¡Queremos pagar muchos impuestos! (pero no de cualquier forma)

queremos-pagar-muchos-impuestos

 

Hoy he decidido ser el portavoz de muchas de los emprendedores que opinan que pagar impuestos es bueno, y que se alegran si tienen que pagar muchos porque significa que les va bien. Pero, claro, tiene que haber una lógica. Lo que no puede ser es que los oficialmente tan queridos emprendedores tengan que pagar impuestos y tasas antes siquiera de empezar a vender. Para ser justo y eficaz, un impuesto tiene que ser progresivo, y eso es lo que falla para todas las personas que tan solo quieren empezar un pequeño negocio, la mayor parte del tiempo en autoempleo.

 

 

La cotización de los autónomos

 

A esas alturas ya sabrás que en España si tienes una actividad económica por cuenta propia de carácter habitual, tienes que pagar la cotización a la Seguridad Social, independientemente de tus ingresos. Por mucho que algunos gestores te hablen del umbral de los 3.000€ al año o incluso del SMI, y que haya sentencias que hayan declarado como abusivo el cobrar esa cotización a una persona con ingresos mínimos, la realidad es que la normativa no fija ningún mínimo. Lo que te obliga a pagar es tener una actividad habitual, pierdas o ganes.

 

¿Tan complicado sería poner en marcha un sistema sencillo y escalonado en función de declaraciones trimestrales de ingresos? Por ejemplo: retener un 10% como concepto de Seguridad Social si la diferencia entre ventas y gastos del trimestre no ha superado el equivalente de 3 salarios mínimos, y luego seguir con un sistema de porcentaje hasta el mismo máximo de la seguridad social que para los asalariados.

 

Además, ¿no merecería la pena eximir de cotización a los emprendedores durante el primer año de su negocio (pero con derecho a atención sanitaria)? Es más, aunque se cotice poco o nada, este primer año debería considerarse como válido para el cálculo de los derechos a pensión. Favorecer la creación de pymes bien merece este pequeño sacrificio.

 

 

El IVA de las inversiones

 

Hoy en día, si para montar tu negocio tienes que invertir, te toca pagar el 21% de IVA de tus inversiones, y en muchos casos, pueden pasar muchos meses hasta que lo puedas recuperar, normalmente porque poco a poco cobras más IVA que el que pagas y el saldo con Hacienda va bajando. Si no es el caso, y solicitas una devolución, tendrás que esperar un año para cobrarla posiblemente vendrá acompañada de un control fiscal.

 

En la práctica, significa que pagamos una tasa (recuperable) por abrir un negocio. ¿Qué sentido tiene adelantar todo este IVA a Hacienda? Ninguno. Tomar la decisión de eximir a los emprendedores de pagar el impuesto sobre el valor añadido sobre sus inversiones (con algunos criterios estrictos) equivaldría a reducir casi un 20% la necesidad de financiación una gran mayoría de proyectos. En momentos de escasez de crédito, ¿no sería una buena idea? Yo creo que sí. Además este dinero no se pierde, Hacienda lo irá recuperando trimestre a trimestre en cuanto la actividad funcione.

 

Las Tasas municipales y autonómicas

 

¡Qué prácticas son esas tasas! En los últimos años las distintas administraciones han sido muy imaginativas. Cuando un trámite era gratuito, lo han hecho de pago. Donde no había trámite, han inventado uno nuevo. Y la misma administración que se vanagloria de haber quitado la tasa sobre la licencia de apertura cobra el triple por otro lado. Como todo sucede a golpe de boletín oficial a últimos de año, el emprendedor convertido en pequeño empresario se da cuenta a posteriori, cuando ya lo tiene todo montado y tiene obligación de pagar.

 

Creo que el planteamiento oficial de las tasas es absurdo. El razonamiento es decir: es un trámite específico, entonces te lo cobro, como si fuera una prestación de servicio. Es una falacia. El principio de los servicios públicos es que se financian de una forma (se supone que la más equitativa posible) para luego dar servicios a todos.

 

Procurar relacionar los ingresos públicos con los gastos sería como afirmar que los impuestos sobre carburantes sirven para financiar el presupuesto de defensa. No tiene ningún sentido. Todos los ingresos sirven para financiar el conjunto de prestaciones, por mucho que a veces se nos de la excusa de una prestación para justificar un nuevo impuesto.

 

No valen tasas nuevas, ni copagos, ni inventos. Hay que volver a lo esencial: una contribución justa de cada uno al sistema. ¿Y que es lo justo? Que los que más ganen paguen másmás y que todo el mundo tenga el mismo acceso a los servicios públicos. Las tasas fijas son los impuestos más injustos de todos, más incluso que los que tienen un porcentaje fijo (como el IVA), porque si una multinacional y un autónomo están sujetos a una misma tasa, pagan lo mismo.

 

En este caso concreto, las administraciones deberían buscar vías de financiación basadas en los beneficios de las empresas y emprendedores, por lo tanto, en el Impuesto de Sociedades o en el IRPF, respectivamente.

 

 

Paraísos fiscales internos

 

Si entiendo correctamente como funcionan las SICAV en este país, al parecer cuando una persona tiene más de 2,4 millones de euros y 99 amigos puede montar una sociedad que solo tributará por el 1% de los beneficios mientras no se saque el dinero de la SICAV. En la práctica, es una excelente forma de no pagar impuestos durante años para grandes fortunas, y una aberración que se asemeja a tener un paraíso fiscal dentro del mismo territorio.¿No podría recuperar Hacienda algo de dinero subiendo la tributación en esas sociedades? Es una pregunta retórica.

 

Porque cuando digo que queremos pagar muchos impuestos, es cierto. Queremos tener la oportunidad de montar un negocio, y si nos va bien, pagar muchos impuestos. Pero no queremos que se nos tome por tontos con obligaciones como pagar antes siquiera de saber si nuestro concepto va a funcionar, o tributar propocionalmente mucho más que las grandes fortunas. ¿Estarán esas propuestas en la ya tan famosa Ley de Emprendedores? Lo dudo mucho.

 

 

Artículos relacionados:

Enseñar a pescar vs la cultura de lo fácil

No existe la burbuja emprendedora

Apple: ¿de estrategia de océano azul al océano rojo?

¡Dejen de querer convertir a los parados en emprendedores a la fuerza!

 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email     

 

Tags: queremos pagar muchos impuestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*