¿Qué hacer el fin de semana?

que-hacer-el-fin-de-semana

 

Puede que respecto a nuestros abuelos o bisabuelos hayamos tenido suerte con la jornada laboral. Normalmente trabajamos de lunes a viernes, en tareas en general mucho menos agotadoras que antiguamente. Tenemos más poder adquisitivo, pero también una mayor necesidad de llenar el vacío, y nos preguntamos todos: ¿qué hacer el fin de semana?

 

 

Romper con la rutina

 

A menudo, cuando los adultos trabajan fuera de casa, el fin de semana se convierte en el momento dedicado a las tareas domésticas. Entre esas y un merecido descanso, es muy difícil de animarse a romper con la rutina. El resultado es que el fin de semana pasa volando.

 

La única forma de luchar contra la marcha del tiempo que conozco es romper con la rutina. Descubrir cosas nuevas obliga nuestro cerebro a salir de su ruta en piloto automático. Volvemos a activar las partes más creativas de nuestras mentes y enseguida nuestra percepción del presente cambia. Mientras dura la experiencia, y durante un cierto tiempo de recuerdo de la misma, vivimos en otra clase de presente, donde cada momento tiene más valor para nosotros, y por lo tanto, discurre de forma aparentemente más lenta.

 

Además, romper con nuestra rutina suele hacernos más felices, y nos ayuda a desconectar de los problemas (de casa o del trabajo), al menos durante unas horas. Lo mejor de todo es que hacer cosas diferentes nos hace pensar de forma diferente, lo que generalmente es algo muy positivo para nuestro crecimiento personal.

 

 

Cosas interesantes que hacer un fin de semana

 

Para romper con la rutina, es obvio que hay que hacer cosas diferentes. Dependiendo de cada uno y de nuestras costumbres, estas actividades van a variar mucho. Pongamos algunos ejemplos.

 

– Salir a tomar una copa y a bailar si normalmente eres más de planes tranquilos en casa.

– Madrugar para hacer un bonito recorrido de senderismo si lo tuyo suele ser irte de marcha hasta la madrugada.

– Descubrir un nuevo deporte.

– Conocer por fin el museo más famoso de tu ciudad, ese que nunca has visitado pese a todas las recomendaciones.

– Ir al teatro, a un musical o a la ópera.

– Probar tus habilidades sociales ayudando a una ONG

– Rodar una producción casera con 4 amigos y tu cámara.

– Hacer un picnic en la playa o en el monte, en algún lugar bonito y poco transitado.

– Descubrir nuevos talentos de la música o del café teatro entrando en establecimiento especializados.

– Esta lista no tiene fin, porque tu imaginación es infinita. Si piensas un poco, encontrarás veinte cosas más que puedes hacer para tener una experiencia diferente.

 

 

 

 

Artículos relacionados:

Salir de la crisis no se hace recortando a diestra y siniestra

La inseguridad jurídica del pequeño emprendedor autónomo

Comprar en China, o como tirar piedras a su propio tejado

 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email     

 

 

 

Tags: que hacer el fin de semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*