Idea de negocio: placas solares para el coche

placas-solares-coche

 

Sin lugar a duda una de las actividades más contaminante al nivel de emisiones de CO2 es el transporte, en particular los coches particulares. Si en algún prototipo futurista vimos la integración de placas solares en la carrocería del coche, parece que la energía de nuestra estrella podría usarse desde hoy.

 

 

El futuro: la energía eléctrica

 

Sea por el paso intermedio del híbrido o directamente usando un motor totalmente eléctrico, es innegable que la próxima fuente de energía motriz de los automóviles será la electricidad.

 

Esto implica almacenarla en baterías, algo que hasta ahora ha sido el mayor problema técnico. Los dispositivos son caros, pesados, voluminosos y tardan en cargarse, además de no permitir una gran autonomía para el vehículo. La investigación está mejorando a pasos agigantados, pero todavía faltan muchos años para que un coche eléctrico pueda competir con un coche tradicional en el aspecto de autonomía y tiempo de reportaje.

 

Las placas solares tienen una gran ventaja. Producen electricidad siempre que haya buena luz, y en un país como España, significa tener acceso a una fuente pequeña pero constante de energía eléctrica. Un coche aparcado al sol podría recargar sus baterías poco a poco, a coste cero.

 

Se podría colocar en el techo del vehículo, e incluso se puede imaginar un sistema móvil automático para cubrir el parabrisas, la luna trasera y el resto de los cristales. De esta forma, el coche aparcado al sol, además de recargarse, no se calentaría mucho (ya que de no ser así, es muy probable que la energía gastada para enfriar el coche sea superior a la almacenada por la exposición al sol).

 

Soluciones para hoy en día

 

Lo anteriormente comentado podría ser instalado por talleres independientes, pero no cabe duda que quedaría mucho mejor si fuese incorporado de serie por el constructor del vehículo. Sin embargo, la idea se puede usar desde hoy para aplicaciones más sencillas.

 

Por ejemplo, todos conocemos las pantallas protectoras (unas reflectantes, otras de cartón) que se colocan en verano tras el parabrisas del coche para evitar que se caliente demasiado al sol. Pues podríamos imaginar una pantalla con células fotovoltaicas. Se instalaría un enchufe que permitiría recargar la batería de un coche estándar, o una segunda batería, que recargaría la primera de forma auxiliar. Aunque evidentemente habría que estudiar más en detalle el coste de la placa solar y el rendimiento energético de la misma.

 

 

 

Antes de lanzar tu idea, ponla a prueba con un buen plan de negocio

 

 

Artículos relacionados:

Poner un negocio online rentable sin inversión: plataforma de anuncios en Twitter

Crear empresa: la pescadería en Internet

3 ideas de negocio para aprovechar el crecimiento de las redes sociales



 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

Sigue el blog en Facebook

 

 

Tags: placas solares coche, idea negocio, idea para empresa, montar un negocio, emprender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*