Montar tu propia empresa o trabajar en otro país

trabajar-en-otro-pais

 

¿Emprender o emigrar?

Trabajar en España es muy difícil,  irse a otro país o imaginar tu propia idea de negocio para montar una empresa parecen ser las dos únicas alternativas válidas hoy en día. De hecho, la situación actual del mercado de trabajo en nuestro país está llevando a muchas personas a elegir entre esas dos opciones.

 

 

Un paro insostenible

Cada trimestre, los datos de la EPA nos muestran una situación cada vez más dramática del empleo en España, reflejando la última estadística publicada un porcentaje de paro cercano al 23% de la población activa. Eso sí, con grandes diferencias según las zonas, ya que esta media engloba desde el 13% de desempleo del País Vasco hasta el 31% de Andalucía o Canarias.

 

En total, ya son más de 5,2 millones las personas desocupadas que buscan un trabajo, y la tendencia es muy negativa: con unas perspectivas de decrecimiento del PIB, políticas de ajustes presupuestarios y subidas de impuestos, el 2012 se anuncia como uno de los peores años de la crisis, con muchas probabilidades de superar los 6 millones de parados antes de que se termine el año.

 

Para algunos colectivos, como los jóvenes, la tasa de paro es tremendamente alta, con más de la mitad de las personas sin empleo.

 

 

Opción 1: emigrar

España dejó en 2011 de ser un país con un saldo migratorio neto para empezar nuevamente a exportar personas. Esto no ocurría desde hacía más de 20 años. Aunque todavía es un fenómeno relativamente discreto, con un saldo neto cercano a las 50.000 personas (mitad españoles, mitad extranjeros), que no guarda mucha proporción con la inmigración masiva de la última década (algunos años el saldo migratorio positivo llegó a superar las 700.000 personas).

 

Muchos de los jóvenes más cualificados se han ido a otros países donde sí hay demanda, y el fenómeno sigue su curso. A los que nunca habían trabajado pero tenían buenos estudios ahora se suman los que tienen experiencia, han perdido el trabajo, y se les ha acabado el recurso del paro.

 

En ambos casos, es un problema para el país porque normalmente los primeros a irse a otros países son personas proactivas y emprendedoras, que se buscan la vida. Además, en el caso de los recién licenciados, supone una pérdida de potencial para la innovación y el desarrollo del país, ya que no suelen ser los peores alumnos los que se marchan.

 

La emigración se tiene que entender desde un punto de vista personal y humano. Cada persona toma las decisiones más adecuadas para su futuro, y por eso es perfectamente entendible que los candidatos al exilio sean cada vez más numerosos. Pero es un lastre para la futura recuperación de España.

 

 

Opción 2: emprender

Leí estos días que según un estudio recién publicado, 1 de cada 4 nuevo emprendedor es una persona que estaba en paro. De hecho, el número de personas que han lanzado su propio negocio ha subido fuertemente en 2011 (un 35%), en gran parte como alternativa al paro.

 

Podría ser una buena noticia si todos los individuos actuasen motivados por la ilusión de un proyecto empresarial producto de una reflexión y de la identificación de una oportunidad de negocio. Pero en la mayoría de los casos las personas actúan a la desesperada, poniendo una empresa sin experiencia previa ni preparación. Invierten lo que tienen y la capitalización del paro en el proyecto, y a veces la operación se parece más a un “doble o nada” que a una verdadera estrategia empresarial.

 

No digo que les vaya a ir mal. Cada uno es capaz de adaptarse y aprender. Pero está claro que un proyecto con poca preparación y poca capitalización tiene muchas más posibilidades de fracasar que otro mejor organizado. De allí mi insistencia sobre el tema de la planificación (y en especial sobre el plan de negocio). Espero que no, pero por desgracia es muy posible que dentro de unos meses gran parte de estos negocios “a la desesperada” tengan que cerrar.

 

Si vas a montar tu empresa como alternativa al paro, piénsatelo bien. Me parece que emprender es una de las mejores cosas que se puede hacer, pero ni todo el mundo vale para ello, ni se puede hacer sin estudio previo. Existen un montón de recursos gratuitos para emprendedores. Ayer mismo acabó el Salón Mi Empresa en Madrid. Cada municipio importante, cada Comunidad Autónoma tienen servicios de atención al emprendedor, y sobre todo, cada vez existen más redes de apoyo entre emprendedores de ayer y de hoy. No desprecies la ayuda de los demás, visita la oficina de uno u otro y déjate aconsejar.

 

 

Opción 3: ¿emprender fuera?

Se siguen creando muchos puestos de trabajo en España, pero no habrá empleo para todos durante muchos años. Si no consigues nada, elige tu opción: emigra para trabajar de empleado en otro país o quédate y monta tu propio negocio después de haberlo planificado.

 

¿Y si hubiera otra opción? La hay. Es la combinación de las dos cosas. Emprender en otro país. Es un reto bonito. ¿Te sientes preparado para enfrentarlo?

 

 

 

Artículos relacionados:

¿Para qué sirve la contabilidad?

Salón Mi Empresa 2012 : Tercera Edición 14 y 15 de febrero

Como emprender tu propio negocio desde el trabajo

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

 

 

Tags: trabajar en otro país, montar tu propia empresa, emprender o emigrar, crisis económica, emprendedores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*