la media.

¿Qué es la autoestima?

Los seres humanos actuamos de una manera mixta entre lo racional y lo emocional. Tendemos a pensar que somos muy racionales y un poquito emocionales, pero en realidad ocurre todo lo contrario. La mayoría de los eventos importantes en nuestras vidas tienen una profunda influencia de las emociones.

Podríamos definir la autoestima de manera sencilla como la capacidad de quererse a si mismo. No se trata de ser egoísta, egocéntrico o creído, sino simplemente de amarse y valorarse como la única persona con quien compartimos cada instante desde que nacimos hasta nuestra muerte.

¿Cómo saber si tienes la autoestima baja?

Para los lectores que hayan encontrado este artículo buscando “test de autoestima” en Google, casi no hace falta preguntar más. Si dudas de tu autoestima probablemente es que la tengas baja. Pero sigamos con la prueba. Responde sinceramente a estas preguntas:

¿Sientes un subidón de alegría cuando alguien te felicita?

Ejemplos:

  • “¡Qué guapa te ves con este vestido!”
  • “¡Excelente trabajo! Tu planteamiento me ha parecido muy inteligente.”
  • “¡Vaya pareja más espectacular tienes!”

¿Te baja mucho la moral cuando te critican?

Ejemplos:

  • “¿No habrás engordado?”
  • “Tu propuesta es una estupidez. ¿No tienes nada mejor?”
  • “¿Todavía no está el informe? ¡Te dije que lo necesitaba urgentemente!”

¿Anticipas con angustia lo mal que te pueden ir las cosas antes de un evento?

Ejemplos:

  • Que te hagan una pregunta trampa en una entrevista de trabajo.
  • Que un cliente te pregunte sobre un producto o servicio que no conoces.
  • Que la persona que te gusta te rechace.

Si has respondido que sí a alguna de estas tres preguntas es que puedes mejorar tu autoestima. Dejarse afectar emocionalmente por las opiniones de los demás, sean positivas o negativas, demuestra una cierta falta de confianza en nuestro propio criterio. Si te valoras, no necesitas que nadie te refuerce este pensamiento con piropos. Si te amas, te da igual que personas externas te critiquen.

Anticipar que las cosas vayan mal no solo es una muestra de pesimismo. También es señal de falta de confianza. Es normal estar preparado para todos los casos, pero si te angustias por anticipado de las reacciones de los demás, posiblemente es porque eres consciente de que las críticas te pueden afectar emocionalmente.

Como subir tu autoestima

Si con nuestro pequeño test de autoestima has comprobado que tienes una baja confianza en ti mismo, quizás los consejos que te propongo te pueden ayudar. Son de sentido común, y a muchos les parecerán obviedades. Pero en términos de emociones, hay mucha diferencia entre la teórica y la práctica, y no viene mal recordar algunas ideas.

– No te tomes las cosas de forma personal

Es un error que muchos hacemos, y que es difícil de corregir. Escuchamos algo negativo y nos provoca sentimientos negativos (ira, tristeza, vergüenza, desánimo). Pero cuando te lo piensas detenidamente, te das cuenta que la opinión de los demás no importa. Ellos no te conocen. Si ni siquiera tú llegarás a conocerte completamente en toda tu vida, ¿cómo otra persona va a poder juzgarte?

Las críticas, los insultos, y otras manifestaciones negativas que pueden expresar terceras personas hacia nosotros son el reflejo de las emociones de esas personas en este momento. Tienen muy poco que ver contigo. Si te hablan fuera de tono, es porque ellas tienen en problema en este momento (se pueden sentir frustradas, enfadadas, cansadas y muchas más cosas). Puedes ser el catalizador de sus problemas, pero no eres el origen.

Si entiendes eso, si comprendes que tanto los piropos como los insultos son únicamente el reflejo del sentimiento de esas personas en este momento y que no tienen nada que ver contigo, entonces es posible que seas capaz de tomar distancia y no tomarte las cosas de forma personal. Si te das cuenta que lo que expresen los demás o lo que digan sentir sobre ti en realidad solo es problema de ellos, entonces podrás evitar contagiarte por su tristeza o su optimismo.

Si consigues de forma cada vez más frecuente no tomarte las cosas de forma personal, entonces mejorarás tu autoestima porque ya no dejarás que los demás te afecten.

– Intenta dar lo mejor de ti

Este segundo consejo también es sencillo de expresar pero difícil de poner en práctica. Se trata de que cada día hagas lo posible para dar lo mejor de ti. No es fácil porque no conocemos nuestro potencial, y tampoco podemos exagerar y quemarnos intentando mejorar siempre (tanto en el trabajo como en la vida personal).

Pero si procuras hacer lo máximo cada día de forma consciente, entonces deberías darte cuenta cada vez más de tu propio valor, y confiar más en ti mismo. Tienes que plantearlo como algo positivo: estás haciendo lo mejor que puedes, y ¿qué más se lo puede pedir a alguien? Nada. Si procuras dar lo mejor de ti, a medio plazo te subirá la autoestima, porque te darás cuenta que no puedes hacerlo mejor.

No caigas en la trampa de perseguir objetivos demasiado fáciles o inalcanzables. Analízate y descubre tu potencial. Si te exiges más de lo que puedes dar puedes acabar muy desanimado.

 

Espero que este artículo te haya ayudado a conocerte un poco más. No olvides que en el blog nos apasiona la temática de la motivación y el desarrollo personal, y que tenemos muchos artículos sobre el tema.

 

Artículos relacionados:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*