¿Sabes lo que es la gestión de riesgos?

gestion-de-riesgos.jpg

 

Cada negocio tiene peligros específicos y amenazas generales. Para dar todas las posibilidades de salir adelante a tu proyecto tienes que hacer un poco de gestión de riesgos. En su versión más simplificada significa tener identificadas las problemáticas que puedan impactar tu negocio.

 

 

Los temas más habituales a tener en cuenta

 

Si vendes a crédito, tendrás que cuidar el riesgo de impagado. Si tienes empleados, no puedes menospreciar la gestión de riesgos laborales. Si vendes fuera de la zona euro, seguro que estás consciente de realidades como el riesgo de cambio o el riesgo país. Tampoco puedes ignorar el riesgo de mercado, las problemáticas medioambientales y por supuesto todas las amenazas, sean financieras u operativas. Quizás tu actividad sea muy específica, y tengas que tomar en cuenta algo que no hemos listado. Reflexiona sobre los factores que pueden impactar tu empresa y descubre los potenciales riesgos.

 

 

¿Qué puedes hacer?

 

El peligro no siempre se puede eliminar al cien por ciento, pero puedes disminuirlo con medidas de control interno y procedimientos. Por ejemplo, la separación de tareas es un buen truco para evitar el fraude por parte de tus empleados. El riesgo de que varias personas se pongan de acuerdo para robar es menor que el dejar a una sola persona la posibilidad teórica de hacerlo.

 

No siempre puedes asumir la gestión de riesgos en interno. Para eso existen empresas de servicio especializadas. Por ejemplo, en caso de necesitar proteger tu vehículo, puedes contratar a una empresa como Génesis seguro. Una aseguradora no previene el riesgo en sí pero te permite compensar con dinero los efectos de un siniestro, algo normalmente inasumible para una persona o una pequeña empresa.

 

Para cada amenaza, tienes que valorar el posible impacto para tu negocio, y la probabilidad de que ocurra algo malo. Si vendes en dólares, sabes que la evolución del tipo de cambio te puede provocar grandes beneficios o grandes pérdidas. Puedes optar por instrumentos financieros que anulan el riesgo (y los beneficios potenciales). Pero si tus ventas en dólares representan solo una fracción ínfima de tu facturación, lo más probable es que no hagas nada.

 

 

 

Si te ha servido este consejo te invitamos a hacerte fan de nuestra página de Facebook, de modo a que puedas seguir nuestros futuros consejos para emprendedores.

 

 

Artículos relacionados:

Como tener reuniones eficaces

Dick Fosbury: cuando la innovación puede más que el talento

Ideas para vender más

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: gestion de riesgos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*