Un blog comercial de empresa para conseguir más clientes

blog-comercial-empresa

Crear un blog comercial de empresa es otra forma de conseguir clientes gracias a Internet, es el objeto de nuestro segundo artículo de la serie para aprovechar las herramientas de la Red para aumentar nuestras ventas.

La serie consta de 5 artículos

  1. Crear una página web para su negocio (29/03/11)
  2. Crear un blog para aumentar su visibilidad (05/04/11)
  3. Crear una página para su negocio en Facebook (12/04/11)
  4. Crear un perfil para su negocio en Twitter (19/04/11)
  5. Crear un perfil profesional en LinkedIn (26/04/11)

Parte 2 – Crear un blog

¿Que es un blog?

La palabra “blog” viene de “weblog”, que se podría traducir como diario web. Se trata de un espacio donde un individuo o una organización publica contenidos con cierta frecuencia, sobre temas de interés.

Contenido de un blog

Para poder interesar a los posibles lectores de Internet, es importante hablar sobre temas en los cuales podamos aportar informaciones o puntos de vista interesantes. En general, el blog tratará sobre alguna de nuestras especialidades o área de conocimientos específicos. Por ejemplo, un ciclista amateur podrá perfectamente compartir sus consejos sobre como entrenarse, el material más adecuado para practicar su deporte, el resultado de carreras profesionales, etc. Si cogemos el ejemplo de una empresa de fontanería, podría publicar consejos sobre arreglar algunas cosas sencillas en casa.

Se recomienda que la mayoría de los artículos (también llamados “posts”) traten de los temas principales del blog, pero no pasa nada si de vez en cuando se habla de otros asuntos. Al tratarse de un blog profesional, es muy importante no olvidar que habla la empresa, y no emitir juicios y opiniones personales que podrían dar una imagen muy negativa a parte de los clientes potenciales.

¿Para qué tener un blog de empresa?

Una web institucional de una empresa puede interesar a los clientes que esten buscando específicamente nuestros productos o servicios, pero un blog de empresa permite que la conozcan personas relacionadas de una forma más indirecta, que se podrán convertir en clientes potenciales. Por ejemplo, es posible que una persona que valore de forma positiva los pequeños consejos de fontanería que publicamos cada semana piense automáticamente en nuestra empresa cuando tenga que recurrir a profesionales.

Los blogs tienen otras muchas ventajas. Permiten que nuestra página web se actualice muy a menudo (un factor muy positivo para los buscadores), y que contenga muchas palabras claves relacionadas con nuestro negocio. Y obviamente, los lectores interesados por los artículos representan más visitas, otro factor positivo para aparecer mejor posicionado, y para tener más clientes.

Frecuencia de actualización

Lo ideal es actualizar el blog comercial a diario, o al menos dos veces a la semana. No hace falta que todos los artículos sean muy largos y completos, de hecho lo más recomendable es escribir un muy buen artículo a la semana, y otros posts más sencillos, como recomendar un artículo interesante encontrado en Internet (y enlazarlo), un evento, un video, etc.

Muchos lectores se suelen apuntar al boletín (newsletter) del blog, y una frecuencia de publicación demasiada alta podría espantarles (si consideran que reciben muchos mensajes, lo acabaran asimilando al spam y se darán de baja).

Como escribir un buen artículo

Un buen artículo, que los anglosajones llaman “killer article”, es aquel que aporte una visión de conjunto sobre un asunto. Los buenos artículos suelen recopilar consejos entorno a un tema y aportar valor con explicaciones detalladas. En el blog de una asesoría de contratación de personal, un ejemplo de buen artículo podría ser “10 consejos para preparar una entrevista de trabajo” (o redactar un CV).

Pero para aportar valor a los lectores, no puede tratarse de una simple lista, recuperada de otras páginas. Tiene que ser un post que de verdad ayude al lector, y para eso hace falta trabajo. Algunos expertos dicen que para redactar un buen artículo a la semana, hace falta dedicarle una hora al día. Eso implica que la redacción del blog se incluya en las funciones de la empresa, y que se dedique una persona (o un grupo de persona) a cumplir con la frecuencia y la calidad de las publicaciones.

La presentación también es importante, por lo que es importante intentar no escribir algo demasiado largo, espaciar los párafos y poner imágenes.

Como hacerse conocer

Existen muchos blogs en Internet, y por más específico que sea el tema que se vaya a tratar, es más que probable que ya haya decenas de otros blogs escribiendo sobre ello. Precisamente, ellos pueden ser una puerta de entrada para conseguir visitas. Por ejemplo, se puede comentar en los artículos de los otros blogs y firmar con la dirección de nuestro blog, pero con cuidado. No se trata de hacer spam (de todos modos en general los comentarios son moderados y el spam se borra), sino de aportar matices a lo que ya se está escribiendo. Poco a poco, es una forma de crear una comunidad, una red social con otros blogueros, que solo podrá ser beneficiosa para conseguir más lectores.

Otras formas de dar a conocer el blog es compartirlo por correo electrónico con nuestros amigos y contactos de confianza (de nuevo, no hacer spam). Y si tenemos Facebook, Tuenti, o Twitter, podemos publicar enlaces cada vez que hay un nuevo artículo (se puede incluso automatizar).

Una acción complementaria a compartir con otros blogueros es escribir posts en los foros relacionados con el tema que nos interesa, pero como siempre, sin hacer spam: usar el enlace solo en nuestra firma y aportar comentarios pertinentes.

Lo que no hay que hacer

  • Copiar el contenido de otros blogs: además de poco eficaz (los buscadores como Google saben encontrar cual es el contenido original y suelen penalizar a las webs que copian otras) es poco ético, ya que los artículos de otros son el fruto de un trabajo importante.
  • No es recomendable usar el blog para hacer publicidad para sus productos, ya que los lectores lo considerarán poco objetivo y los que reciban las nuevas entradas por correo electrónico las valorarán como spam. Esto no significa no hablar de sus productos y servicios, pero se tiene que hacer de una forma menos directa y más sutil.
  • Como dijimos antes, para hacer conocer el blog hay que prescindir de métodos de spam (envío a muchos emails de desconocidos, publicación directa de enlaces en foros y comentarios de otros blogs). El spam da mala imagen, y cierra muchas puertas en los posibles contactos con personas que podrían aportarnos consejos y experiencias.
  • Empezar un blog y dejar de actualizarlo: entrar en un blog y ver que la última entrada es de hace dos años produce un efecto muy negativo para los lectores. Hasta pueden pensar que la empresa ya no existe. En caso de que no se pueda asegurar una actualización suficiente, es mejor borrar el blog.

¿Donde alojar el blog?

Una buena opción para empezar es irse a proveedores gratuitos como Blogger o WordPress (este último suele ser muy recomendado). No recomendamos el proveedor de este blog, ya que tiene bastantes limitaciones en la personalización del mismo y muchas barreras para migrar después a otras plataformas.

Pero para poder beneficiarse de todas las ventajas del blog para su web, es mucho mejor alojarlo en su propio dominio. Para ello, WordPress propone un programa totalmente gratuito que se puede instalar con cierta facilidad.  Teniendo el blog en el mismo dominio, todas las visitas llegarán a la web, y la actualización frecuente también optimizará el posicionamiento de la página.

Próximo capítulo: crear una página en Facebook

Artículos relacionados:

RSS IconSuscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Sigue el blog en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*