El abogado, tu socio en tu proyecto emprendedor

abogado-socio

 

 

Contratar a un abogado y considerarle como un socio de tu proyecto emprendedor puede ser una inversión. Un punto común entre muchos de los aspirantes a crear su empresa es querer prescindir de los gastos considerados como superfluos. Esto significa querer hacer casi todo uno mismo, desde trámites administrativos hasta pequeñas obras, pasando por la redacción de contratos. Sin embargo, contar con un profesional de una materia es algo que a la larga sale muy rentable, por eso decimos eso de “pon a un abogado en tu vida”.

 

El tiempo del aprendizaje

 

Es muy natural querer aprender a hacer las cosas por uno mismo, y de paso ahorrarse la mayor parte del coste, pero por más que queramos, no vamos a poder convertirnos en unas semanas en expertos en arquitectura, fontanería, derecho, fiscalidad o finanzas al mismo tiempo. Según la formación que tengamos inicialmente, es posible que podamos acercarnos a entender alguna de estas materias, pero no a dominarlas.

 

 

El derecho: fácil de entender, difícil de dominar

 

Pongamos el ejemplo del derecho. Es una materia tramposa. Por un lado parece bastante fácil visto desde fuera copiar un contrato o adaptarlo para nuestras necesidades. Tan solo basta con navegar por Internet y bajar algún modelo. Pero la trampa reside precisamente en la aparente facilidad de la materia. Nos da la impresión de que somos capaces de redactar el contrato que necesitamos, cuando en realidad es necesario un conocimiento mucho más profundo.

 

Imaginemos un contrato de alquiler de local. Es algo en teoría muy estándar. Pero para hacerlo bien, no solo es necesario conocer la Ley de Arrendamientos Urbanos para uso distinto a vivienda, sino también dominar el propio lenguaje jurídico. Confiar en un abogado para redactar o al menos comprobar el contrato permitirá evitar cláusulas abusivas propuestas por la otra parte, y cuidar aspectos muy importantes como las condiciones de una salida anticipada o de indemnizaciones.

 

El abogado: un tipo de seguro multiusos

 

Porque en realidad, un abogado se parece a un seguro: si las cosas salen bien, nos da un poco de rabia haberle pagado, pero si las cosas salen mal y no lo teníamos contratado, estamos en una situación más que comprometida. En los negocios, es muy frecuente que las cosas no salgan como teníamos previsto. Para volver al ejemplo anterior, puede que queramos cancelar el contrato de alquiler antes de tiempo, o en otra situación, puede que nuestro mayor cliente decida no cumplir con su contrato de compra. En estos momentos, tener un contrato bien redactado por nuestro socio abogado será fundamental.

 

La importancia de elegir al profesional adecuado

 

Evidentemente, y como para todos los gremios, es necesario contar con un profesional de confianza, que trabaje bien y que entienda perfectamente nuestro negocio. Además, los abogados se suelen especializar en algunas áreas, y es obvio que no vamos a pedir que nos redacte un contrato de venta a un letrado cuya actividad casi exclusiva son los divorcios o las multas de tráfico.

 

Como en todas las profesiones, se pueden encontrar profesionales con tarifas interesantes y servicios excelentes, o todo lo contrario. Lo ideal es poder contar con alguien que nos recomiendan y probarlo, sin olvidar que a veces existen servicios gratuitos de asesoramiento legal, en los organismos de ayuda al emprendedor o en los colegios profesionales. Puede que no nos puedan dedicar mucho tiempo, pero nos darán los primeros y valiosos consejos que nos permitirán no cometer errores muy perjudiciales.

 

Así que ya sabes: “¡Pon un abogado en tu vida!” y no te olvides de contar con el soporte de profesionales para otros aspectos tan importantes como las decisiones fiscales o la elaboración de tu plan de empresa.

 

 

Artículos relacionados:

Cuando el emprendedor es víctima del éxito: crecer demasiado rápido

Consejos para una buena presentación en Powerpoint

La pesadilla de encontrar un local

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Sigue el blog en Facebook

 

 

Tags: abogado socio, pon un abogado en tu vida, asesores externos, consejos para emprender, contratos

Un pensamiento en “El abogado, tu socio en tu proyecto emprendedor

  1. Patricia Martín

    Es importante ver a los proveedores de servicios profesionales como colaboradores directos, en una relación de implicación mutua, más que como meros agentes externos. Claro está: Si lo que se pretende es mantener una relación satisfactoria para ambas partes.

    Enhorabuena por el artículo que agradezco como abogada y como iurismarketer.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*